Tributación al Día

por Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

Abogado Tributarista, con más de 25 años de experiencia en el área del planeamiento legal – tributario. Profesor de la Universidad del Pacífico. Experiencia en el trabajo interdisciplinario con el área contable y financiera de las empresas, con la finalidad de brindar la asesoría fiscal que disminuya el impacto tributario en el desarrollo de las diversas operaciones de las compañías. La siguiente columna versará sobre temas actuales y controvertidos en materia tributaria, con un sentido crítico y proactivo para evitar contingencias en las empresas,  a través de un adecuado planeamiento fiscal.

Ver más articulos de esta columna

Las 5 espadas sobre la mermada presión tributaria

08:51 1 Octubre, 2018

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

La presión tributaria está en sus niveles más bajos; estaríamos dentro de un ratio similar al 2017, que llegó a 12.9%, 4 puntos menos que el 16.9% de 2012. Para el 2021, la expectativa más alentadora sería un 15.1%. Las soluciones a ello serían eliminar las “culpas compartidas”, tanto del Estado como del contribuyente.

En efecto, en primer lugar se deben eliminar las exoneraciones improductivas, que equivalen a más del 50% de los beneficios tributaros existentes y que ya han generado una pérdida en los últimos 10 años de 130 mil millones de soles.

En segundo lugar, se debe ampliar la base tributaria (cerca de 60% evasión del IR y 40% del IGV). La Administración no logra atacar completamente la informalidad. De cada 100 que se mueve en el mercado, 70 no pasa por bancos, y se fiscaliza a través del ITF que mide el movimiento bancario; además, si uno es informal no factura, y la Administración paradójicamente impulsa una “facturación electrónica” que sólo causaría sobrecostos a los ya formalizados.

En tercer lugar, las normas que son abusivas, no alientan el cumplimiento; por ejemplo, la reciente eliminación de los gastos por intereses hipotecarios dentro de las 3 UIT de deducción adicional en rentas de trabajo (Decreto Legislativo 1258), o la normativa que presiona a los mismos de siempre bajo reglas de “Precios de transferencia”, “Beneficiario efectivo” o “Norma Anti-Elusión”.

En cuarto lugar, subsiste una baja cultura tributaria, de no pago, alentada por la desconfianza en los destinos de lo recaudado y porque formalizar resulta caro y riesgoso.

Finalmente, en quinto lugar, coexiste una coyuntura legal contraproducente, casi un “boomerang legislativo”, en donde se mantiene un RUS que no permite facturar, un RER sobre ingresos netos cuando debería considerar una utilidad, un MYPE Tributario y un IGV Justo que han mermado la recaudación, además de devoluciones millonarias de impuestos por recuperación anticipada del IGV.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Tributación al Día

Ver + columnas

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también

17:06 28 Mayo, 2021

Locura fiscal

10:18 20 Mayo, 2021

Nueva Maestría en Tributación

14:22 19 Mayo, 2021

Por fin…a compensar el ITAN