SBS busca que entidades financieras sinceren deterioro de carteras reprogramadas por el Covid

10:16 26 Diciembre, 2021

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) incorporó como Novena Disposición Final y Transitoria en el Reglamento para la Evaluación y Clasificación del Deudor y la Exigencia de Provisiones aprobado por la Resolución SBS N° 11356-2008 y sus modificatorias (el Reglamento), lo siguiente:

NOVENA.- Créditos Reprogramados – COVID 19

Las empresas del sistema financiero, a los créditos reprogramados COVID-19, contabilizados como Créditos Reprogramados – Estado de Emergencia Sanitaria, de acuerdo con las disposiciones emitidas por la Superintendencia, deben aplicar lo siguiente:

 

Los créditos reprogramados de los deudores con clasificación Normal, son considerados créditos de deudores con riesgo crediticio superior a Normal, correspondiéndoles el nivel de riesgo de crédito Con Problemas Potenciales (CPP). A estos créditos se les aplica provisiones específicas correspondientes a la categoría de riesgo de crédito CPP, de acuerdo con el numeral 2.1. del Capítulo III del presente Reglamento.

Sin embargo, tratándose de deudores con clasificación Normal y CPP que no hayan efectuado el pago de al menos una cuota completa que incluya capital en los últimos seis meses al cierre de la información contable, les corresponde el nivel de riesgo de crédito Deficiente. Asimismo, en caso de deudores con clasificación Normal, CPP y Deficiente que no hayan efectuado el pago de al menos una cuota completa que incluya capital en los últimos doce meses, les corresponde el nivel de riesgo de crédito Dudoso. A estos créditos, se les aplica las provisiones específicas correspondientes a la categoría de riesgo de crédito Deficiente o Dudoso, respectivamente, de acuerdo con el numeral 2.1. del Capítulo III del Reglamento.

Lo señalado en este numeral es aplicable a los créditos de consumo, microempresa, pequeña empresa y mediana empresa, precisa la SBS.

La SBS explica que estas modificaciones al Reglamento son necesarias a efectos de que las empresas del sistema financiero constituyan provisiones para reflejar el real deterioro del deudor, debido a las reprogramaciones y otras medidas dispuestas por esta Superintendencia.

 

Intereses devengados

La Resolución publicada por el regulador también señala que a los intereses devengados (contabilizados en la cuenta 1408) de los créditos reprogramados, en situación contable de vigente, correspondientes a la cartera de créditos de consumo, microempresa, pequeña empresa y mediana empresa, se les aplicará un requerimiento de provisiones específicas correspondiente a la categoría de riesgo de crédito Deficiente, de acuerdo con el numeral 2.1. del Capítulo III del presente Reglamento.

Sin embargo, tratándose de deudores que no hayan efectuado el pago de al menos una cuota completa que incluya capital en los últimos seis meses al cierre de la información contable, a dichos intereses devengados se les aplicará un requerimiento de provisiones específicas correspondientes a la categoría de riesgo de crédito Pérdida, de acuerdo con la Tabla 1 del numeral 2.1. del Capítulo III del Reglamento.

Reporte crediticio

La norma precisa que las disposiciones anteriores no afectan la clasificación del deudor en el Reporte Crediticio de Deudores.

En cuanto a los intereses devengados no cobrados a la fecha de la reprogramación, reconocidos como ingresos, que se capitalicen por efecto de la reprogramación, deben extornarse y, registrarse como ingresos diferidos, contabilizándose como ingresos en base al nuevo plazo del crédito y conforme se vayan cancelando las respectivas cuotas.

 

La SBS señala que las empresas no podrán, en ningún caso, generar utilidades o generar mejores resultados por la reversión de las provisiones, debiendo reasignarlas para la constitución de provisiones específicas obligatorias.

Asimismo, las disposiciones antes señaladas no aplican en los siguientes casos:

a) si la operación corresponde a créditos agropecuarios con pagos con frecuencia menor a mensual; o,

b) si la operación corresponde a algún programa de gobierno, para los cuales se deberá aplicar las normas o precisiones correspondientes.

La Superintendencia podrá establecer los lineamientos específicos, con la finalidad de precisar la aplicación de las disposiciones antes señaladas.

 

Provisiones

La Norma de la SBS señala que las provisiones a que hacen referencia anteriormente, deben constituirse al 31 de diciembre de 2021, salvo autorización de esta Superintendencia, la que en ningún caso podrá prorrogar la constitución de provisiones específicas para los créditos de consumo, microempresa y pequeña empresa referente a lo siguiente:

a) Por el capital de los créditos de acuerdo a lo establecido en el primer párrafo del numeral 1.

b) Por los intereses devengados de acuerdo a lo establecido en el primer párrafo del numeral 2 para aquellos créditos que no hayan efectuado el pago de al menos una cuota completa que incluya capital en los últimos 6 meses.

Finalmente se señala que para las empresas del sistema financiero que al 31 de diciembre de 2021 hayan solicitado ante COFIDE acogerse al Programa de Fortalecimiento Patrimonial de las instituciones especializadas en microfinanzas, aprobado mediante DU N° 037-2021 y su modificatoria, la constitución de las provisiones por los montos que excedan lo indicado en los literales a) y b) del numeral anterior, para los saldos registrados al 31 de diciembre de 2021, podrá efectuarse hasta la fecha en que reciban los aportes del Estado. No obstante, para los intereses devengados desde el 01 de enero de 2022, es de aplicación la fecha de vigencia establecida en la presente Resolución.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también