Patty Wong: “Nunca detengan sus sueños por falta de dinero, la mente mueve montañas”

08:36 4 Septiembre, 2021

“Siento que soy abundante porque mi empresa beneficia a mi entorno y a mis colaboradores, y genera ganancias, lo cual me motiva y no hace una obligación el ir a trabajar. Tengo 17 años como empresaria en el rubro de restaurantes, soy chifera de oficio, y amo lo que hago”.

Patty Wong, empresaria y ex presentadora de televisión, empezó así su charla magistral “La crisis como oportunidad”, en el marco de la XIV Cumbre Pyme de la Apec 2021, que este año fue en versión online.

Los inicios

Patty recordó que inició su vida de empresaria a los 12 años cuando surgió una crisis. “Vengo de una familia pobre, somos 10 hermanos y un día quería comprarme un par de medias blancas de deporte para ir al colegio y mi madre me dijo, si te doy para que hagas esa compra no va a alcanzar para comprar el pollo para el almuerzo, y en ese momento sentí frustración”.

 

Agregó que en ese momento entendió que la pobreza no era parte de su identidad, sino que era una condición que se podía cambiar y a partir de allí empezó a pensar en el cómo. “No tenemos lo que queremos, ni tenemos lo que deseamos, tenemos lo que creemos”.

Patty empezó el negocio de vender panes con jamonada, en su colegio, porque tenía la intención de conseguir el dinero para sus medias. “Llegué a vender 70 panes al día ganando más del 50% por cada pan. Me di cuenta que quería ser empresaria y que el dinero no es algo que te tiene que limitar para conseguir tus sueños, que cuando quieres algo y lo crees en tu mente puedes mover montañas”.

La pandemia

Patty compartió con la audiencia que a raíz de la pandemia pasaron alrededor de 6 meses sin abrir los locales y ya no contaba con efectivo para seguir pagando los gastos, por lo que tuvo que cerrar algunas franquicias y se quedó con dos restaurantes, haciendo que su delivery también se delimitara a solo dos distritos cuando antes había atendido a 13.

 

“Producto de la pandemia, vi una oportunidad de mejorar, de adaptarme a los cambios, de no tener miedo a ser una empresa digital. Si yo trataba al cliente interno como mi prioridad eso se iba reflejar en el trabajo. Como emprendedores tenemos que entender que si no cultivamos ese talento vamos a tener un tope, si no dejamos de tener miedo no vamos a lograr lo que queremos. Ser emprendedor implica ganarse el sustento a base de mucho esfuerzo y sacrificio”.

Refirió que en momento de crisis se hace las siguientes preguntas ¿Para qué estoy pasando esta situación?, ¿Qué tengo que aprender?, ¿Qué tengo que mejorar? “Estas preguntas me han enseñado a ver mis debilidades como emprendedora, como mamá, como empresaria y eso me ha llevado a una respuesta: la solución está en nosotros, el ingrediente es la pasión, si tú te dedicas a lo que más amas, a lo que más te apasiona, habrá una parte extra que no va a permitir que renuncies”.

El dinero

Patty compartió que cuando ya tenía dos restaurantes, estando por el barrio chino, encontró un local que para ella era ideal, pero que solicitaba un monto de dinero muy alto para la garantía, adelanto, derecho de llave, etc.

 

Eso no fue un impedimento para que Patty toque las puertas de una financiera llevando su presentación y solicite un préstamo. “Les dije acabo de encontrar un local en el corazón de Mesa Redonda, donde más público hay, ese local va a ser mío, pero necesito su ayuda, necesito que me financien. Voy a poner su logo en todos mis individuales, en el letrero, en las cajitas para llevar. Estaba sentada con 4 personas de esta financiera, no pedía poco, y ellos me dijeron creemos en ti, en tu proyecto y me dieron esa línea de crédito”.

Recomendó no ver el dinero como un límite o algo inalcanzable que no permita continuar los sueños. “Nunca detengan sus sueños por falta de dinero, el dinero es solo una parte para poder lograr la abundancia o el éxito, porque si son empresarios ya son exitosos”.

Finalmente, Patty reconoció que cada crisis, cada error, cada fracaso, conlleva consigo una semilla de beneficio mayor, es un aprendizaje. “No somos ni nuestros errores ni nuestros aciertos, ni nuestros triunfos ni nuestros fracasos, somos lo que aprendemos. Tú decides cómo llevar una crisis desde el victimismo o como una maestría. Nuestra manera de gestionar una crisis va a determinar que esa situación se convierta en un tormento constante o en una gran bendición”.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también