“Superman peruano” pide acabar con la corrupción y con los que se la llevan fácil

15:20 7 Diciembre, 2014

“Quién no soñó de pequeño con ser un súper héroe, tener poderes y luchar por la justicia y paz del mundo? Probablemente todos nos identificamos con algún personaje especial de nuestra infancia, a quien imitamos y seguimos a través de historietas cómicas o programas de televisión y con quien pasamos largas horas jugando y creando aventuras imaginarias que hoy forman parte de nuestros gratos recuerdos de la niñez.

Para Avelino Chávez, esa identificación y gusto, se convirtió desde hace 20 años en su forma de ganarse la vida honradamente, como él dice. Trabaja en una agencia de viajes repartiendo volantes, en el Centro de Lima, disfrazado como su personaje favorito: Superman.

Avelino es natural de Trujillo pero vive en la capital desde hace mucho tiempo, específicamente en Barrios Altos, lo cual le permite llegar a su trabajo, diariamente, caminando. “A mí me respetan los delincuentes. Yo vivo en una zona roja en Barrios Altos, cerca al cementerio, pero la gente simpatiza conmigo, incluso los delincuentes”, refiere.

No nos dice su edad cuando se lo preguntamos, argumentando que un súper héroe no envejece, no tiene edad.

Este “Superman peruano”, como es conocido, siempre llama la atención de los transeúntes y extranjeros que pasan por la galería donde trabaja y que queda frente al Palacio de Gobierno en el centro de la capital. Algunos se le acercan para tomarse una foto con él, otros pasan y lo saludan amablemente y hay quienes le piden un autógrafo, pues se ha convertido en un personaje que hasta ha salido en reportajes de televisión hace algún tiempo. Él siempre se muestra amable y dispuesto con todas las personas, ya que sabe que luego le podrán dar alguna propina y además recibirán sus volantes.

“Trabajo en esta agencia desde hace 8 años y gano 20 soles diarios, no es mucho pero el horario se me acomoda porque entro a las 10 de la mañana hasta las 2 o 4 de la tarde de lunes a sábado. Pero también hago otros cachuelos para otras galerías cuando me piden repartir sus volantes fuera de mi horario de trabajo”, cuenta Avelino a Gan@Más.

Sus inicios

¿Pero cómo se le ocurrió disfrazarse un día de Superman y salir por las calles vestido como tal? Es lo que preguntamos a Avelino y nos cuenta: “Hace muchos años me invitaron a participar como candidato a congresista por el partido Avanza País y como ya había un profesor de la Villareal que se disfrazaba de Batman para convencer, yo opté por Superman que era el personaje con el que siempre me identifiqué”.

Lamentablemente no logró el tan ansiado curul, sin embargo, decidió quedarse con su personaje y empezar a trabajar como pudiera. Sabía que gustaba a la gente y era popular y eso lo convencía de poder ir logrando sus “cachuelos” hasta encontrar algo más estable como tiene ahora.

A Avelino siempre le gustó la actuación, el arte, la pintura, escultura, pero no tuvo la oportunidad de estudiar ni ser profesional, sin embargo, como actor de la calle que él se considera y antes de encarnar a Superman, también hizo de Robin Hood, o de el Zorro en la plaza de Acho, actuando antes de las corridas de toros, o del Che Guevara con su boina negra y cabellos largos y hasta de Carlos Gardel y Rodolfo Valentino. “Para mí era fácil pasar de un personaje a otro, hasta que me quedé con Superman y la gente me quiere así”, nos comenta.

Como anécdota, recuerda, que lo entrevistaron de canal 5 luego de algunos años del accidente del actor Christopher Reeve, en 1995, quien sufriera doble fractura de vértebras al caer accidentalmente de su caballo, quedando parapléjico y sin ninguna movilidad en el cuerpo, salvo en sus dedos de la mano izquierda. Avelino le envió un mensaje: “Eres mi súper héroe, no solo de la ficción sino de la vida real, lucha por tu vida porque tú realmente eres un súper hombre”.

La familia

Avelino tiene 8 hermanos y una sobrina. Cuatro de ellos, viven en la casa de sus padres que fallecieron hace varios años.

Él vive con su “súper chica”, su súper enamorada, como la llama. Ella es una señora que ya tiene sus hijos y no desea más, aunque él sea soltero y sin hijos todavía. Sin embargo, dice sentirse bien con ella, pues lo acepta y comprende como es. “Yo le digo tú sabes que no llegué a ser profesional, pero llegué a ser Superman, a lo que ella me  responde, que está bien, que tengo un trabajo y que no me preocupe por nada más”, nos cuenta Avelino, señalando que ella es su amor verdadero.

La política

Avelino también tiene su corazoncito político, nos cuenta que ha visto pasar cuatro gobiernos, uno más malo que el otro, pero ninguno a la altura de una banda presidencial. Para él, Fujimori hizo un buen primer gobierno, pero luego al querer asegurarse se “malogró” con Montesinos. “Toledo, hizo lo que pudo, pero la “antipática” de su mujer lo trajo abajo, mejor hubiera sido que se consiguiera una chola peruana. García fue un corrupto mayor y Humala, aunque está haciendo bien las cosas, tiene la oposición de la prensa, en especial contra su mujer quien nunca ha dicho que quiere ser presidenta pero la prensa, los “chismosos” resaltan que sí con cualquier mínima acción que relacionan, haciendo quedar mal al presidente”, nos resume.

Avelino considera que no deberían haber candidatos a la presidencia con esposas extranjeras “Como es posible que se elijan presidentes con esposas extranjeras. Alan García, argentina; Toledo, francesa; el chino, japonesa. Yo pienso que  tanto el candidato como la esposa deben ser 100% peruanos, así como Humala y Nadine”, refiere.

Cuando se le pregunta por los alcaldes que ha podido ver, nos cuenta que para él solo Andrade y Castañeda hicieron buenas obras en Lima y lograron que sea una ciudad más limpia, ordenada y bonita. Villarán, aunque está haciendo obras como la vía peatonal en la Av. Ucayali, todavía le falta mucho por hacer y ya se le termina el mandato.

Sobre su candidato presidencial nos comenta “No tengo candidato para las próximas elecciones. Si yo fuera presidente sería uno bueno y ofrecería trabajo, amor, justicia y paz. No digo tecnología porque si no me dicen que soy fujimorista y no lo soy. Soy un hombre libre que quiere ver el surgimiento de su país”, señala.

Sobre los congresistas y ministros, Avelino tiene claro que está mal que habiendo tanta gente pobre siempre tengan que estar aumentándose el sueldo. Para él, la gente que tiene más plata quiere ganar más, ambicionar más quitándole al pueblo lo que le corresponde y dejando a los pobres cada vez más pobres. “Debe acabar la corrupción, abajo las ratas, luchemos contra esa lacra que se la lleva fácil”, nos dice indignado.

Los proyectos 

Avelino se considera un emprendedor y piensa poner algún negocio en su casa, como vender polos con imágenes de Superman, o peluches, o muñecos de este súper héroe, cualquier cosa que tenga que ver con su personaje.

Para él, la situación económica no ha cambiado mucho con los años, aunque reconoce que ha mejorado un poco y que la economía está “más suelta comercialmente”, lo cual ayuda al desarrollo de las familias haciendo que aparezcan negocios por todo lado.

Sin embargo, piensa que es importante qVue los niños estudien bien para ser algo en la vida, de lo contrario, las condiciones y oportunidades no llegarán con facilidad.

Todo un personaje que usted puede conocer si pasa por el Centro de Lima. Su inconfundible traje azul y saco rojo no lo dejan pasar desapercibido.

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA Gan@Más #17 (JUNIO 2014)

Comparte en:

Vea también