Prevención: Mitigar la corrupción empresarial en tiempos de Covid

07:09 24 Junio, 2020

Por: Edmundo Lizarzaburu Bolaños. Phd en Management y profesor investigador Universidad ESAN

El Perú es el tercer país que se percibe como uno de los más corruptos de América Latina según un estudio publicado por la ONG Transparencia Internacional (TI); situación que debe cambiar urgentemente y más bien, no acrecentarse por la Pandemia. La corrupción tiene un impacto estimado en nuestro Producto Bruto Interno (PBI) que se mide por una pérdida de entre 2% al 4% (S/. 17 mil millones de soles en 2019 según la Contraloría General de la República).

Es importante mencionar que en los últimos años se vienen realizando diversos esfuerzos para mitigar la corrupción desde regulaciones y normas como la NTP ISO 37001 (basada en ISO anticorrupción 2016), hasta el reglamento de la Ley 30424 de 2019. Coinciden en la importancia de: PREVENCIÓN.

Lo que se busca es que las empresas peruanas interioricen la importancia de implementar procedimientos y una cultura tipo “conoce a tu cliente”, “conoce a tu proveedor”, que detecte hechos que puedan tipificarse como lavado o corrupción, al tener mapeados los riesgos que se presenten en sus procesos (estratégicos, core y de apoyo). Que tomen en consideración lineamientos, protocolos, políticas y objetivos. Para ello, se debe establecer mecanismos de prevención de delitos y un adecuado seguimiento a los planes de acción que permitan mitigar los riesgos que se presentan en el día a día.

 

Legislación

La Ley 30424 se da en Perú en el marco de la lucha contra la corrupción, a raíz de la ratificación de los principales instrumentos internacionales en esta materia.

Los delitos referidos a la responsabilidad administrativa que menciona la ley y sus respectivas modificaciones son los siguientes:

  • Artículo 384 del Código Penal: colusión simple y agravada
  • Artículo 397 del Código Penal cohecho activo genérico
  • Artículo 397-A del Código Penal cohecho activo trasnacional
  • Artículo 398 del Código Penal: cohecho activo específico
  • Artículo 400 del Código Penal: tráfico de influencias
  • Artículo 1, del Decreto Legislativo N.° 1106: lavado de activos actos de conversión y transferencia
  • Artículo 2, del Decreto Legislativo N.° 1106: lavado de activos actos de ocultamiento y tenencia.
  • Artículo 3, del Decreto Legislativo N.° 1106: lavado de activos, actos de transporte, traslado, ingreso o salida por territorio nacional de dinero o títulos valores de origen ilícito.
  • Artículo 4, del Decreto Legislativo N.° 1106: lavado de activos, formas agravadas y atenuadas.
  • Artículo 4-A, del Decreto Ley N.° 25745: financiamiento del terrorismo

Por otro lado, el Decreto Legislativo N.° 13729 señala los componentes que conforman el sistema de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo, que son compatibles con los del modelo de prevención al que hace referencia la Ley 30424.

Este hecho, permite que las empresas que a la fecha tiene sistemas de Prevención del Lavado de Activos y del Financiamiento del Terrorismo – PLAFT, como las entidades financieras, puedan implementar un reglamento, de cara a monitorear, entre otros aspectos, “el conoce a tu cliente” y “conoce a tu proveedor”.

Cabe destacar, que en el Perú hay varias empresas que vienen implementando estos procedimientos de sectores como el bancario, financiero, retail, otros, lo que debería generar tranquilidad en sus diversos grupos de interés, y en particular en la ciudadanía, los inversionistas, el país y el mundo.

A nivel del Gobierno, instituciones como: El Instituto Nacional de Calidad, el Fondo nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado, la Contraloría General de la República, la Superintendencia de Banca Seguros y AFP, la Superintendencia de Mercado de Valores, entre otras, vienen trabajando de forma proactiva para impulsar este tipo de normas y reglamentos, con la finalidad de promover una “cultura de prevención” y de mayor conocimiento de las operaciones y así evitar caer en actos de lavado de activos y/o corrupción.

Toca a cada quién hacer su parte para frenar y prevenir estos actos totalmente nefastos y lamentables, más aún en circunstancias como las de Covid, en las que se requiere de más ética, solidaridad, idoneidad.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también