Venta de casas en Miami crece en julio y el 70% de los compradores son latinos

10:32 28 Agosto, 2014

Miami es la ciudad, por excelencia, más preferida por los latinos. La mayoría de latinoamericanos prefiere conocer Miami antes que cualquier otra ciudad de EE.UU. Es un sueño hecho realidad y muchos se quedan satisfechos solo con ella, aún si saben que no conocerán nada más. Y es que Miami guarda muchos atractivos, desde su cercanía a los parques de diversiones más grandes del mundo, hasta sus famosas tiendas de descuento que son la locura para todos los que llegan allí.

Para muchos inversionistas y empresarios, de Latinoamérica, comprar una casa o departamento en Miami no tiene pierde. Así lo señala el último informe de la National Association of Realtors (Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios) en el que se resalta que el 70% de los compradores de Florida son latinos, mientras que el 18% son europeos y el 12% provienen de Europa Oriental, Asia y América del Norte, con 4% cada uno.

De acuerdo a esta asociación, la venta de casas existentes aumentó en julio a su ritmo anual más alto del año subiendo en 2.4%. Asimismo, en lo que va del año, las ventas han subido por cuatro meses consecutivos (desde abril 2014) y si bien esto es alentador, a decir de la asociación, siguen estando un 4.3% por debajo del nivel de julio del 2013.

El valor promedio de una propiedad en esta ciudad es de US$ 222,900; un 4.9% más que en julio del 2013 y el inventario total de viviendas existentes, disponibles para su venta, es de 2,24 millones. El tiempo promedio para vender una propiedad, en julio, fue de 48 días, en junio de 44 días y en julio del 2013 de 42 días.

Principales compradores

De acuerdo al ranking de mayores inversionistas, en primer lugar se ubica Argentina junto a Brasil, Venezuela y Colombia. Estos tres países son los compradores más fuertes de América Latina. Luego siguen Francia e Italia y algunos países de Asia.

Una de las grandes ventajas que tiene esta ciudad es que se puede acceder a un crédito hipotecario hasta por el 65% del valor de una propiedad, a 30 años y a una tasa de 4.4% anual, en promedio, y esto, aún siendo extranjero, con solo abrir una cuenta bancaria. Entonces quien compra una propiedad tiene la opción de alquilarla y con el pago de la renta poder ir cancelando la hipoteca poco a poco.

Aunque esta es una buena alternativa, la mayoría de inversionistas latinos prefiere comprar en efectivo y no endeudarse y optan no solo por casas o departamentos sino también por terrenos y propiedades comerciales.

Miami ofrece a quienes se animan por adquirir una vivienda, ya sea como una forma de invertir sus ahorros, rentabilizar o tener una renta fija por alquiler, seguridad jurídica y rentabilidad en dólares sin depreciar el valor de la propiedad.

A decir de los brokers (intermediarios entre compradores y vendedores) que operan en esta ciudad, los intereses de los inversionistas son variados. Así, los venezolanos y argentinos, por ejemplo, eligen las zonas de inversión en función de las rentas que puedan obtener y de la relación costo-beneficio por la revalorización de la propiedad, mientras que los brasileños prefieren comprar departamentos o casas de lujo para vacacionar una temporada al año y el resto del tiempo alquilar, mientras que los demás países latinoamericanos son atraídos por los precios, ubicación, servicios y vecindario.

Precios del mercado

De acuerdo a la ubicación, metraje, distribución y antigüedad, como toda propiedad, es que se fijan los precios de las casas o departamentos de Miami. Así, los departamentos entre 80 m2 y 120 m2 de una a dos habitaciones pueden costar entre 300 mil dólares y un millón de dólares, mientras que los de lujo están entre los 2 y 20 millones y por lo general se ubican en la playa.

Los compradores de lujo llegan por lo general de Nueva York, luego de Brasil, Italia, Francia y en quinto lugar de Latinoamérica.

Los departamentos de playa cuestan alrededor de US$ 12 mil el m2, pero usualmente pueden llegar a 20 mil, existiendo algunos que se pueden vender hasta en 50 mil dólares el m2.

Miami es un centro comercial y financiero, mucho más que playa, shopping y parques de diversiones, es una ciudad que genera mucho empleo y uno de los motores económicos de EE.UU.

Los terrenos que se ubican hacia el norte de esta ciudad tienen precios más atractivos y están haciendo que esta zona sea bien vista por los nuevos inversionistas y emprendedores latinos. Además es una zona que también cuenta con centros comerciales, entretenimiento y playas lindas y tranquilas. Incluso, hay una gran cantidad de empresas que prefiere ubicarse hacia esta zona.

Qué buscan los latinos

Los inversionistas latinoamericanos, por lo general, buscan diversificar sus ahorros y poner su dinero, más que en depósitos bancarios que no darán grandes ganancias, en propiedades.

También están quienes optan por Miami como segunda residencia por la calidad de vida, orden, compras, entretenimiento, cultura, turismo, etc, además de menores costos de transacción, menores tasas impositivas y mayor liquidez frente a otros mercados internacionales.

Para poder adquirir una propiedad se debe tener en cuenta:

1. Seleccionar áreas donde exista algún tipo de valorde escasez para que la oferta no sea significativa en el futuro.

2. Contar con un buen asesoramiento legal y fiscal ya que aunque el proceso de adquisición sea fácil para los extranjeros, pueden haber pequeños detalles que pueden tener un impacto importante desde el punto de vista patrimonial.

3. Considerar el retorno de la inversión si se piensa en alquilar, ya sea por la renta obtenida por el alquiler como por la apreciación del capital.

4. Considerar que en el pago de impuestos, existe una correlación negativa entre el precio de la propiedad y el impuesto pagado. Así, para las propiedades clase A llega a 3% del valor del inmueble, mientras que para las propiedades clase C puede llegar hasta 7% anual. Esta renta ya descuenta el pago de los impuestos inmobiliarios y los gastos de comunidad o expensas.

5. Considerar que las propiedades con vista al mar tienen un 15% de apreciación entre el 2012 y 2013, mientras que las que no la tienen obtuvieron un 19% de apreciación en los mismos años.

6. Considerar que el retorno de inversión puede ser de hasta 40%, más si el inversionista participa desde la búsqueda del terreno en adelante, ya que los costos de las propiedades cuando están en construcción son mucho menores que cuando ya está terminada la obra. En este caso, el inversionista compra y vende constantemente.

Comparte en:

Vea también