Digital Bank: “Si hay algo que el microempresario sabe bien es cómo resolver problemas”

09:01 13 Septiembre, 2019

Paola Fuertes, cofundadora y CEO de Zyos, y conferencista de Digital Bank, en Colombia, realizó el taller Herramientas prácticas para aplicar la innovación en su organización, invitada por Colcob (Asociación Colombiana de la Industria de la Cobranza), en el marco de los talleres que ofrecieron por el XV Congreso Internacional de Crédito y Cobranza. Gan@Más conversó con Paola sobre la innovación, prototipado y hackatones.

¿Cuál es la alianza que Digital Bank tiene con Colcob?

Colcob tiene una línea de trabajo que se llama profesionalización y la idea es trabajar en esa línea con estas técnicas y metodologías agiles que permitan que esto trascienda.

Llevar esta mentalidad a organizaciones tradicionales no es fácil y la idea es trabajar en un tema de cultura que va en todos los niveles de la organización. Entonces trabajamos con Colcob en programas que ayuden a la transformación cultural de la empresa no solo de la persona o el colaborador.

Estos programas ¿también los tienen en otros países?

Así es, lo estamos haciendo en Ecuador y normalmente trabajamos con gremios u organizaciones que nos permiten llegar a los diferentes asociados para encontrar ese problema o ese foco, o desafío que tienen las empresas.

Los bancos ya están implementando laboratorios de innovación para trabajar con metodologías ágiles, pero esto no pasa con los emprendedores o microempresarios. ¿Qué les podrías recomendar para que empiecen a hacerlo?

Lo primero es que puedan ingresar a nuestra Escuela de Innovación, que es un programa gratuito y en línea, al que cualquier persona puede ingresar, puede descargar contenido gratuito, estar al tanto de noticias, informarse.

Siempre ofrecemos eventos y publicamos contenido, con la idea de crear espacios para que podamos conectarnos y conocer las necesidades de cada persona y empresa, indistintamente del tamaño que tengan y la escuela sirve para eso.

Los países de la región tienen un largo camino por recorrer en temas de innovación. ¿Cómo acortar este paso?

La innovación, como la veo yo es atreverse a intentar algo nuevo, de forma rápida y evolucionar en ese sentido.

Hay modelos en los que estamos avanzando, pero el tema con los latinoamericanos es que tienen que cambiar su manera de pensar sobre que se puede dejar cualquier cosa para mañana, que se puede hacer la siguiente semana o tomarse el mes.

Latinoamérica tiene que pensar diferente, pensar rápido y no esperar las grandes cosas porque siempre queremos el gran carro cuando ni siquiera sabemos montar bicicleta. Entonces se trata de un proceso, nadie saldrá sabio al otro día. Hay que empezar, creerse el cuento de que esto no es una moda.

En el tema del prototipado ¿Qué recomendarías a las mypes para que puedan plasmar sus ideas en un prototipo de manera rápida, barata y fácil?

Lo que recomiendo es que se informen. Si yo no tengo muchos recursos económicos, hay mucha literatura en internet para aprender a prototipar. Lo importante es encontrar, de forma simple, que yo puedo hacer algo para solucionar un problema.

Si hay algo que el microempresario sí sabe bien es cómo resolver problemas porque de alguna forma todos los días está pensando y creando soluciones para avanzar en su negocio. Quizás no tenga la tecnificación y lo que le pasa, mayormente, es que prioriza lo urgente por encima de lo necesario y debería darse un tiempo para capacitarse. Hay miles de espacios en los que lo puede hacer.

Puede empezar haciendo una lista de lo que tiene que hacer y el fin de semana repásela y mire qué puede hacer la siguiente semana. Hay cosas simples que pueden hacer el cambio.

Para crear un buen producto o servicio desde el prototipado, ¿es necesario que el equipo sea multidisciplinario?

Así es. La diversidad enriquece al equipo porque no todos sabemos de todo. Si por ejemplo me uno a alguien que sabe mucho de cobranza y yo mucho de tecnología será más enriquecedor, yo puedo automatizar el proceso, pero no tengo idea de temas de cobranza. La complementariedad es lo que hace que las cosas funcionen y salgan mejor.

Es recomendable que, si una empresa quiere innovar en un nuevo producto o servicio, ¿realice una hackatón o haga un prototipado?

El prototipado es una forma de tangibilizar una idea. Cuando quiero probar un producto me voy a un Producto Mínimo Viable (MVP) que es algo que realmente funciona y puede exponer al usuario a probar.

Las hackatones son diferentes y son muy útiles también, pero funcionan para productos digitales. Entre sus beneficios están: 1) que me trae ideas de afuera que quizás yo no había contemplado, 2) me trae talento que quizás yo no tenía, 3) porque varias cabezas piensan mejor que una y 4) porque se puede crear un prototipo de media fidelidad, que es algo más elaborado.

Algo más que desees agregar.

En este mundo no todos sabemos de todo, y de lo que se trata es de cooperar. El mensaje es que ninguno podrá solo, ni la gran empresa, ni la pequeña. Entonces hay que unirnos y encontrar las fortalezas de cada uno, entender el mercado y llegar al corazón de las personas y sus necesidades.

Comparte en:

Vea también