Perú con el índice de informalidad en el empleo más alto en Alianza del Pacífico

17:07 16 Julio, 2019

En el Perú, la población económicamente activa (PEA) está compuesta por 17.8 millones de personas, 95% de las cuales tienen empleo. La cifra sería alentadora si no fuera porque sólo el 27.5 % es formal. Así lo mencionan Ahmed Vega y Carla Romero, especialistas de Tax & Legal de KPMG en Perú, quienes elaboraron un análisis comparativo de algunos aspectos laborales de los países miembros de la Alianza del Pacífico, con ocasión de la VI Cumbre Empresarial que se realizó en nuestro país el 4 y 5 de julio.

“El 27.5% de formalidad en el empleo refleja la tarea pendiente para mejorar la calidad en la contratación, necesaria para colaborar con el cumplimiento de los objetivos de la Política Nacional de Competitividad y Productividad. En ese sentido, el aporte de la Alianza del Pacífico resulta muy valioso pues nos permite discutir oportunidades y compartir experiencias de buenas prácticas empresariales y de regulación, como en el caso de Chile, donde la tasa de empleo formal llega al 71%”, señaló Ahmed Vega, Socio de Tax & Legal de KPMG en Perú.

Entre otros datos, el análisis muestra las principales actividades económicas en las que se concentra el trabajo en cada país. Así, tenemos que el 26% de la PEA ocupada en Perú está concentrado en actividades primarias como la agricultura, pesca y minería, mientras que en Colombia y Chile un 27% y 18%, respectivamente, se dedican a la actividad comercial. En el caso de México, el 16% se encuentra concentrado en el sector manufactura.

Remuneración y costos laborales

Parte del análisis se refiere a la Remuneración Mínima Vital (RMV) que, entre los países de la Alianza, es más alta en Chile con US$424 mensuales, seguido por Perú con US$282, Colombia con US$255 y México con US$139. No obstante, un mayor nivel de la RMV no necesariamente favorece a una mayor competitividad del mercado laboral, ya que también pueden generar un impacto negativo sobre el empleo e incentivar la informalidad, según lo señalan algunas posiciones.

Respecto a los costos laborales que afrontan los empleadores, Perú tiene el nivel más alto de la Alianza que puede llegar hasta un 49% sobre la remuneración mensual, lo sigue Colombia hasta un 45%, México hasta un 40% y Chile hasta un 32%, en los distintos regímenes laborales. Estos porcentajes sólo incluyen los costos más relevantes, por lo que podrían ser más altos todavía, lo que constituye una de las barreras a la formalidad laboral.

VEA TAMBIÉN ¿Es posible reducir o eliminar la informalidad laboral en el Perú?

Una referencia que incorpora el efecto de los costos laborales es el ranking de prácticas de contratación y despido de trabajadores señalado en el Reporte de Competitividad Global 2018 del World Economic Forum. En este Reporte, Perú se sitúa en el puesto 128, seguido de Chile en el 124, Colombia en el 109 y México en 105. “Los costos laborales son un aspecto relevante en la competitividad de nuestro mercado laboral, por lo que la regulación debe buscar mejores condiciones para el empresariado y para la población en su derecho a un trabajo digno. Esto lleva a la búsqueda del un mejor equilibrio, para no afectar las decisiones del crecimiento económico y mejorar la competitividad laboral”, indicó Ahmed Vega.

Nuevas tendencias

Un tema en desarrollo para todos los países miembros de la Alianza es la regulación de las nuevas tendencias laborales como el trabajo en plataformas digitales¸que incluye el impacto en el mercado laboral que tienen los trabajos a través de aplicativos y páginas web.

“México es el primer país miembro de la Alianza del Pacífico que regula este tipo de trabajo, considerando que quienes participan en este nuevo tipo de economía son trabajadores de quienes dirigen las plataformas digitales. Chile y Colombia han enviado propuestas a sus congresos con la finalidad de regular el tema, mientras que Perú ha conformado un grupo de trabajo para evaluar esta realidad laboral”, indica Carla Romero, abogada senior de Tax & Legal de KPMG en Perú.

El análisis comparativo realizado por KPMG es un vistazo general a las condiciones que se tienen en los países miembros de la Alianza, pero sin duda existen muchas otras coincidencias y diferencias que pueden ser analizadas y tratadas para promover la competitividad en diversos aspectos y en especial en el aspecto laboral.

VEA TAMBIÉN Gobierno lanza estrategia “Turismo Seguro” para combatir la informalidad

Comparte en:

Vea también