SBS: “Necesitamos una inclusión financiera responsable”

11:08 29 Septiembre, 2016

María del Socorro Heysen, Superintendenta de la SBS,  señaló que hay que tener especial cuidado en el sistema microfinanciero ya que se ha visto un crecimiento de los deudores en el sector que llegan a 2 millones 165 mil 119 deudores. Estas declaraciones las dio en el marco del IX Congreso Internacional de Microfinanzas que se viene llevando a cabo hoy y mañana, organizado por Caja Sullana y la FEPCMAC.

Heysen compartió que hay que resaltar las fortalezas del sistema microfinanciero también y que se basan en estar bien capitalizados, tener un ratio de capital global de 16.4% frente al ratio del sistema de cajas municipales que es de 15.8%.

Sin embargo, hay una cartera de alto riesgo que es de 7.5% en el sistema microfinanciero y de 7% en el sistema de cajas municipales que se da básicamente por la competencia intensa y desaceleración del crédito a un ritmo similar al de la economía, lo que también ocasionó la caída de los ingresos financieros sumado a la baja de las tasas de interés por la competencia, dijo la superintendenta.

“Frente a ello se necesita seguir trabajando para mejorar la eficiencia, pues los gastos administrativos todavía son altos llegando a 11.5% de un total de 24% de gastos. Los gastos financieros están en 6%, los gastos en provisiones 3.5%, otros gastos en 1.5% y la utilidad neta en 2.4%”, refirió Heysen.

Inclusión financiera

Resaltó la importancia de la inclusión financiera para el desarrollo del país y de los peruanos y sus familias, pero incidió en que debe ser una inclusión financiera responsable que tome en cuenta las necesidades y capacidad de pago de las personas incluidas. “Si no se toma en cuenta esto no se hace inclusión financiera responsable porque no se contribuye al desarrollo de las personas que necesitan ser incluidas”.

En resumen, dijo que hay un entorno menos favorable por una mayor competencia que genera menor crecimiento y menor posibilidad de encontrar deudores, sobre todo si no se sale a las zonas menos bancarizadas,  y entonces se dan menores márgenes de rentabilidad.

“Se tiene que salir a otras zonas, los indicadores de inclusión financiera son bajos todavía. Hay gran competencia pero la gente no está incluida y esto es una paradoja. En términos de créditos solo el 34.4% de los peruanos tiene un crédito y por depósitos 29% tiene cuentas de depósitos. En cajeros automáticos hay 55 x cada100 mil adultos y en número de oficinas algo similar”, dijo la superintendenta.

Agregó que el país también pone retos naturales grandes en comparación a otros países de la región para el logro de la inclusión financiera. “La población entonces está dispersa y hay muchos centros poblados de menos de 100 habitantes. Cómo llegar a ellos? Peor aun con el alto grado de informalidad, donde el  90% de las empresas peruanas son informales y tienen mas del 60% dela PEA”, dijo.

La superintendenta explicó que en un contexto de informalidad la falta de información es mayor pues si un microempresario no tiene estados financieros será el asesor el que construya un flujo de caja con la información que este le de. “Entonces no es lo mismo dar un microcrédito que dar un crédito a la gran empresa. Asimismo, el nivel educativo es otro problema y la imagen del sistema financiero. Es importante que se confíe, que la persona sienta que se le acoge, se le entiende y no se le trata mal en momentos difíciles y esto es algo que se tiene que atender”, dijo la sra. Heysen.

Qué se necesita

  • . Visión y compromiso del accionista
  • . Objetivos societarios de largo plazo
  • . Directorio competente y estable
  • . Soporte patrimonial

Todo ello debe permitir la adaptabilidad y eficiencia de las IMF

Heysen resaltó que se debe buscar la diferenciación en un contexto competitivo donde el acceso al crédito tiene menos valor y es como un commoditie y esto se puede lograr no solo con menores tasas de interés, sino yendo a zonas más alejadas a realizar inclusión financiera responsable y con una buena atención al cliente, además de las sinergias y encontrar mayores puntos de cooperación entre las cajas municipales.

Resaltó la importancia de cuidar el talento humano. “El reto no solo es formar sino retener a ese talento al que se ha formado”, dijo.

Finalmente, recomendó mayor flexibilidad de las IMF y capacidad de adaptación a los ciclos de la economía. “Para ello se tiene que modernizar el marco legal, que les permita tener directorios y juntas de accionistas con horizontes de largo plazo, que se pueda incluir fondos internacionales o capitales de terceros para que las cajas puedan progresar y seguir contribuyendo al rol fundamental que es la inclusión financiera”.

 

Comparte en:

Vea también