Startup Carcool para compartir el auto empieza con usuarios de universidades

17:13 12 Octubre, 2015

La startup Carcool lanzó la versión beta de su plataforma web de carpooling, una tendencia mundial en crecimiento que consiste en compartir el auto en entornos de confianza y que se busca aplicarlo, inicialmente, con usuarios de universidades y centros educativos del país.

José De la Fuente, Co Fundador de Carcool, explicó a Gan@Más que la idea surgió de la experiencia europea, donde existen usuarios frecuentes de este sistema de transporte alternativo. “A pesar de que el transporte público en Europa funciona muy bien, existen muchas ventajas de compartir el auto, no solo en términos de ahorro, sino en todo el potencial que ofrecían estos trayectos para establecer relaciones”, manifestó.

Por ello, los fundadores consideraron que la única manera de poder llevarlo al Perú era comenzar aplicándolo en entornos de confianza, es decir, entre miembros de instituciones o comunidades, como las universitarias. “En el Perú el problema continúa, tomar micro es incómodo, largo y hasta peligroso y de otro lado tomar taxi es muy caro si se vuelve nuestro medio constante. El carpooling era la solución”, sostuvo.

Dos de los socios fundadores de Carpool son: Jose De La Fuente, quien trabajaba en España para aceleradoras de negocios de alto potencial y en Perú con Portafolio and Business Manager de Wayra Perú; y Giancarlo Falconi, quien ha sido jefe de Innovación de Telefónica y Gerente de Negocios de Wayra Perú. Ambos formaron a principios de año la consultora Quipu Consulting and Investment, especializada en innovación, startups, emprendimiento e inversiones en negocios digitales e innovadores. Otro Co Fundador es Giancarlo Gomero.

“Todos hemos hecho de Carcool nuestra prioridad en estos momentos. Es como un hijo recién nacido, solicita y merece toda la atención del mundo”, indicó De la Fuente.

Señaló que Carcool se enfoca en generar experiencias, antes que dar un servicio. “Lo que más nos importa son las relaciones y las comunidades que se puedan generar a partir de estos viajes. Estos trayectos van a acelerar cosas que normalmente no suceden en la universidad. Por ejemplo, la gente aprenderá a ver al de al costado como un igual, con necesidades y sueños; nos interesa que la gente se conecte, se ayude y se conozca. Todo esto además de ayudar a reducir el tráfico, cuidar el medioambiente y ahorrar, que son beneficios naturales del carpooling”, destacó.

De la Fuente afirmó que, como todo concepto nuevo en Perú, se trata de una iniciativa que implica un ejercicio de difusión casi pedagógico. “Vamos predicando el concepto del carpooling y sus enormes ventajas. Es algo que cuesta mucho pero que trae grandes satisfacciones”, anotó.

Hasta el momento, la startup ha conversado con instituciones que han mostrado un interés enorme por el sistema y están conscientes de todos los beneficios y las buenas prácticas que alimenta. “En ese sentido, estamos conformando una red de instituciones comprometidas con la difusión y la puesta en práctica del concepto. Ni que decir de los jóvenes, quienes han visto en esto el final de uno de sus grandes problemas”, dijo.

Indicó que la decisión de empezar con universidades se debe a que se trata de comunidades ya formadas con una dinámica enorme y, sobre todo, porque constituyen entornos de confianza.

“La manera en la que se relacionan es más directa porque comparten un mismo espacio para comenzar. Paralelamente a este proceso estamos trabajando nuestra oferta corporativa. Queremos que no haya un gran espacio o una gran institución sin hacer uso del carpooling, consideramos que es un tema de responsabilidad, desde las instituciones con las personas que la conformar y con su ciudad y con el medio ambiente”, concluyó el vocero de Carcool.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
fredy asencios
fredy asencios
27 Junio, 2016 17:50

me parece interesante, que hay de la version movil, si les interesa hacer la version movil ios, cuenten conmigo
saludos

Fredy A

Vea también