Organizaciones adaptativas y la agilidad de los negocios

07:08 13 Julio, 2020

Es un hecho que no podemos controlar nuestro entorno. La pandemia lo ha dejado más claro que nunca. Sin embargo, siempre se puede elegir cómo responder ante situaciones extrañas o inciertas. Las organizaciones adaptativas tratan justamente de eso. Eduardo Labarca, Co-Fundador The DOERS, academy trainer en agilidad, disrupción y organizaciones exponenciales, habló sobre las organizaciones adaptativas y la agilidad de los negocios durante el SingularityU Virtual Summit Chile 2020 desarrollado por SingularityU Summit y BeSTinnovation.

Las organizaciones adaptativas son aquellas empresas que tienen la capacidad de responder contextualmente en forma adaptativa ya sea para lidiar con personas, mercado, tecnología u otros. Aquellas están desarrolladas para responder de la mejor forma posible a los cambios y adaptarse a ellos.

 

Entonces, ¿Cómo adaptarse a un cambio constante? Labarca comentó que existen dos grandes pensamientos. Uno entiende a la compañía como una maquinaria con departamentos funcionales que actúan como engranajes de esa gran maquinaria. Estos engranajes están diseñados para tener un plan, procesar y ejecutar. El otro, en cambio, entiende a la compañía como un organismo vivo compuesto por células (los equipos) y que está diseñado a adaptarse. Entonces, mide, adapta y aprende del entorno.

 

Es en este segundo escenario en que debe comprenderse a una compañía. En este contexto, la agilidad toma importancia, pues es una herramienta para ayudar a cambiar la mentalidad de los miembros de la organización, para comprender qué funciona y qué no y, a partir de ello, cambiarlo.

Labarca refirió que la interacción es muy importante a la hora de ser adaptativos. Para lograr los objetivos, las células del organismo deben interactuar. Asimismo, todas las células de la organización, sea las áreas comerciales, financieras o legales deben tener un objetivo general: crear valor.

Y, quienes debe de ser los guardianes de este sistema que interactúa y crear valor son los líderes de la compañía -desde el CEO hasta los mandos medios- pues finalmente son ellos los que generan el entorno en el que florecen los equipos de la compañía.

Ahora bien, lo que suele suceder es que las compañías se centran en la tecnología y se olvidan de la parte más importante que es generar el entorno de tal manera que la organización pueda soportar a los equipos de alto rendimiento y continúen creciendo. Si no existen este entorno, va a llegar a un momento en que los equipos se estanquen.

 

Entonces, ¿Cómo se crea un entorno que favorezca el crecimiento de equipos de alto rendimiento? Otorgando confianza a los equipos. De esa manera, se producirá el denominado efecto pigmalión que supone que si uno tiene expectativas y creencias en las habilidades y capacidades de otra persona esto influirá en el rendimiento de la otra asombrosamente. En ese sentido, los equipos deben tener responsabilidades, ser autónomos y ello dará grandes frutos a la compañía.

De igual forma, los líderes deben contar con una mentalidad ágil. Es erróneo aprender a usar herramientas tecnológicas si no entrenas tu mentalidad primero. Este entrenamiento debe ser a diario. La agilidad, para Labarca, es un resultado de pura práctica, de pensar cómo debo reaccionar ágilmente a un futuro incierto.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también