Seis claves para impulsar tu e-commerce en medio de la incertidumbre

07:00 23 Septiembre, 2020

En los últimos meses, el e-commerce ha sido una de las actividades que ha despegado vigorosamente a raíz de la pandemia. Ahora, las empresas como exigencia van adentrándose a este canal con el fin de mantenerse a flote.

El Covid-19 arribó en un panorama donde se presentaban, por un lado, negocios que en su mayoría se posicionaban en la multicanalidad, es decir, con presencia en diferentes canales por los cuales vendían o atendían a sus consumidores, pero desconectados entre sí; y, por otro, empresas posicionadas en lo tradicional, pero sin opción de venta digital y con posibilidades de caracterizarse omnicanales.

En este último grupo recayó la atención de Agustina Rocaspana, Ecommerce Manager de Serenísima Argentina, quien, en el evento organizado por InSummit y con el apoyo de INDISRUPT, denominado “InSummit Latam: ecommerce, edición septiembre 2020”, proporcionó claves para que estas tengan presencia en línea en medio de la incertidumbre, a través de un e-commerce consolidado omnicanal.

 

Como se sabe, hoy en día, los dispositivos se han convertido en el medio por el cual las personas satisfacen sus necesidades con solo visualizar lo ofrecido acorde a ellos y hacer clic. Si bien resulta ser un trabajo arduo mostrar al mercado una tienda online, es también cierto que, si estás llevando a cabo un negocio, es vital ejecutar dicho proyecto de una vez por todas en un contexto que ha empujado a los seres humanos a lo digital.

Seis claves para impulsar tu e-commerce

En este sentido, Rocaspana compartió seis claves que ayudarán a tu negocio a montar un e-commerce, iniciando con un Producto Mínimo Viable (MVP).

1. Producto Mínimo Viable (MVP). «Lo primero a realizar es definir el MVP, esto quiere decir ¿qué puedo ofrecer mañana antes de arriesgar todo lo que tengo? Lo nuevo llama la atención, pero ¿vale la pena arriesgar al 100 %? Entonces, principalmente, necesitas aclarar el MVP y tener en cuenta tres variables: usuarios (¿hay usuarios que te compren?), solución (¿cuál es la solución que les daré?) y medición (¿podré medir las ventas de mi experimento?)».

2. Mirada sistémica y omnicanal. «Desde el comienzo es importante tener una mirada sistémica y omnicanal, es decir, pensar y trabajar de manera integrada. Esto te permitirá decir cuáles son los departamentos que tienes que atravesar para poder plantear un buen e-commerce. Entonces, ¿por qué no dejar de pensar solo y crear grupos Ad Hoc? En otras palabras, toma a una persona de cada equipo y creen en conjunto una idea cross que atraviese por todos los departamentos. Genera conexión y elimina dudas».

 

3. Necesidad de recursos digitales. «¿Cuáles son los elementos digitales clave que necesitas para poder lanzarte en el mercado? Puedes pensar en la plataforma, el SEO, los productos a vender y el trabajo en conjunto con un marketplace, pero para ello necesitas bases sólidas que permitan acortarte los plazos y respondan al crecimiento que apuntas. Y me refiero a la identidad de marca del producto (trabajo codo a codo con los diseñadores gráficos), imágenes con alto impacto, árbol de categorías (establecer segmentación de productos), descripciones claras y asociadas al SEO que sirvan al buscador, tags (palabras claves), entre más».

4. ¿B2B o B2C? «Elige el tipo de mercado: ¿será B2B (corporativo) o B2C (masivo)? Si planteas un B2B, define bien a la otra empresa, el catálogo con el que te presentarás, los productos que potenciarás y tu comunicación. Además, ¿habrá promociones? Si te enfocarás en un B2C, selecciona bien la plataforma según tus necesidades e integraciones. Estudia a los clientes y responde si saldrás con un catálogo que tengan algunos productos o todos. Define lo siguiente: ¿en qué zona venderás?, ¿lo harás a nivel país o segmento?, ¿las entregas serán rápidas o no? y ¿cuáles serán las políticas si el producto llega en mal estado? […] Es importante que para ambos hagas una lectura profunda de mercado».

5. Social commerce. «Dentro de este MVP son muy importantes las redes sociales, ya que son los motores o canales de venta. Ubicarse en una social media y crear contenido veraz te permitirá crear una comunidad fidelizada; esto no son likes, sino personas que creerán en ti y te comprarán».

6. Definir KPI claves asociados a tu negocio. «Estas son las variables que vas a poder medir en cuanto a ecommerce para la viabilidad del proyecto. Existen cuatro fases que necesitarás establecer y responder para poder medir el proyecto. Atracción: ¿de dónde provienen las visitas?, ¿cuántas visitas tienes?, ¿son usuarios únicos o repetitivos? y ¿las recibes de manera paga o fidelizada? Interacción: ¿las personas ingresan a tu e-commerce e interactúan o navegan y se van? Carrito: ¿cuántos son los que sí arman los carritos y los que no? Conversión: ¿cuántos terminan el proceso de compra y cuántos no? Terminado esto, sabrás si podrás escalar tu proyecto o no».

(Por Rodrigo Rosales Rengifo)

Comparte en:

Vea también