“La minería trae desarrollo a las zonas donde no llega el estado”

11:40 28 Febrero, 2015

Tras la presentación de la Guía para la Inversión Minera en el Perú 2015-2016, Gan@Más conversó con Marcial García, socio de EY (antes Ernst & Young) y especialista en el sector minero. Él plantea un nuevo cambio en el régimen tributario minero para hacerlo más atractivo y que el Gobierno empiece a destrabar los proyectos paralizados.

¿Es una coincidencia que los precios de los metales hayan empezado desde el inicio del actual gobierno?

Los precios internacionales no dependen del Perú ni del gobierno. Es una plena coincidencia. Lo que quiero demostrar es que los precios son cíclicos y en 2011 estaban en su pico. Justamente coincidió con el cambio de gobierno y la entrada de un nuevo régimen tributario que se dio en un contexto totalmente distinto, estábamos en bonanza y el aumento de la carga tributario ocurrió en Chile, en Australia y otros países.

¿Esos cambios tributarios fueron positivos?

Más allá del ruido que generó, lo que hizo fue perfeccionar el régimen tributario en el Perú. Un régimen que era completamente regresivo se convirtió en progresivo, es decir, las empresas que ganan más, pagan más impuestos, y las que ganan menos, pagan menos. Antes teníamos un régimen menos equitativo, porque se aplicaba las regalías sobre las ventas, entonces podías tener dos compañías que vendían igual, donde una ganaba plata y la otra perdía, pero ambas pagaban lo mismo en regalías. Ahora se calcula sobre la utilidad operativa.

¿Con el nuevo contexto, este régimen debe ser revisado?

En esta coyuntura de menores precios la situación ha cambiado y tal vez habría que revisar el sistema tributario para dar incentivos que compensen la caída de precios y, eventualmente, el sector siga siendo atractivo y el Perú más competitivo con relación a otros países mineros.

¿Esta compensación que propone ya se aplica en otros países mineros?

Australia había aprobado en la coyuntura de precios altos un impuesto que fue derogado en septiembre del año pasado porque había mucha presión de los mineros, por lo que ese gobierno decidió eliminar una carga tributaria que fue creada en un contexto distinto. En Canadá se extendió un beneficio a la exploración minera, un crédito para empresas que puede ser trasladado a los inversionistas. Son esquemas que podrían replicarse para incentivar la exploración, que son proyectos de alto riesgo.

¿Cuál es la importancia de la exploración minera?

Es la base para el desarrollo de la industria minera a largo plazo. La producción futura depende de la exploración de hoy, por eso es importante promoverla. En algún momento había hasta 200 empresas Juniors realizando actividades, hoy debe haber algunas menos porque han tenido problemas para financiar sus proyectos. Son empresas que se dedican a buscar yacimientos y reservas que luego venden a otras compañías, es muy raro que desarrollen proyectos porque no tiene recursos ni experiencia. Al no tener ingresos, tienen que levantar capital.

¿No hay forma de saber cuándo se recuperarán los precios de los minerales?

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasará en el mercado. Si se revisan las noticias de enero de 2014, las proyecciones sobre precio de los metales no se cumplieron. Ahora los pronósticos no son del todo alentadores, porque se considera que el cobre seguirá a la baja, porque hay sobreoferta por mayor producción mundial. A esto se suma que la demanda de China está bajando. Entonces, en el corto plazo, el panorama es negativo para el cobre. En cambio, el oro se ha estabilizado y el zinc podría recuperarse.

¿Qué mira un inversionista extranjero que está interesado en el sector minero peruano?

Un inversionista hace un análisis integral de una serie de factores. Lo principal es el aspecto geológico y el Perú ofrece una geología bastante atractiva. Tenemos una tradición minera de siglos y proyectos de clase mundial que han sido puestos en producción. Tenemos costos de producción relativamente bajos con respecto a otros países. Uno de los componentes de costo más importante en una mina es la electricidad y en Perú es bastante más bajo que en Chile, por ejemplo.

No se pueden manejar los precios, pero sí las condiciones para los negocios, como las regulaciones que van a ser aplicadas a la minería, el régimen tributario, que tiene efecto en la rentabilidad esperada de los proyectos. Los inversionistas toman en cuenta todos estos factores y se proyectan en el tiempo sobre el retorno de la inversión de una mina y lo comparan con otros países.

¿Los conflictos sociales son un obstáculo para estas decisiones de inversión?

Sin duda uno de los principales problemas que viene aquejando a las industrias extractivas son los conflictos sociales. Tenemos que encontrar la forma de poder anticiparnos a ellos y que no sean un desincentivo a la inversión. Las mineras se dedican siempre a hacer minería y no a lidiar con las comunidades. Recién lo están aprendiendo y ya hay varios casos de éxito, comunicando los beneficios de la minería.

Hay que saber comunicar que la minería trae desarrollo a las zonas donde no llega el Estado. Dan trabajo a la gente de la zona, construyen colegios y el 50% de lo que pagan por Impuesto a la Renta se redistribuye a la zona de influencia minera en la forma de canon.

¿Sería bueno que el Estado empiece a destrabar los proyectos paralizados?

Sería fundamental el anuncio de que se resuelven los problemas en torno al proyecto Tía María, por ejemplo, y que empieza la construcción. Mandaría una estupenda señal a todos los inversionistas del mundo. Igual si se logra destrabar Conga.

Se cree que los convenios de estabilidad tributaria son demasiado beneficiosos para las mineras…

Las compañías que acceden a estos convenios tienen que pagar dos puntos porcentuales por encima del Impuesto a la Renta, es decir, pagan más por tener esta garantía. Sin embargo, aún hay que corregir ciertos aspectos para que no haya problemas con la Sunat.

¿A cuánto asciende la carga tributaria en el Perú?

La carga tributaria oscila en 42% en promedio, pero las empresas que tienen estabilidad tributaria podrían llegar a pagar 50%. Nuestro régimen está dentro del promedio, sigue siendo más oneroso que el chileno, pero más atractivo que el colombiano o el mexicano, que son países miembros de la Alianza del Pacífico.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también