Los árbitros en el Mundial también juegan su propio partido

15:11 25 Junio, 2014

No cabe duda que en estos días el tema de conversación general gira en torno a los partidos del mundial. La mayoría de gente en todo el mundo está al tanto de quién juega, quién gana, quién pasa a octavos, etc.; y conforme avancen los días y vayan quedando menos equipos, esto se tornará en algo mucho más viral.

Pero si bien el protagonismo se lo llevan los jugadores de cada país, los más famosos con mayor razón, ¿qué podemos decir de los árbitros?

Este mundial cuenta con un árbitro millonario cuya fortuna supera grandemente a las estrellas más renombradas en este deporte. Su nombre,  Jonas Eriksson, el árbitro que dirigió el partido entre EE.UU. y Ghana del grupo G, y aunque no sea famoso ni firme autógrafos, su pasión por el fútbol no lo deja alejarse. Otros dirían, si no necesita hacerlo, ¿para qué tiene que pasar por eso? A veces soportando críticas, malos tratos de la afición, insultos de los jugadores y entrenadores, condiciones climatológicas adversas, en algunos casos, etc.

Para Eriksson, co-propietario de una empresa de medios de comunicación en su país Suecia, con ganancias por cerca de 7 millones de euros, nada de eso importa a la hora de arbitrar un partido. Él vive enamorado de su profesión “La mejor cosa que hago en mi vida es ser árbitro de futbol, ni todo el dinero ha cambiado mi pasión”, señaló alguna vez en una entrevista.

Los árbitros también juegan su propio partido, algunos con más entusiasmo que otros, pero todos con la convicción de que para ellos se juega más que un partido, ellos se juegan su reputación y profesionalismo y ninguno quisiera récords negativos, razón por la que intentarán hacer su mejor esfuerzo (al menos eso creemos) para arbitrar bien y evitar los errores o cuestionamientos.

Obviamente, son seres humanos como nosotros y pueden equivocarse, como pasó con el japonés Yuichi Nishimura, quien arbitró el partido inaugural Brasil vs Croacia y cobró un penal a favor de Brasil, que ha sido cuestionado por muchos.

Al respecto, la FIFA se pronunció a través del presidente de la Comisión de Arbitraje, el suizo Massimo Busacca, quien señaló que si bien no saben si Nishimura volverá a arbitrar otro partido en este mundial, lo están evaluando porque no se puede determinar por una sola acción sino tienen que ver su desempeño durante los 90 minutos. “No puedo hacer un análisis claro”.

“Vi que el defensor tocaba al atacante. Si un defensa maneja esa situación se arriesga a que el penal pueda ocurrir”, agregó.

También se pronunció Thierry Weil, director de mercadotécnica de la FIFA “FIFA no pretende ayudar al anfitrión. Estamos aquí para organizar un torneo. Habrá errores. Pero no para ayudar a nadie”.

Los árbitros no son robots. Hay quienes dicen que la tecnología debería estar más inmersa en los partidos para evitar los errores, pero también hay quienes opinan que no, que el fútbol dejaría de ser lo que es si cambiara sus reglas o introdujera mecanismos artificiales.

Por ahora, solo queda esperar a que los árbitros convocados para este mundial, sean los más aptos y estén completamente enfocados en sus trabajos. De ellos depende el futuro de cada selección, sobre todo si se equivocan, y lo peor de todo es que no hay marcha atrás, una vez que un árbitro cobró una falta, no se puede retractar.

Esperemos que los errores sean mínimos en este mundial y “que gane el mejor”.

Comparte en:

Vea también

Últimas Noticias Ver todas

14:50 18 Junio, 2021 / Comercio exterior

Envíos de envases y embalajes presentaron crecimiento

07:01 18 Junio, 2021 / Empresa

Cómo alcanzar el liderazgo digital empresarial

16:30 17 Junio, 2021 / Gestión del Talento

¿Cómo lograr la reinserción laboral?