Sistema financiero realizó castigos de cartera por S/. 4,273 millones para reducir la morosidad

11:25 8 Enero, 2016

Las entidades financieras realizan periódicamente castigos de los créditos a fin de reducir su cartera morosa y, por ende, su ratio de morosidad. Es así que en los últimos doce meses, el sistema financiero realizó castigos de cartera por S/. 4,273 millones (9.5% más que los castigos efectuados en el año anterior), los cuales se dieron principalmente en la cartera de consumo (59.3% del total de castigos) y MYPE (37,7%).

Así lo señala el último Reporte de Estabilidad Financiera del BCRP, agregando que en el segmento de empresas de mayor tamaño (medianas y grandes empresas así como corporativos), los castigos son reducidos, pues sólo representan el 3.1% del total de castigos y se han mantenido relativamente estables con respecto a similar periodo del año anterior.

Estabilidad 1

 

Morosidad

El Reporte subraya que el mayor ratio de morosidad en las pequeñas y medianas empresas así como en el segmento hipotecario se da en un contexto de menor crecimiento de la actividad económica. En particular, los sectores de comercio, construcción, transporte y manufactura son los que registran los mayores deterioros de la calidad de los activos.

“Es importante mencionar que los créditos a medianas empresas y a pequeñas empresas registran contracciones a setiembre de 2015 (-0.2 anual y -1.3% anual, respectivamente), mientras que la cartera morosa de dichos créditos (cartera vencida, en cobranza judicial, refi nanciada y reestructurada) continúa creciendo, aunque a un ritmo decreciente en los últimos doce meses”, afirma el Reporte de Estabilidad Financiera Noviembre 2015.

Así, la cartera morosa registró una desaceleración en su tasa de crecimiento anual en los últimos doce meses (de 44.2% a 28.1% en las medianas empresas y de 13.5% a 6.6% en las pequeñas empresas). Esta dinámica obedecería a la confluencia de varios factores, entre ellos los ajustes en la política crediticia de las entidades, el aumento de los castigos de cartera (9.5% más que los castigos efectuados en el año anterior) y el incremento de los créditos reprogramados (crecieron 89.8% anual y alcanzaron un saldo de S/ 1,715 millones a setiembre de 2015).

En la banca, los créditos a medianas empresas atenuaron su crecimiento, mientras que los créditos a las MYPE se contrajeron, principalmente en los cuatro bancos de mayor tamaño. En las entidades no bancarias, la dinámica del crédito es diferenciada. Por un lado, las entidades con adecuados indicadores de calidad de activos han acelerado su tasa de crecimiento de los créditos. En tanto, aquellas entidades inmersas en procesos de saneamiento de cartera y de reestructuración interna han desacelerado su ritmo de colocaciones e inclusive redujeron su nivel de créditos.

Por su parte, la mayor morosidad en los créditos hipotecarios ha afectado principalmente a los cuatro bancos de mayor tamaño. Asimismo, los deudores de segmentos de menores ingresos registran los mayores ratios de morosidad. No obstante ello, el ratio de morosidad del total de créditos hipotecarios se ha mantenido estable en los últimos tres meses.

Créditos reprogramados

De otro lado, el documento señala que el sistema financiero enfrenta una contingencia de mayor morosidad derivada de los créditos que se encuentran en situación de reprogramados. El Reporte sostiene que estos créditos podrían tornarse en cartera morosa en caso el crecimiento del PBI fuera menor al esperado, dado que ello afectaría la capacidad de pago de los deudores.

A setiembre de 2015, los créditos reprogramados del sistema financiero ascendieron a S/. 1,715 millones (89.8% mayor con respecto a setiembre de 2014), representando el 0.7% de las colocaciones (0.43% en setiembre de 2014). Por grupo de entidades, la banca concentra la mayor parte de dichos créditos (86%), sobre todo en los bancos de mayor tamaño; seguido de las Cajas Municipales (11%). En algunas entidades no bancarias, se observan reducciones del saldo de créditos reprogramados, debido, en parte, a que dichos créditos pasaron a la condición de créditos refinanciados, los cuales forman parte de la cartera morosa.

Estabilidad 2

Comparte en:

Vea también