Premier Zavala: “La Sunat tendrá un enfoque de servicio y menos énfasis en la sanción”

11:35 18 Agosto, 2016

En el tercer eje sobre el Empleo, formalización y reactivación de la economía, el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, señaló que el reto fundamental será lograr un crecimiento sostenido de la economía. “Nuestro objetivo es crecer por encima del 5% anualmente. Trabajaremos para generar motores internos para el crecimiento de corto, mediano y largo plazo”.

Las metas para el Bicentenario son:

• Que al menos el 60% de los trabajadores gocen de los beneficios de un trabajo formal, con acceso a cobertura de servicios de salud y previsional.

• Reducir las brechas de infraestructura social en 50%, con inversiones en transporte, educación, salud, agua y saneamiento.

• Aumentar la presión tributaria al 17% del PBI, de tal manera que se asegure que el Estado cuente con los recursos para atender las necesidades de los ciudadanos de manera efectiva y sostenible. “Es clave ampliar la base tributaria y para ello el proceso de formalización es un imperativo. Lograr esta presión tributaria será fundamental para poder financiar debidamente las medidas que presentamos el día de hoy”.

• Que el 100% de los peruanos pueda aspirar a una pensión de jubilación digna a través de un sistema previsional eficiente y sostenible fiscalmente.

Zavala subrayó que el logro de estas metas no solo implica un cambio dramático en la calidad de vida de los peruanos, sino también encender los motores más importantes de crecimiento sostenible de la economía: productividad e inversión.

Refirió que se puede aspirar a que estas políticas impulsen la creación de más de tres millones de empleos formales, productivos y con beneficios sociales.

Dijo que la persistencia de la informalidad afecta directamente la capacidad del Estado para construir escuelas, comisarías, hospitales y carreteras.

(LEA también: Premier Fernando Zavala: “Al 2018 ningún docente percibirá menos de 2,000 soles”)

Medidas para la formalización

• Simplificar el régimen tributario para las pequeñas empresas para hacer más atractiva la formalidad e incentivar su crecimiento. A estas empresas se les ofrecería dos alternativas: pagar el 10% de sus utilidades por 10 años, o aportar el 2,5% de sus ventas brutas a cuenta de su impuesto a las utilidades, también por 10 años.

• Medidas administrativas en Sunat para acercarla más al contribuyente y a la pequeña empresa. Sunat tendrá un enfoque de servicio para ayudar a formalizar y menos énfasis en la sanción. Esto incluye simplificación de procesos e introducción de más tecnología, como usar el DNI para emitir facturas.

El premier dijo que “conseguir un Estado moderno, eficiente y capaz de llegar hasta el último rincón del territorio, para atender las necesidades básicas de sus ciudadanos, es imposible si no logramos recaudar recursos de manera simple, eficiente y sin desalentar la actividad productiva”.

Refirió que en 2015 la presión tributaria alcanzó 14,7% del PBI. Eso es menor al promedio nacional del periodo 2011-2015 que fue 16,1% y menor también al promedio del resto de los países de la Alianza del Pacífico que es 15,2%. “Es decir, en los últimos 5 años retrocedimos. Del total de 7,5 millones de contribuyentes registrados, solo 450 mil son contribuyentes recurrentes y, de estos, la mitad son pequeñas y medianas empresas que casi no tributan. De hecho, solo 54 contribuyentes representan el 40% de la recaudación”.

Medidas para ampliar la base tributaria

• Se establecerá un mensaje claro, a todas las autoridades, de política tributaria: que el objetivo de los próximos años es la reducción de tasas de impuestos. “Bajo este objetivo se deben estructurar medidas que orienten a la administración pública a ampliar la base de contribuyentes”.

• Se convertirá a las personas naturales formales en aliadas de la formalización. “Para eso, las incentivaremos a exigir facturas a aquellas personas y empresas que les brindan bienes y servicios”.

• Se eliminará el impuesto al crecimiento que el régimen tributario impone a las pequeñas y microempresas. Se simplificará la estructura tributaria empresarial, unificando los regímenes especiales con el régimen general, de tal forma que la carga y complejidad tributaria suban de manera natural progresiva con el tamaño de la empresa.

• Se incentivará el sinceramiento de las deudas tributarias y la repatriación de capitales peruanos. Asimismo, se buscará evitar que en el futuro estas deudas vuelvan a acumularse.

• Se promoverá el desarrollo del mercado de capitales para incrementar la competencia en el sistema financiero. “A través de una tributación más simple buscaremos convertirlo en una alternativa accesible y atractiva para las empresas que buscan financiamiento y para las personas que buscan una rentabilidad más atractiva”.

• Se cambiará radicalmente los objetivos que guían la cultura de los funcionarios ligados a la política tributaria. “Pasaremos de un sistema de objetivos, basado en los incentivos de recaudación de corto plazo que ahoga al contribuyente; a la construcción de nuevos objetivos basados en la incorporación de nuevos contribuyentes y en calidad de servicio”.

Comparte en:

Vea también