“Políticas de inclusión financiera deben ser trabajadas entre sector público y privado”

07:58 5 Agosto, 2020

De acuerdo al estudio realizado por la CAF junto a la OCDE sobre los retos de implementación de las estrategias nacionales de inclusión y educación financiera en América Latina, se encontró que las estrategias de políticas financieras, por lo general siguen el mismo estilo durante el proceso de diseño y el de implementación.

(LEA También: Más del 70% de la población tiene vulnerabilidad financiera en la región)

“Es decir que la mayoría de las estrategias centraliza su gestión y descentraliza las acciones en grupos de trabajo y en acciones individuales”, señaló Sofía Ortega, consultora internacional y miembro de la red de la OCDE durante el conversatorio organizado por la CAF.

 

Además, agregó que, de acuerdo al estudio, se encontró que en la mayoría de los casos las instituciones públicas participan solo del liderazgo y coordinación de las iniciativas de políticas financieras, pero no de la implementación. En esa línea, Sofía Ortega destacó que existe una tarea de alinear las actividades.

En cuanto a la relación entre el sector público y privado, dijo que es necesario prestarle atención para que las políticas financieras tengan mejores resultados, asimismo a la convivencia entre los reguladores y autoridades de supervisión del mercado financiero con instituciones y asociaciones que ellos supervisan.

 

Entre los beneficios que traería el trabajo colectivo entre el sector público y privado para la realización de políticas financieras, se tienen al aporte de recursos financieros y personal profesional especializado. Sin embargo, la especialista de la OCDE señaló que las instituciones privadas representan la conexión entre las decisiones de los gobiernos y los clientes.

“Son ellos quienes están ahí para aprovechar los momentos de aprendizaje, son ellos quienes dan la cara del sistema financiero que ahora mismo tienen un rol muy importante”, dijo.

Segmentación de la información

En otro momento, se refirió a la segmentación en el tema de educación financiera. Este paso resulta fundamental, ya que permite una comunicación más directa, también identificar herramientas más idóneas para abordar las necesidades de los grupos específicos, además de responder a las vulnerabilidades de una forma más acelerada.

 

El saber dirigir hacia dónde debería ir un producto financiero, según indicó Sofía Ortega, es crucial. Estos deben estar diseñados no solo para ser utilizable, sino que también debe permitir a los clientes desarrollar su vida financiera.

“Entonces los productos deben responder específicamente a necesidades, a brechas y a etapas del desarrollo financiero del individuo y del hogar”, señaló la consultora internacional de la OCDE.

Los principales retos para la segmentación de la población para canalizar los productos financieros están relacionados a conocer qué tipo de información se recolecta de las poblaciones objetivas, cuál es el estado de la inclusión financiera a nivel nacional en el momento de implementar las políticas.

“Respecto a la selección de información en los procesos de consultas hay que también elegir a actores relevantes y a las poblaciones objetivas. Esto no solo significa que se realizan consultan amplias sino también con individuos pertenecientes a dichas poblaciones”, mencionó.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

Vea también