Entrevistas

Presidente de la Fepcmac pide regulación más robusta para casas de préstamo y empeño

Jorge Solís enfatiza la necesidad de una normativa más exigente para prevenir el lavado de dinero y la informalidad en el sector financiero, así como medidas efectivas contra el "gota a gota".

Gan@Más

Redacción digital

redaccion@revistaganamas.com.pe

25 Marzo, 2024 / 7:54 am

Jorge Solís, presidente de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC).

En una entrevista con Gan@Más, Jorge Solís, presidente de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC), aborda las preocupaciones y propuestas de la institución frente a la reciente resolución 650-2024 de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Solís advierte sobre los riesgos del crecimiento descontrolado de las casas de préstamo y empeño en el país, planteando la necesidad de una regulación más estricta para abordar la informalidad y prevenir el lavado de dinero. Además, ofrece una visión detallada sobre la situación actual de las microfinanzas en el contexto económico peruano y las iniciativas de la FEPCMAC para promover la inclusión financiera y ampliar el acceso a servicios financieros en zonas rurales y remotas.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de la FEPCMAC con respecto a la resolución 650-2024 recientemente promulgada por la SBS?

Es una medida insuficiente frente a un sistema que ha crecido en el país alarmantemente. La SBS señala en esta resolución, que en Perú existirían 1500 casas de préstamo de dinero y casas de cambio que solamente funcionan con la condición de contar con la licencia municipal, son locales abiertos al público, prestan dinero, pueden ser personas naturales o jurídicas y a través de esta resolución, lo que está disponiendo la SBS ahora, es que estas entidades se registren, se inscriban en la SBS y designen a un oficial de cumplimiento que tenga una clave de acceso a la Unidad de Inteligencia Financiera para reportar actividades sospechosas o inusuales pero eso no es suficiente, porque ya estas funcionan y no sabemos cuáles son los orígenes de los fondos que manejan desde el inicio

Creemos que deben salir del mercado con un periodo de gracia, para que luego dejen de operar, pero estamos en un libre mercado, no es malo que existan estas entidades que prestan dinero, existen en otros países pero bajo otras condiciones, como en el caso de Ecuador y la regulación tiene que ser muy estricta en este sentido porque somos un país muy vulnerable a la penetración de dinero mal habido, del narcotráfico, que contamina y envilece la economía, el dinero de la minería ilegal, de la trata de personas y de la propia corrupción, que cuesta al Estado 20 mil millones de soles al año, según la propia Contraloría de la República.

Entonces hay una puerta abierta, para que estas entidades que son la cara legal porque están autorizadas a funcionar, puedan lavar dinero a través de las casas de empeño y no está descartado que estén vinculadas ahora al sistema del gota a gota que son los prestamistas que cobran de manera delincuencial.

Pedimos que estas empresas salgan del mercado para que se organicen nuevamente y vuelvan a ingresar como personas jurídicas.

En Ecuador, por ejemplo, existen las Sociedades Prestadoras de Servicios Auxiliares del sistema financiero, que son personas jurídicas, no naturales y pueden prestar estos servicios. En Perú, siendo personas jurídicas se podría conocer quiénes son los socios de estas empresas, la idoneidad técnica y moral de estas personas, y siendo empresas tienen que inscribirse en la SMV y están obligadas a reportar sus estados financieros y contables.

Luego de este requisito previo, tendrían que incluirse en la SBS y pasar a ser supervisadas, presentando su plan de negocios de cuál es la cartera que van a manejar, cuál es el aporte de sus socios, declarar de dónde vienen esos fondos.

La norma es importante pero insuficiente porque legitima lo que ya existe y nos preocupa que en estas casas fomentan la informalidad porque son entidades que prestan un servicio financiero, que es el crédito, pero están fuera del sistema financiero.

La SBS tendría que crear un área para supervisar a estas empresas auxiliares de servicio financiero y verificar que cumplan las condiciones de ser personas idóneas, que no tengan sentencia condenatoria, que no hayan hecho quebrar empresas, que no hayan sido prestatarios y que no hayan sido castigados en el sistema financiero.

"La norma es importante pero insuficiente porque legitima lo que ya existe y nos preocupa que en estas casas fomentan la informalidad porque son entidades que prestan un servicio financiero, que es el crédito, pero están fuera del sistema financiero"

¿Por qué la FEPCMAC considera que la formalización de las casas de préstamo y empeño, como se indica en la resolución, podría no ser la solución adecuada para abordar el problema del “gota a gota” en Perú?

No todas estas casas de préstamo y empeño están vinculadas al gota a gota, pero hay muchas que sí podrían estarlo y son la cara formal, que accede a la información de los clientes que se acercan a solicitar un préstamo. Pueden saber los bienes que tienes, tu reparto patrimonial, el de tu familia, la situación económica, de tus garantes, porque a veces te piden garantes, y con esa información podrían derivarla a bandas criminales que hoy día extorsionan, secuestran a la gente. Entonces tiene que haber una nueva organización de todo esto, partiendo de cero.
Para funcionar como empresas auxiliares del sistema financiero prestadoras de créditos, tienen que organizarse como tal. No basta con que solo cuenten con una licencia de funcionamiento, las personas naturales no pueden prestar, deben ser solo las personas jurídicas.

¿Qué propuesta específica tiene la FEPCMAC para abordar el problema de los prestamistas informales y garantizar la seguridad financiera de los ciudadanos?

Nuestra propuesta va por otorgar un plazo para que estas casas se retiren del mercado. Luego se abra un registro de las casas que retornen como personas jurídicas cumpliendo requisitos de idoneidad y que estén debidamente inscritas en la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

Asimismo, que se deje en claro las condiciones de los créditos que otorgan, las condiciones de las casas de empeño, de bienes muebles o inmuebles, para evitar la explotación porque a veces hay mucha gente que por mil soles pierde un terreno, por mil soles pierde un auto impunemente. Eso se llama usura, explotación, criminalidad.

¿Cómo evalúa la FEPCMAC los topes a las tasas de interés en el sistema financiero?

Hemos visto que el impacto ha sido negativo y ha favorecido la criminalidad y el aumento de los préstamos gota a gota y debe eliminarse prontamente.

Ahora están discutiendo, dilatando el tema, hay varias comisiones, pero todavía no se toman las decisiones que se requieren.

¿Cuáles son las perspectivas de las microfinanzas en el contexto económico actual del país?

Creemos que debe crearse un entorno mucho más propicio que fortalezca a las entidades microfinancieras, porque a través de ellas se promueve la inclusión financiera. Debe haber una regulación proporcional para las entidades microfinancieras, debe revisarse la aplicación de Basilea, que va a estar vigente para las entidades microfinancieras. En cuanto a los requerimientos de capital, tiene que darse el fortalecimiento de las entidades microfinancieras y las Cajas Municipales.

Nosotros hemos pedido un apalancamiento de mil millones de soles para dinamizar el crédito, para aumentarlo. No es verdad que la gente no requiera créditos porque de ser así el gota a gota no habría crecido tanto colocando, a través de casas de préstamos, 5 mil millones de soles al mercado.

Lo que se quiere es que haya mayor penetración de las entidades microfinancieras formales en estos sectores. La criminalidad y el gota-gota se terminará o reducirá creando los incentivos para que las entidades microfinancieras puedan asistir a esos sectores que no son atendidos. Esos incentivos pasan por derogar la ley de topes a las tasas de interés, fortalecer y apalancar a las entidades microfinancieras, regulación más flexible,  proporcional, para seguir impulsando la actividad financiera formal a través de las microfinancieras.

"Creemos que debe crearse un entorno mucho más propicio que fortalezca a las entidades microfinancieras, porque a través de ellas se promueve la inclusión financiera"

¿Cómo está afectando el deterioro de la situación económica a las micro y pequeñas empresas en el ámbito de influencia de las cajas municipales?

Nos ha perjudicado tremendamente. El 2023 las cajas disminuyeron sus utilidades casi en 50%, debido al contexto de recesión económica, donde el PBI decreció 0.5%. Las medidas que se han dado de reactivación no han tenido impacto, y este año se prevé que habrá un crecimiento rebote.

El alza de tasas pasivas, a través de la tasa de referencia que hoy se está normalizando y los mayores costos de fondeo que no se han podido trasladar a las tasas activas, a los créditos, lo que ha propiciado la reducción de nuestros niveles de rentabilidad bajando nuestras posibilidades de incrementar el patrimonio vía capitales que no tenemos.

¿Qué iniciativas están llevando a cabo las cajas municipales para promover el acceso al crédito y los servicios financieros en comunidades vulnerables?

Tenemos varias iniciativas. Estamos trabajando con organismos internacionales para entrar a un sector que es bastante importante, a través de créditos rurales, que es el sector menos atendido. También tenemos iniciativas para promover más el crédito mujer a través de convenios con la academia, la sociedad civil, ONGs, a través de organismos multilaterales como el BID, estamos trabajando varias iniciativas en lo que es crédito género para empoderar a la mujer y prospectamos atender a poblaciones rurales y economía familiar agraria que son 2’200,000 productores agrarios con economías de subsistencia que requieren de créditos pero que tienen que ir acompañados de políticas del Estado. Solos no podemos hacer esa tarea.

¿Cómo está enfrentando la Fepcmac los desafíos derivados de la digitalización en el sector financiero y cómo se están adaptando las cajas municipales a este cambio?

Todas las Cajas, tanto individualmente como corporativamente, estamos creando aplicativos, plataformas, que nos permitan que nuestro servicio sea más ágil.
Para nosotros la digitalización es una herramienta, es un medio, no es un fin, para impactar más en la inclusión financiera, con procesos más ágiles, más rápidos. Estamos en un proceso de transformación digital y muy acelerado.

¿Qué medidas se están tomando para fortalecer la inclusión financiera y ampliar el acceso a servicios financieros en zonas rurales y remotas?

Estamos trabajando proyectos con el BID, con el Banco Mundial, para llegar a estos sectores, fortaleciendo capacidades, adecuando nuestra tecnología para atender a este sector que es de alto riesgo y necesariamente tenemos que hacer mayor inclusión con foco en estas poblaciones rurales, que son las menos atendidas. Pero nuevamente esto requiere un acompañamiento del propio Estado con políticas que fomenten la inclusión financiera de estas poblaciones rurales.

¿Cuáles son los principales objetivos y prioridades de la Fepcmac para el próximo año en términos de desarrollo y crecimiento del sector de microfinanzas en el país?

Este año vamos a lanzar nuestra billetera electrónica, interoperable, que va a tener una base de 10 millones de clientes.
Nuestros objetivos son consolidar el sistema de cajas municipales, impulsar una banca de segundo piso que permita apalancar a las cajas municipales y aumentar nuestra participación en el sector financiero. Hoy día representamos casi el 50% del crédito a las mypes y queremos profundizar esto con un apalancamiento del propio gobierno que nos permita llegar a niveles de participación de 60 a 70% en el sector financiero de las microfinanzas.