Tributación al Día

por Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

Abogado Tributarista, con más de 25 años de experiencia en el área del planeamiento legal – tributario. Profesor de la Universidad del Pacífico. Experiencia en el trabajo interdisciplinario con el área contable y financiera de las empresas, con la finalidad de brindar la asesoría fiscal que disminuya el impacto tributario en el desarrollo de las diversas operaciones de las compañías. La siguiente columna versará sobre temas actuales y controvertidos en materia tributaria, con un sentido crítico y proactivo para evitar contingencias en las empresas,  a través de un adecuado planeamiento fiscal.

Ver más articulos de esta columna

RAF a ojo cerrado

11:03 10 Julio, 2020

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

Ya empiezan los vencimientos de tributos. Terminó el recreo.

Acabó también la suspensión de fiscalizaciones y aplicaciones de multas… se viene la nueva normalidad fiscal.

Una alternativa muy eficaz es el acogimiento a las deudas administradas por SUNAT al Régimen Especial de Aplazamiento y Fraccionamiento (RAF) del Decreto legislativo 1487 y reglamentado por el DS 155-2020-EF y RS 113-2020/SUNAT.

Un verdadero oxígeno ya que las empresas pueden incluir todas las deudas fiscales que tengan, menos los pagos a cuenta de abril 2020 y meses siguientes, más los tributos retenido o percibidos, entre otros casos.

Para el acogimiento deben de haber presentado las declaraciones de marzo y abril de 2020 y se debe de comparar si la suma de los ingresos netos de esos dos meses es menor a la suma de los mismos meses de 2019.

La tasa es de 0.4% mensual y el fraccionamiento puede ir hasta 36 meses. Desde el 8 de julio ya está vigente el formulario 1704 para el acogimiento.

Financieramente es  una opción extraordinaria para colocar todas las deudas vigentes en este beneficio, con una tasa menor a la TIM (1% mensual), generando un respiro a los deudores tributarios que por ejemplo vienen sufriendo con un IGV que ya va a vencer por la facturación que han tenido (pero no cobranza). La paradoja ha sido para muchos empresarios “mejor no facturo por el devengo del IGV, pero si no facturo no cobro… ¿qué hago?”.

Ya sabemos que respecto de los pagos a cuenta del IR, para aquellos que sus ingresos disminuyeron sustantivamente frente a los de 2019, han habido beneficios de suspensión o rebaja del monto.

Entonces a sacar la calculadora y empezar a acogernos al RAF, que el beneficio se va a acabar (el 30 de setiembre).

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Tributación al Día

Ver + columnas

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments