Perú es el segundo país de A.L. donde el alza del dólar impacta más en la inflación

15:56 9 Septiembre, 2015

El Banco Central de Reserva (BCR) ha tomado medidas para evitar la volatilidad del dólar, especialmente por las operaciones de agentes foráneos que especulan con el alza del billete verde en el mercado cambiario local. Esto tiene que ver no solo con proteger a personas y empresas con deudas en dólares, sino con un incremento de la inflación, la cual se observó en agosto último.
Un informe de Credit Suisse reveló que Perú es el segundo país de América Latina que registra una transmisión más rápida de la subida del dólar a los precios domésticos.

Según el estudio, un aumento de 10% del dólar frente al Nuevo Sol se traduce en un traspaso a la inflación de 0.43 puntos porcentuales en tres meses y de 0.50 puntos en 12 meses. Este estimado solo es superado por Chile (0.5 pp y 0.37). Luego siguen Brasil (0.27 pp y 0.60 pp), Colombia (0.16 pp y 0.40 pp) y México (0.10 pp y 0.05 pp).

Decisión monetaria

Mañana el directorio del BCR sesionará respecto del programa monetario para setiembre y tomará una decisión respecto de la tasa de interés de referencia (aumentarla, mantenerla o bajarla). En su comunicado de agosto señaló que evaluaría “ajustes en la tasa de referencia que conduzcan a la inflación al rango meta”, dijo Mario Guerrero, analista de Scotiabank en un reporte.

Manifestó que, con la información disponible a la fecha, la inflación esperada para setiembre estaría próxima a 0.25%, mayor al 0.16% registrado en setiembre del 2014, por lo que la trayectoria anual de inflación podría seguir reptando al alza en setiembre (alrededor de 4.2%).

“Nuestro cálculo incluye el alza del precio de los productos avícolas (desde los últimos días de agosto y que por construcción del índice incidiría en setiembre), el reajuste de tarifas eléctricas (anunciado por Osinergmin), y la incidencia de la depreciación del sol, que en parte sería contrarrestada con la reciente rebaja de los precios de los combustibles”, precisó.

El analista sostuvo que un aumento de la tasa de interés de referencia implicaría una postura de política monetaria que buscaría asegurar que las expectativas de inflación permanezcan ancladas al rango meta, en un contexto de persistentes presiones cambiarias.

“El impacto material de esta medida estaría acotado, pues como señalamos en nuestro reporte anterior, las tasas de interés en soles del mercado monetario ya se han elevado. La tasa interbancaria se ubicó en 3.6% en promedio en agosto mientras que la tasa preferencial para créditos corporativos se ubicó en 4.6%, su mayor nivel en lo que va del año. La tasa de interés real se encuentra en 0.25%, considerando la inflación esperada para el 2016, aproximándose a terreno negativo, lo que debería implicar una acción de política por parte del ente emisor”, argumentó Guerrero.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también