Scotiabank: “El Perú es hoy un acreedor neto, el mundo nos debe a nosotros”

07:42 5 Mayo, 2015

Guillermo Arbe, jefe de Estudios Económicos de Scotiabank, sostuvo que el país ha tenido varios cambios estructurales en su economía, que lo han llevado a mantener un crecimiento sostenido. Sin embargo, todavía hay algunos riesgos internos que pueden debilitar nuestro bienestar.

“La razón que está detrás de los 18 años de crecimiento (4.9% anual) ha sido la estabilidad macroeconómica. No siempre hemos crecido a tasas altas pero sí positivas. La continuidad en la política macroeconómica en diferentes regímenes de gobierno ha sido clave”, indicó el economista durante su exposición en una conferencia organizada por la Escuela de Negocios de la Universidad de Lima.

Atrás quedaron los años en que la deuda externa peruana era impagable. Arbe resaltó que la actual deuda pública del país se mantiene en 18%, una de las más bajas del mundo, situación que alienta la llegada de capitales extranjeros porque saben que el país no va a quebrar. “Tenemos también una gran cantidad de reservas, lo curioso es que estén invertidas en bonos del Tesoro norteamericano. Por ello, el Perú es hoy un acreedor neto, el mundo nos debe a nosotros. Nosotros estamos financiando a Estados Unidos”, manifestó.

El analista de Scotiabank comentó que, del 2005 a la fecha, nunca el país tuvo un crecimiento tan fuerte. “Desde 1975 el PBI peruano ha estado por debajo del PBI mundial, pero en los últimos diez años hemos alcanzado al mundo, esa ha sido la magnitud de nuestro crecimiento. Por eso somos tan atractivos”, refirió.

El motor es la inversión privada

Arbe descartó que el motor de crecimiento haya sido el sector minero o las exportaciones, y aclaró que el Perú ha venido creciendo sobre la base de su demanda interna. “El motor del crecimiento ha sido la inversión privada. Minería es lo que menos ha crecido en los últimos cinco años. A pesar de la caída de la recaudación minera ha caído, la recaudación total es positiva. Ya no dependemos tanto de la minería, esa no es, entonces, la figura de un país primario exportador”, mencionó.

No obstante, comentó que se espera un rebote de la minería en los próximos años, debido a la entrada en operación de importantes proyectos, como Toromocho, Constancia, Las Bambas y la ampliación de Cerro Verde, entre otros.

Consideró que otro cambio estructural ha sido la creación de la clase media y la reducción de la pobreza. “En los últimos diez años, 1.5 millones de peruanos ingresaron a la clase media y eso es bienestar, que importa más que el crecimiento por sí solo”, destacó.

Riesgos en el camino

Arbe advirtió que, para el largo plazo, el Perú tiene varios riesgos, debido a que aún somos un país de instituciones débiles. “Nuestras instituciones son débiles, aun así hemos podido crecer. Pero hoy creemos que la falta de institucionalidad ya está pegando negativamente a nuestra economía”, recalcó

“El gasto de los gobiernos regionales y locales ha empezado a caer, debido a que once regiones están en investigación por actos de corrupción, situación que no ha permitido a las nuevas autoridades a continuar con las obras de inversión”, recalcó.

El analista sostuvo que la inversión minera se ha visto golpeada tras la recuperación de la economía, pues ya nadie invierte en Cajamarca. “La paralización de Conga es una muestra de la falta de institucionalidad en el país”, añadió.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también