PwC: Solo 47% de empresas ha identificado sus limitaciones para hacer trabajo remoto

13:01 7 Mayo, 2020

De acuerdo con la Encuesta de Gestión de Crisis COVID-19 de PwC en Perú, el 47% de empresas ha desarrollado o actualizado una política de trabajo remoto, a raíz de la pandemia; mientras que un 23% no ha iniciado aún el proceso de desarrollar una política al respecto.

Como parte de este proceso, un 80% de encuestados ha determinado qué funciones son críticas y deben permanecer de forma presencial y cuáles podrían realizarse de forma remota. Las empresas de capital extranjero y las que pertenecen al rubro de minería, petróleo y energía son las que muestran un mayor avance, con un 89% de respuestas afirmativas.

Es importante mencionar que solo un 47% señala haber mapeado las limitaciones que enfrenta su empresa en cada puesto para realizar el trabajo remoto, a pesar que, dado el contexto global, el aislamiento social seguirá siendo el nuevo normal de los próximos meses. Una de las medidas adoptadas es la capacitación de los trabajadores y proveedores de servicios para hacer frente a posibles contingencias y garantizar la continuidad de los procesos de la cadena de valor. En ese sentido, si bien se observa un comportamiento estándar en la mayoría de rubros encuestados, con un 48% de empresas participantes que señala haber capacitado a sus colaboradores para dicho fin, en el sector industrial la mayoría de empresas indica estar aún en proceso de capacitación.

Tecnología y herramientas

El 64% de empresas encuestadas señala que su infraestructura de TI está disponible para habilitar las funciones clave en el trabajo remoto; mientras que un 23% indica que solo se ha habilitado para un número limitado de puestos.

La nueva forma de trabajar implica un reto importante para las empresas, ya que se requiere mayor énfasis en la seguridad de cada uno de los procesos. Al respecto, solo el 33% de empresas encuestadas afirma haber revisado los servicios de soporte para ejecutar sus actividades, mientras que un 44% se encuentra en proceso de hacerlo y un 23% no ha iniciado esta revisión.

Liderar con propósito

El cambio en la forma de operar de las empresas y la incertidumbre que enfrenta la economía global, exige que estemos cada día más conectados y seamos responsables con la información que transmitimos. Situación que se vuelve mucho más urgente en el caso de los líderes de negocio. La encuesta de PwC encontró que el 68% de empresas ha desarrollado una estrategia y un plan de comunicación que considera e involucra a todas las partes interesadas, los canales de comunicación, mensajes clave y protocolos debidos. Un 26% se encuentra en proceso de crear dicha estrategia y tan solo un 6% no cuenta con una, ni está desarrollándola.

“Además de las graves implicaciones para la salud de las personas y los servicios de atención médica, el coronavirus (COVID-19) está teniendo un impacto significativo en las empresas y la economía y es probable que la interrupción de los negocios continúe durante muchos meses. Por lo cual es fundamental que nos preparemos, respondamos y finalmente salgamos fortalecidos de esta “nueva normalidad”, comenta Oscar La Torre, socio de Consultoría de Negocios de PwC Perú.

“Para esto es esencial primero: saber qué tan madura está la empresa para enfrentar una crisis y puede haber varias versiones de las crisis, así como económica, por desastres naturales o como esta que más bien se plantea como si fuera una guerra mundial contra un enemigo incierto y nos tiene a todos en nuestros refugios. Los diversos planes de crisis deben estar soportados por una estructura definida con roles, responsabilidades y políticas definidas para enfrentarla. Cuando los eventos son conocidos o se pueden predecir, se pueden hacer simulaciones y capacitaciones. Para poder responder de manera integrada y coordinada a la crisis. Es obvio que el conocimiento y la respuesta legal / regulatoria marca un camino a seguir, pero depende de esa capacidad de preparación, ensayo y coordinación para poder emerger más fuertes una vez que la crisis pase. Nuestra versatilidad y capacidad de adaptación será clave para poner en marcha la estrategia de recuperación”, comenta.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Dentro de los elementos esenciales para que la continuidad de las empresas en el nuevo normal sea sostenible, se encuentran principalmente las siguientes cinco medidas o ejes de acción según la priorización realizada por los encuestados:

1. Evaluar la estructura organizacional actual y los puestos de trabajo

2. Incorporar el trabajo remoto como política de la empresa

3. Automatizar procesos

4. Fortalecer la cultura organizacional

5. Redefinir las prácticas de gestión de recursos humanos (liderazgo, beneficios, desempeño y compensaciones).

“En realidad, nadie tiene una bola de cristal para predecir cuándo terminará la crisis ni para cuándo estarán disponibles las vacunas o si tenemos todas las respuestas que nuestros colaboradores están esperando. Lo que sí sabemos es que nuestra capacidad de aprender y adaptarnos siempre estará presente y depende del empeño y esfuerzo que cada uno ponga, lo cual hace aún más difícil tomar decisiones en estos momentos”, señala La Torre.

Comparte en:

avatar

Vea también