Restaurante Granja Azul: ¿Cómo está afrontando la pandemia del Covid-19?

09:00 23 Agosto, 2020

En tiempos de COVID-19, son muchos los restaurantes que buscan seguir operando aplicando las normas sanitarias de bioseguridad. Este contexto se repite en varios países del mundo, y lo reflejan varios locales de comida que plantean un sinnúmero de soluciones para atraer nuevamente a sus públicos.

Granja Azul, la emblemática marca peruana, no está exceptuada de este marco de restaurantes que buscan la forma de seguir satisfaciendo a sus comensales.

Liliana Picasso, directora de Granja Azul, en la jornada de “Reorientación de empresas por cambios del entorno”, organizada por APD, explicó cómo su firma vino y viene afrontando la actual contingencia, el problema que los motiva a mantenerse resilientes y optimistas.

 

Granja Azul es el restaurante peruano que dio origen al pollo a la brasa, uno de los platos bandera del país. En sus setenta años de existencia, atendió a reconocidos presidentes, diplomáticos, empresarios, artistas, deportistas y personajes de la realeza.

Al igual que otros sectores, Granja Azul se ha visto afectado por la pandemia que azota ferozmente a todo el mundo. Frente a esto, Picasso reveló que, luego de decretarse la cuarentena, era importante agrupar a su equipo para discutir soluciones inmediatas.

 

«Como todos sabemos, el 16 de marzo decretaron la cuarentena por la pandemia. En plena cuarentena hicimos un trabajo profundo en equipo, vía zoom. Pensamos en un producto delivery seguro y a precio dentro del mercado que lanzaríamos apenas se reactiven las actividades», dijo.

Sostuvo que la idea de envío a domicilio sería desarrollada en un dark kitchen, el cual son un conjunto de cocinas habilitadas para producir alimentos. «Cuando decidimos la idea, nos inclinamos por un dark kitchen o cocina oculta», comentó.

En esa línea, añadió que la idea de negocio fue validada, luego de repartir, a través de los medios sociales, 2500 encuestas que tuvieron resultados positivos en solo cuatro horas. «Nos dimos cuenta que nuestro proyecto debía salir adelante», señaló.

Sin embargo, para Granja Azul otro de los retos que se interpusieron fue cambiar la presentación manteniendo el significado emocional de la firma.

En este caso, Liliana Picasso comentó «se utilizó el formato del pollo bebé, el mismo que las familias recibirían en sus casas y que incluye las papas 100 % naturales». De esta forma trabajó Granja Azul en la reactivación de entrega a domicilio.

 

Respecto a la etapa de autorización para atender en sus locales, el desafío fue aún más grande. Si bien el personal seleccionado se encontraba viviendo cerca al establecimiento principal ubicado en Santa Clara, no fue fácil adaptarse a una cocina reducida.

La directora de Granja Azul señaló: «No solamente tuvimos que preparar el producto que la mayoría de personas conocen, sino seguir desarrollando un modelo de negocio 360 logístico delivery, desde la solicitud del cliente hasta la entrega en su puerta».

Actualmente, la marca está atendiendo presencialmente en su local de Santa Clara. Cuenta con espacios y terrazas al aire libre para que las personas disfruten de una experiencia cómoda y segura. Asimismo, el espacio está distribuido con mesas distanciadas, tal como lo obligan las presentes normas. «En cumplimiento con estas, solo podremos recibir por el momento clientes a partir de los 14 hasta los 65 años de edad», precisó.

(Por Rodrigo Enrique Rosales Rengifo)

Comparte en:

Vea también