BID: Casi 16 millones de peruanos ya estarían en la clase media

11:24 14 Mayo, 2015

Nuevas estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) revelan que la expansión de la clase media peruana en Perú continuó en 2014, a pesar del menor crecimiento de la economía local.

Fidel Jaramillo, representante del BID en nuestro país, informó que la clase media peruana llegaría a representar entre el 50.6% y el 53% de la población, dependiendo de la definición que se utilice.

De acuerdo con el enfoque de seguridad económica del BID, entre 2013 y 2014, la clase media aumentó de 49.6% a 50.6%, lo cual significa que en el último año alrededor de 328 mil peruanos se sumaron a este segmento, el cual estaría conformado por 15.8 millones de personas, aproximadamente.

Esta definición asume ingresos por capita de ente US$10 y US$50 diarios, es decir, ingresos familiares mensuales de ente US$1,120 y US$6,400.

No obstante, según la metodología de autodefinición utilizada en anteriores estudios del BID se estima que la clase media peruana habría crecido a una cifra incluso ligeramente mayor, llegando al 53% de la población en 2014.

Jaramillo manifestó que la tendencia a la expansión de la clase media continuó en el Perú, incluso en circunstancias de desaceleración económica.

Impactos favorables

En la última década, la clase media se ha más que duplicado en Perú, gracias al crecimiento económico y a la inversión privada, lo que ha permitido no solo reducir la pobreza, sino también expandir la nueva clase media.

El BID destacó que, gracias a este panorama, se tiene evidencia empírica que sugiere que las clases medias muestran mayor propensión al ahorro, a la inversión y al espíritu empresarial.

Igualmente la clase media puede favorecer el crecimiento por su mayor propensión a la acumulación de capital físico y humano, y sus patrones de consumo que estimulan la inversión en producción y comercialización de bienes de capital, con efectos positivos en la generación de ingresos, recalcó Jaramillo.

No obstante, el representante del BID recalcó que “aún es muy pronto para cantar victoria pues existen varios desafíos que deberán ser abordados si se quiere consolidar el crecimiento de este segmento de la población”.

Alta vulnerabilidad

Fidel Jaramillo sostuvo que, a pesar del aumento de la clase media en 2014, la tasa de expansión ha sido la menor en los últimos años. En 2012, este segmento avanzó 5.5 puntos porcentuales, en 2013 se creció 4.1 puntos, mientras que el año pasado apenas se aumentó 1 punto porcentual.

“Esto muestra que la clase media es muy sensible al ciclo económico. La distribución del ingreso es concentrada alrededor de la línea de pobreza, por lo que cualquier choque al crecimiento más grave que el registrado en 2014 podría hacer que muchos hogares retornen a los niveles de vulnerabilidad o, incluso, a la pobreza”, apuntó.

Otro aspecto negativo es la alta tasa de informalidad en la clase media, además de no contar con cobertura contra riesgos de desempleo, enfermedad, accidentes, vejez, lo cual amenaza su bienestar y consolidación, dijo.

Propuestas

El representante del BID lanzó tres propuestas de política pública para la consolidación de la clase media nacional:

1. Favorecer la acumulación de activos físicos, financieros y humanos, tales como acceso a vivienda, educación, ahorro y pensiones, así como el acceso al crédito, otros servicios financieros y productivos.

2. Promover el acceso a oportunidades económicas y de empleo. Articulación de educación y mercados laborales, reducir la informalidad y aumentar la productividad, además de estimular el emprendimiento y cadenas de valor.

3. Mitigación de riesgos. Acceso a seguridad social y micro seguros para cubrir riesgos de salud, empleo, enfermedad, invalidez y vejez, así como eventos catastróficos.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también