Universal Textil alerta que medidas del MTPE están agravando su situación económica

09:08 26 Junio, 2019

Desde el año 2017, la Compañía Universal Textil viene aplicando un plan de reconversión industrial con la finalidad de convertirse en una empresa comercializadora de tejidos a través de la importación de los mismos. Esto para revertir la dificil situación que viene registrando la Industria Textil Peruana desde hace varios años con resultados negativos.

La compañía indica que este plan de reconversión incluyó dentro de otras acciones la reducción drástica de sus inventarios y deudas, la migración de la totalidad de la producción local a tejidos importados y tercerización local, el cierre de todas las secciones productivas tales como hilatura, tejeduría y tintorería, la venta de los activos e insumos de la división del negocio de confección, la creación de una fuerza comercial para la venta directa de nuestros productos, así como la enajenación de los activos excedentes. Asimismo, este plan implicó la reducción del personal perteneciente a las secciones antes indicadas a través de incentivos otorgados por la empresa y la iniciación de un procedimiento ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) de terminación colectiva de contratos de trabajo por causas objetivas.

Sobre este último punto, la compañia, es su reporte enviado recientemente a la Superintendencia del Mercado de Capitales, manifiesta su preocupación respecto de la decisión del Ministerio de Trabajo de no aprobar el trámite de terminación colectiva de los contratos de trabajo por motivos económicos, pues considera que la solicitud de terminación colectiva de contratos de trabajo por motivos económicos está debidamente sustentada tanto legal como técnicamente, por lo que el Ministerio de Trabajo debería aprobarlo.

La empresa textil subraya que “los pronunciamientos desfavorables emitidos por el Ministerio de Trabajo vienen causando graves perjuicios económicos a la empresa y a sus trabajadores, lo que estaría generando que la crisis económica que motivó el inicio de este procedimiento se agrave aún más”.

La empresa recuerda que el 4 de enero de 2018 solicitó al Ministerio la terminación colectiva de los contratos de trabajo por motivos económicos, de 112 trabajadores, sustentando la medida entre otros puntos en que la situación actual de la Empresa se origina en una crisis generalizada de la industria textil en el Perú. Esta solicitud está amparada en lo dispuesto en el inciso b) del artículo 46” del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral.

Sin embargo, el Ministerio resolvió desaprobar la solicitud de terminación colectiva de los contratos de trabajo, por lo cual la empresa el 13 de julio del 2018 interpone recurso de apelación y la Dirección de la autoridad administrativa dispone elevar los actuados a la Dirección Regional en su condición de superior jerárquico.

Con fecha 30 de julio del 2018, la Dirección Regional resolvió desaprobar la solicitud y dispone que la Dirección de Prevención y Solución de Conflictos emita un nuevo pronunciamiento final en el presente procedimiento. Luego de culminadas nuevamente todas las etapas del procedimiento, la autoridad administrativa, el 25 de septiembre de 2018, resolvió nuevamente desaprobar la solicitud de terminación colectiva de los contratos de trabajo.

Antes esto, el 5 de octubre del 2018 la empresa interpone recurso de apelación y 19 de octubre de 2018 la entidad administrativa declara infundado este último recurso de apelación por lo que la compañía procedió a presentar el recurso extraordinario de revisión, el cual a la fecha se encuentra pendiente de resolución.

En el 2018, la compañía registró una utilidad negativa antes de impuesto de S/ 28’258,000. Si a esta cifra se le adiciona el impuesto diferido NIC 12 de S/ 2´364,000, se tiene una pérdida neta de -S/ 25´894,000, la que después de aplicar adiciones y sustracciones fiscales, da una perdida tributaria de –S/19’599,000 que sumada a los resultados acumulados ascendentes a –S/ 29’008,000, resultan en una pérdida tributaria acumulada de – S/ 48’607,000.

La empresa en su memoria del 2018 señala “las acciones que venimos implementando nos generarán resultados positivos a futuro para la Sociedad y, por ende, para sus accionistas. Es por ello, que confiamos en revertir esta situación en el más corto plazo posible”.

Comparte en:

Vea también