Retorno a las oficinas: ¿Qué aspectos a tener en cuenta para hacerlo de la mejor manera?

12:44 27 Junio, 2022

Tras dos años de pandemia y con la disminución de casos de COVID-19, poco a poco hemos ido retomando actividades relegadas durante este tiempo. Una de ellas, para aquellos trabajadores que pudieron migrar al trabajo remoto, es el trabajo en oficina. Sin embargo, al confirmarse el inicio de la cuarta ola de COVID-19 en el Perú, este retorno a la presencialidad involucra una serie de riesgos que es importante tomar en cuenta.

“La Salud y Seguridad en el Trabajo (SST) es la especialidad dedicada a conjugar eficientemente los intereses de los trabajadores con los de la empresa, para buscar cierta armonía que sea beneficiosa para las dos partes. Si bien muchos empleadores quieren que sus colaboradores trabajen de modo presencial, las costumbres adquiridas por estos durante los dos años de trabajo remoto son un factor a tomar en cuenta. En ese sentido, la valoración de los aspectos psicosociales de los diversos grupos será de gran importancia. Y cualquier empresa que piense en el retorno a las oficinas, deberá de generar planes específicos que tomen en cuenta las necesidades y las expectativas de sus grupos poblacionales para llevarlo a cabo de la mejor manera”, comenta Víctor Lavalle, Gerente Adj. De Riesgos Laborales y Prevención de La Positiva Seguros.

 

Con la finalidad de que este retorno a las oficinas se pueda llevar a cabo de la mejor manera, sin poner en riesgo la salud ni la productividad de los colaboradores, La Positiva Seguros brinda las siguientes recomendaciones:

· Las medidas de prevención frente al COVID-19 deben continuar. La pandemia y, por consiguiente, el riesgo de contagio, aún sigue presente entre nosotros. Por ello, es importante que las empresas sigan manteniendo medidas preventivas claras y estrictas en los espacios de trabajo que mitiguen el riesgo de contagio. El uso de mascarilla, distanciamiento social, limpieza de superficies, ventilación y control de vacunas, resultan ser piezas clave.

Asimismo, implementar políticas que permitan la vigilancia de la salud de los trabajadores también será importante para permitir la identificación y aislamiento tempranos de cualquier caso sospechoso.

· El papel del líder. Desde un punto de vista de SST, el éxito de cualquier iniciativa depende de la participación y compromiso de todos los integrantes de una organización. Sin embargo, en un proceso de retorno, las acciones del líder ponen de manifiesto las políticas y cultura de la empresa, y es esencial que tenga un desempeño ejemplar en lo que respecta a los parámetros preventivos y de cuidado respecto a sus equipos de trabajo.

· Grupos vulnerables y SST. Así como se ha venido aplicando en las oficinas, ahora, con el retorno, es necesario que las organizaciones extiendan también su esfuerzo en gestionar el ambiente de control de SST hacia los espacios de trabajo remoto. Ello, tomando en cuenta que podría haber colaboradores que pertenezcan a los grupos de alta vulnerabilidad frente al COVID-19, los cuales no podrán regresar con la misma facilidad que otros al trabajo presencial. Para ellos, se recomienda que las empresas entreguen una guía con aspectos generales sobre cómo gestionar la SST en sus domicilios y los asesoren en adecuar su ambiente de trabajo a los parámetros de seguridad y salud.

 

“Si la oficina física es un ecosistema que los profesionales de SST conocemos muy bien y donde podemos actuar y controlar muchas de las variables intervinientes, ya sea porque tenemos datos o por la experiencia acumulada durante años, esto no es el caso del hogar del trabajador, donde debemos esforzarnos por imaginar la mayor cantidad de “escenarios laborales” posibles. Esto amplía significativamente el ramillete de posibilidades, y es ahí donde –de momento– se vienen aplicando soluciones muy genéricas. Frente a ello, en esta nueva “nueva normalidad”, desde el ámbito de la SST seguimos trabajando por prevalecer el bienestar de los colaboradores en este retorno sin poner en riesgo la productividad y el desarrollo de la empresa”, finaliza Pedro R. Mondelo, Director Fundación Internacional ORP.

Comparte en:

Vea también