Tips para que los emprendedores se inicien en el networking profesional

16:12 29 Noviembre, 2019

Un emprendedor no tiene como única tarea hacer negocios, también debe dedicar tiempo a desarrollar relaciones con otros profesionales y emprendedores para construir sinergias empresariales que, a su vez, generen oportunidades de negocio, acceso a información de valor y a nuevos clientes potenciales. A todo ello se le conoce como hacer redes de contacto o networking.

Eduardo Graña, mentor del OpenPUCP y del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor (CIDE PUCP), señala que “El networking es mucho más que tener muchos contactos o pedir tarjetas y favores; se trata más bien de ponernos a disposición del resto, de ayudar a nuestros contactos cuando lo necesiten, de manera que ellos estén dispuestos a hacer lo mismo por nosotros”.

Aunque la práctica del networking a nivel profesional lleva muchos años arraigada en Estados Unidos y Europa, en el Perú aún se da de manera muy intuitiva, y poco estructurada. No obstante, muchas empresas de talla internacional ya se encuentran organizando eventos de networking para que empresarios peruanos de distintos rubros logren conectar, conocerse y compartir experiencias. Graña señala que para alguien que recién se inicia como emprendedor establecer relaciones es vital para el éxito de su empresa y de su desarrollo personal.

Algunos de los pasos que un emprendedor debería tomar para iniciarse en el mundo del networking profesional son los siguientes:

Eliminar paradigmas: Lo más importante, y el primer paso que todos debemos dar para empezar a crear una estrategia de networking profesional, es eliminar la idea de que el networking consiste en tener muchos contactos, conocer a muchas personas e intercambiar tarjetas. Ser un buen networker consiste en desarrollar relaciones interpersonales de alto valor, es decir, desarrollar confianza y cercanía con las personas que nos interesa conocer.

Ayudar sin pensar en el retorno: En línea con el punto anterior, un buen networker no piensa en qué puede hacer el resto por él o ella, sino cómo ayudar al resto. La mejor manera de iniciar una relación de confianza con una persona es ponernos a su disposición sin pensar en qué vamos a obtener a cambio. A nivel profesional, algunas formas de ayudar al resto son poniéndolos en contacto con alguna de las personas que nosotros conocemos, ayudándoles a cerrar un negocio, e inclusive, a veces, tan solo escuchando y brindando consejos. No se trata de ayudar para esperar un favor a cambio. Tengamos una conducta genuina y desinteresada. A veces solo debatir y compartir consejos nos lleva a descubrir grandes ideas.

Alinear expectativas: Dado que una estrategia de networking empresarial se basa en relaciones interpersonales, tenemos que entender que el desarrollo de las mismas toma

tiempo. Muchas veces empezamos a desarrollar relaciones profesionales pensando que mañana, en una semana o en un mes, vamos a obtener resultados, cuando la realidad es que podemos pasar meses construyendo relaciones, para recién cultivar frutos. Esta tarea, al igual que la mayoría de actividades empresariales, requiere tiempo, paciencia, dedicación y sobre todo, disfrutar hacer relaciones.

Mantener el contacto con anteriores conexiones: Puede que tengamos muchos contactos importantes añadidos a Facebook y más aún, miles de tarjetas de presentación. Esto es simplemente conocer gente. Para hacer networking se necesita “darle mantenimiento” a nuestras relaciones: visitar a nuestros contactos, llamarlos, invitarlos a eventos o pedirles algo tan simple como una charla o tomarnos un café. El contacto recurrente tiene un impacto extremadamente positivo sobre la profundidad de nuestras relaciones.

Aliarse con la tecnología: Las redes sociales son una de las mejores herramientas para obtener visibilidad. El primer paso debe ser crear perfiles sociales extremadamente sólidos en las plataformas clave para nuestra actividad de negocio. Linkedin es un primer ejemplo, pero dependiendo de nuestra actividad, deberíamos inclusive considerar plataformas como Facebook, Instagram, Youtube e inclusive Tik Tok. El buen uso de nuestras redes nos ayuda a proyectar la imagen profesional que queremos, y nos da visibilidad con miles de personas. Participar en foros, reuniones virtuales, elaborar artículos de interés, compartirlas con la consigna de generar debate y participación, y hacer comentarios sobre los aportes de otros, nos hace destacar en el ecosistema digital y nos permite demostrar nuestro valor.

Concurrir a eventos relacionados al rubro: Finalmente, si ya contamos con el mindset adecuado y sabemos que hacer networking se trata de ayudar al resto, podemos pensar en asistir a eventos empresariales de este tipo. Toda rama profesional tiene talleres, exposiciones o conferencias, y una gran forma de conocer gente nueva y alimentar nuestra red de contactos es asistir y estar preparados para ver dónde podemos añadir valor al resto. Por ello, una recomendación es saber por anticipado qué eventos habrá en el año y quiénes son los posibles asistentes. Esto nos permitirá prever los temas a tratar e iniciar conversaciones claves para el crecimiento de nuestro negocio.

Comparte en: