Tips para manejar con éxito las finanzas personales en la pandemia

12:18 7 Agosto, 2020

La pandemia ha generado que muchas personas pierdan su trabajo o se les reduzca el sueldo, así como también ha propiciado la quiebra de muchos negocios. Esta situación ha llevado a algunos a preguntarse cómo generar ingresos en medio de esta crisis sin precedentes. Frente a ello, la adopción de ciertos comportamientos financieros a nivel personal puede marcar una gran diferencia en lo que refiere a llegar a fin de mes sin apuros económicos e incrementar los ahorros.

“En estos momentos de crisis, darle un uso inteligente a las finanzas personales es fundamental. No saber cómo llegar a fin de mes no necesariamente es un signo de que no le alcance el sueldo a la persona, sino que la mayoría de veces simplemente la persona no es ordenada con sus gastos o no está acostumbrada a invertir”, comenta Cristian Arens, asesor financiero y fundador de Invertir Joven.

En ese sentido, para saber qué gastos priorizar, además de darle un adecuado uso a la gratificación –recientemente abonada-, Cristian Arens, presenta algunos consejos para manejar eficientemente las finanzas personales:

1. Ten claro en qué gastas tu dinero.

¿A quién no le ha pasado llegar a fin de mes y no tener dinero? Pues, si eres una de esas personas, acostúmbrate a anotar todos tus gastos. De esta manera, te vas a dar cuenta cómo puedes optimizar tu presupuesto. Analiza cuánto ahorrarías al mes -e incluso al año- omitiendo aquellos gastos prescindibles y verás una gran diferencia en tus cuentas.

2. Divide tu dinero y págate a ti primero.

Divide tus cuentas y asígnales un porcentaje de tu sueldo mensual. De esta manera, tendrás un mejor control de tus gastos y podrás sorprenderte de todo lo que podrás lograr siendo prudente en el ahorro. Un ejemplo de cómo hacerlo es el siguiente:

  1. Cuenta de gastos (20%): utilízala para pagar la gasolina, luz, agua, teléfono, gastos del fin de semana, en otras cosas del día a día.
  2. Ahorro e inversión (40%): utilízala para invertir en depósitos a plazo fijo, fondos mutuos, u otros mecanismos de inversión que determines convenientes.
  3. Gastos a largo plazo (15%): utilízala para comprar ese celular o auto que tanto quieres o para viajar a ese lugar que tanto te provoca. Tener esta cuenta te permitirá ir generando el dinero que necesitas sin utilizar tu tarjeta de crédito.
  4. Sueños (10%): esta cuenta te permitirá darte el gusto de poder ir a ese restaurante que te encantaba pero que creías que nunca ibas a poder ir; o irte de viaje a ese lugar lejano que creías imposible visitar.
  5. Educación (5%): utilízala para invertir en libros, cursos o capacitaciones que te permitan crecer profesionalmente.
  6. Donación (5%): utilízala para hacer un fondo que te permita realizar donaciones cada cierto tiempo. Recuerda: como eres en lo pequeño, eres en lo grande. Los hábitos son los mismos aunque no tengas dinero. Si tú no consideras crear estos hábitos el día de hoy argumentando que no tienes dinero, tampoco los vas a crear cuando sí lo tengas.
  7. Salud (5%): Tener un buen seguro de salud; pagar una membresía para el gimnasio y mantenerte saludable; ir al médico; son aspectos que no debes pasar por alto en tu ahorro mes a mes. Resulta curioso que recién en épocas de pandemia nos acordamos que la salud es lo más preciado.

3. Asume la responsabilidad de tu situación actual.

No importa la situación económica de una persona, sino sus decisiones y qué hace esta para cambiarla. Entonces, si has tenido en los últimos meses gastos excesivos, es necesario que aprendas de ello para que no siga siendo así.

 

4. Comienza a invertir ya.

Comienza a invertir lo antes posible. Y, frente a ello, es importante que conozcas qué es el interés compuesto. Se trata de “intereses sobre intereses”, y hará que tu depósito o préstamo crezca a un ritmo más rápido que con el interés simple. Si inviertes, por ejemplo, $100 a una tasa de 6% de interés compuesto por año, el segundo año tendrás $106 dólares, pero el tercer año $112.36, ya que el 6% se calculó sobre el monto del año anterior (segundo año, en este caso). En cambio, si ese interés sobre los $100 fuera simple, el tercer año tendrías $112, ya que siempre se calcularía el 6% de los $100 iniciales. Esos $0.36 que ganarías con este ejemplo, si lo trasladarás a montos más grandes y por más años, realmente marcarían una diferencia abismal frente al interés simple.

5. Maneja bien el crédito.

Maneja bien tus créditos, tanto si tienes un préstamo, como si tienes tarjetas de crédito. En caso no sepas manejarlos, lo recomendable es que no lo pidas, ya que te podrían generar un desbalance patrimonial.

6. Invierte en ti primero.

Date un tiempo a la semana para poder revisar tus finanzas personales y planificar tu dinero a futuro. Esto no significa que debas dejar de consumir entretenimiento, sino que este entretenimiento no debe ser lo único que consumas. Es muy importante dedicarle tiempo a planificar qué pasará con nosotros en los próximos años y proyectar cómo podremos afrontar económicamente esos objetivos.

 

7. Instruye la mente millonaria.

Las personas deben forjar en su mente todo lo que quieren traer a la realidad. Por ello, para generar abundancia económica en tu vida, es necesario que primero te mentalices en poder conseguirla. Solo así podrás materializar eso que tanto quieres.

“Las personas que tienen mejor control de las finanzas personales son las que tienen mayor libertad financiera y pueden dedicarle una mayor cantidad de tiempo a lo que más les gusta. Entonces, si quieres tener un mayor control sobre tu vida, planea mejor tus gastos y notarás la diferencia” finaliza el experto en finanzas personales.

Comparte en:

Vea también