Siete naves arrastreras fueron intervenidas por pescar ilegalmente en Piura

12:45 9 Noviembre, 2015

El Ministerio de la Producción informó que siete embarcaciones pesqueras que realizaban actividades con redes de arrastre de fondo y en las primeras cinco millas de la línea en el litoral de Piura, fueron intervenidas y sancionadas por carecer del permiso de pesca, extraer especies con artes de pesca o aparejos no autorizados, e incumplir con la correcta identificación de sus ocupantes.

Las naves arrastreras fueron identificadas como “Don Adolfo” (matrícula PT-29616-CM), “Divino Señor” (PT-17013-BM), “Milagro de Yavet” (CE-30093-BM), “María Mercedes” (PT-02549-CM) y “Señor de Pachacamilla” (PT-2588-BM). Adicionalmente, durante el operativo fueron detectadas dos embarcaciones sin números de matrícula y solo una de ellas llevaba el nombre de “Fiorella”.

Estuvieron a cargo de estas acciones de fiscalización, llevadas a cabo entre el 16 y 30 de octubre, los inspectores de la Dirección General de Supervisión y Fiscalización del Ministerio de la Producción (PRODUCE) y de la Capitanía de Puerto de Paita, Piura.

Produce recuerda que la modalidad de la pesca de arrastre altera las condiciones bioecológicas del medio marino; así como la zona marítima reservada para la reproducción de especies hidrobiológicas porque las extrae en tallas menores o “juveniles” – están protegidas por la normatividad vigente -, todo lo cual pone en riesgo la sostenibilidad de los recursos marinos.

Las embarcaciones intervenidas incurrieron en infracciones contenidas en el Reglamento de la Ley General de Pesca, como: extraer recursos hidrobiológicos sin contar con el permiso de pesca, utilizando un arte de pesca o aparejo no autorizado e incumplir con la correcta identificación.

Este accionar conjunto del PRODUCE y de la Capitanía de Puerto de Paita, forman parte de una estrategia de vigilancia permanente en las primeras cinco millas marinas de la línea de costa, a fin de detectar y erradicar las actividades ilegales de las embarcaciones.

Como parte de las labores de fiscalización, los inspectores decomisaron las redes de arrastre e iniciaron el procedimiento administrativo sancionador a los responsables de las naves, el cual posteriormente resultaría en una sanción pecuniaria, además de la suspensión del permiso de pesca respectivo, según el Reglamento de Inspecciones y Sanciones Pesqueras y Acuícolas – RISPAC.

Comparte en:

Vea también