Proyectos de Graña y Montero en Chile ascienden a los US$ 200 millones

09:03 22 Septiembre, 2015

La empresa peruana Graña y Montero (GM) anunció que entrará a una fase de diversificación en la que el mercado chileno jugará un papel preponderante, pues se apostará por nuevos negocios y evalúa la posibilidad de ingresar a proyectos de concesiones en el vecino país del sur, según informó el Diario Financiero de Chile.

GM participa en Chile desde el año 2012 a través de su filial Ingeniería y Construcción (I&C), la cual adquirió la constructora Vial y Vives (orientada al mercado minero) y luego DSD, especializada en energía.

El gerente corporativo de Ingeniería y Construcción de GM, Juan Manuel Lambarri, informó que el objetivo, de aquí a cinco años, es potenciar a Chile y Colombia, para que tengan una mayor participación en el negocio.

“Queremos que la empresa se convierta en una firma más regional, en donde Perú represente entre el 40% y el 45% de las ventas y los negocios en Chile pasen del 20% al 25%, al igual que en Colombia, mientras que el resto de Sudamérica represente un 10%”, mencionó el ejecutivo.

Lambarri descartó, por el momento, nuevas adquisiciones de empresas en el exterior, “dado que nuestro plan estratégico establece el fortalecimiento de Vial y Vives-DSD en Chile y de Morelco en Colombia. Aunque calificó la operación en Chile como muy positiva en 2013 y 2014, en la actualidad el negocio es mediocre porque ha bajado el nivel de trabajo.

“Habríamos esperado que fuera mejor y el 2016 no será un año sencillo para Latinoamérica en general, por lo que tendremos que ver otras líneas de negocios. Creo que a partir de 2017 el ciclo comenzará a revertirse”, sostuvo.

Graña y Montero se ha visto afectada en Chile debido al bajón de la actividad minera en ese país, obligándolo a mirar alternativas. “En Chile se nota la paralización de proyectos mineros, la situación está delicada por el precio de los metales en el mundo, que está afectando la inversión. Además en Chile hay costos más altos de energía, problemas con el agua que hace que el análisis de las iniciativas sea más complejo”, comentó.

Por ello, la empresa se ha enfocado en el sector energía, como la construcción de una hidroeléctrica, una termoeléctrica y están a la vista de líneas de transmisión. “De lo que se trata es que en algunos años podamos darle otras capacidades para que esta empresa pueda construir una carretera, edificios, líneas de transmisión o una presa”, recalcó.

Las obras por ejecutar de Graña y Montero en I&C en Chile llega a los US$ 200 millones, mientras que el total de esta área alcanza a US$ 2.300 millones.

“Chile no ha avanzado al ritmo que queríamos. Estos contratos, principalmente, son para este año y el próximo, y los más importantes que tenemos son los de la hidroeléctrica Ñuble y la termoeléctrica Kellar (central para suministrar a Minera Escondida)”, comentó el ejecutivo.

Asimismo, GM está estudiando su ingreso al área de las concesiones, aunque todavía no existe una decisión tomada por parte de toda la gerencia del grupo. “El área de infraestructura está analizando esta opción, pero, de concretarse, Ingeniería y Construcción participaría activamente, ya que una vez adjudicada la inversión, hay que construirla. Nuestro interés principal estaría en obras viales”, finalizó Lambarri.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también