Sandbox regulatorio: El entorno seguro para las Mypes y startups peruanas

08:21 8 Febrero, 2020

Con la reciente publicación del Decreto de Urgencia No. 013-2020 el pasado 23 de enero de este año, se abren una serie de posibilidades y conceptos a favor de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), y emprendimientos dinámicos y de alto impacto (startups) a fin de promover una mayor expansión en su producción a través de distintas medidas que permitan un mayor flujo de liquidez.

Uno de los conceptos que aparece bajo esta iniciativa son los “sandbox regulatorios” que, en su traducción del inglés, se les puede denominar como una suerte de “Caja de arena” donde el entorno de pruebas es seguro sin afectar el sistema o idea principal.

Para Alexandra Orbezo, socia y líder del área de Venture Capital del Estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas el asunto del sandbox regulatorio “permite a los gobiernos crear zonas y procedimientos de experimentación donde las compañías puedan lanzar productos innovadores, a un mercado limitado de consumidores, con supervisión gubernamental que garantice la protección del consumidor, pudiendo otorgar excepciones a la regulación que resulte aplicable”.

 

Entre los principales beneficios que obtendrá el país al aplicar el “sandbox regulatorio será el permitir que un mayor número de empresas participe en el mercado de prestación de servicios financieros, promoviendo la competencia, y por tanto, una favorable inclusión financiera, a través del acceso a capital y recursos, impulsando el desarrollo económico del país.

“Es más, habrá un impacto positivo en el crecimiento de las startups al poder testear sus productos, promoviendo la innovación local e incentivando la inversión en las mismas al reducir el nivel de incertidumbre que muchas veces desanima a los inversionistas, respecto a la aplicación o no de la regulación vigente al negocio de la fintech, lo cual podría tener un impacto en la estructura de costos de la misma”, detalla la especialista del Estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas.

Una de las claves de la puesta en marcha de un “sandbox regulatorio” es que también ayudará al regulador a mantenerse actualizado, y con mayor velocidad, respecto al desarrollo de las nuevas tecnologías desarrolladas a nivel del sector FinTech.

 

En ese sentido, Alexandra Orbezo explica que “la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV) y la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), actuarán como los reguladores gubernamentales a cargo, dependiendo cada una en el ámbito de sus funciones de supervisión”.

Es preciso mencionar que cualquier persona natural o jurídica que tenga un proyecto o emprendimiento y que realice una operación o actividad a través de un modelo innovador podrá acceder a este concepto que empezará a ganar terreno en el país.

Comparte en:

Vea también