Plantean que Perú debe tener una Ley de Open Banking

09:46 23 Marzo, 2020

Mauricio Albán, Vicepresidente de Regulación de la Asociación Fintech Perú, señaló que el Perú debería estar analizando una Ley de Open Banking o Banca Abierta por los beneficios que supondría para el ciudadano de a pie.

Albán refirió que una Ley de Open Banking tiene una serie de antecedentes en Europa con la directiva P2D2 cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de servicios de pagos móviles de manera innovadora y segura permitiendo que terceras empresas puedan acceder a dicha información y en el caso de Inglaterra se creó una entidad independiente Open Banking Implementation Entity (OBIE) con el objetivo de que el gobierno, junto a los grandes, bancos defina un estándar sobre su implementación.

 

Estos antecedentes permitieron marcar un hito muy importante y esto es que la información financiera del cliente no pertenece a la entidad financiera, sino, que es propiedad del cliente. En ese sentido, el cliente debería poder decidir que terceros accedan y utilicen su información para distintos propósitos como hacerle una propuesta crediticia, en base a su información bancaria previa autorización del cliente, dijo Albán en el marco del Conversatorio “D.U. 13-2020: ¿Cuáles son los principales beneficios para los emprendimientos, startups y MIPYMES” organizado por Emprende UP con ocasión de la publicación del Decreto de Urgencia 13-2020.

Así, para Mauricio el Open Banking es transformador, en tanto que fuerza a los bancos a soltar ese control que tienen sobre el cliente y, de esa manera, el mercado se vuelve mucho más dinámico y competitivo. Otro aspecto sobre una ley de Open Banking es la capacidad de pago. Cada uno debería determinar el acceso a su capacidad de pago en distintos bancos y no el banco en sí mismo. Entonces, el cliente desde una aplicación externa que no pertenezca a un banco podría solicitar, por ejemplo, que se pague una cuenta que tiene contra la cuenta que tiene en otro Banco como el BCP o Scotiabank.

 

Desde el ámbito de la información, el Open Banking también permite que si un agente deficitario requiera de un préstamo pueda solicitar a un tercero que recoja su información crediticia de los diferentes bancos en los cuales tiene cuenta para que, a partir de ello, se pueda inferir una propuesta crediticia que sea ventajosa para el cliente, pues se tiene bastante información real para poder determinar el riesgo crediticio.

Sobre países de la región, Alban comentó que Brasil se encuentra analizando con detenimiento la regulación del open banking al igual que México. Para Albán, el gobierno debería estar analizando ya una ley de open banking en Perú, en tanto que el beneficio que va a generar al ciudadano de a pie y para las MIPYMES es tremendo y transformador, pues actualmente la industria financiera se encuentra en un estado “jurásico”.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

avatar

Vea también