Opinno: Diez tendencias que marcarán el futuro de los negocios

07:00 4 Junio, 2021

La pandemia del Covid-19 ha introducido obligatoriamente a los negocios y sociedades al comúnmente llamado “nuevo normal”, de tal forma que el mundo que se conocía anteriormente se dejó de presenciar.

En ese sentido, el fundador y CEO de la consultora Oppino, Pedro Moneo, expuso sobre las diez tendencias que ya empezaron a transitar en este neocontexto, en el marco de Inspira, festival para la internacionalización de la creatividad e innovación peruana, organizado por Promperú.

A continuación, estas son las tendencias:

1.- Hipocondría social:

Es cierto que no volveremos a ser los mismos. La gente se cuidará mucho más a sí misma (físico y mental) y también a los demás tras las medidas de bioseguridad dictadas por los gobiernos e impulsadas por la pandemia. La hipocondría se convertirá en una palanca para innovar en la industria de la salud, los cuidados y el bienestar.

 

Se verán revoluciones como las personas cuantificadas, el diagnóstico asistido y los tratamientos personalizados. La medicina preventiva se afianzará, a tal punto que llevarán las personas sensores para monitorizar sus parámetros vitales y evitar problemas de salud. Asimismo, se generarán más datos que evaluarán profesionales con respaldo de la Inteligencia Artificial para los tratamientos.

“Cualquier empresa o líder que quiera ganarse la confianza de estos usuarios y clientes tendrá que penetrar estas capas de confianza. Veremos marcas cada vez más cercanas y que se preocupan mejor”, señaló Pedro Moneo.

2.- Low cost con valores y alargolescencia programada:

La crisis actual ha demostrado que la economía nacional e individual es frágil. La gente, en efecto, ahorrará mucho más, lo que favorecerá la aparición de nuevos métodos de ahorro y productos financieros enfocados al medio y largo plazo. Supondría una gran oportunidad para la industria financiera y, por supuesto, las fintech.

 

Reducida la capacidad de gasto, las personas adquirirán menos, pero querrán que duren más y serán respetuosas con el medioambiente.

3.- Economía del reconocimiento:

Más allá de los profesionales de salud, lo héroes del Neomundo serán los transportistas, trabajadores de supermercados, personal de limpieza, cuidadores de personas mayores de edad y fuerzas de seguridad.

Las empresas deberán poner énfasis en sus servicios, lo que será una gran oportunidad para la industria de la alimentación, la logística y los bienes que se consideran de primera necesidad.

4.- Servicio Básico Universal:

A medida que diferentes servicios se aproximen a coste marginal cero, empresas y gobiernos tendrán la oportunidad de crear versiones gratuitas para los más desfavorecidos. Esto podría conseguir nuevos clientes.

“En función de que consigamos convertir en digital muchas de las cosas que pasan físicamente vamos a tener una herramienta de inclusión en nuestras manos”, dijo Moneo.

 

5.- Digital por defecto:

El teletrabajo ha llegado a la fuerza para quedarse como hábito. Las conexiones en remoto, tanto laborales como comerciales, serán habituales. Los sectores de viajes y la industria de facilities management encontrarán una gran oportunidad para innovar.

“Lo que demanda es presencia digital. Antes se prestaba el canal físico, pero ahora están los canales digitales que deben ser excelentes. Las empresas que entiendas esto tendrán una ventaja importante”, apuntó.

6.- Patriotismo industrial:

El desabastecimiento reforzará la relevancia de la investigación, de la producción propia y de la redefinición de la cadena de suministro.

En los siguientes cinco años, los ciudadanos y gobiernos serán más proteccionistas en sus hábitos de consumo o tendrán que redefinir su cadena de suministro. “Nos hará una civilización resiliente y sostenible”, indicó.

 

7.- Economía de la sostenibilidad:

Los gobiernos, empresas y ciudadanos recuperarán la batalla contra el cambio climático que aqueja al mundo.

La sostenibilidad se convertirá en el nuevo gran pilar de valores corporativos y personales. Para que algo sea sostenible, debe serlo a nivel económico, humano y medioambiental.

8.- Business Future Thinking:

Es la estrategia empresarial más futurista y colaborativa. La gestión empresarial dominará escenarios apocalípticos con planes de contingencia. Rodearse de visionarios y tecnólogos será cada vez más necesario y las predicciones ser harán más a corto plazo.

“Imaginemos cómo va a ser el mañana y, a partir de esa foto, cómo hacer para contribuir el mañana”, sugirió Pedro Moneo.

 

9.- Capitalismo en la slow society:

La ralentización que estamos viviendo nos obligará a redefinir los KPI por los que medimos a las empresas. Puede que veamos cosas nuevas, valoraciones con PER (relación precio beneficio), acordes con la previsión de beneficios de sus siguientes cinco años, que para algunos sectores serán sensiblemente inferiores.

Los ESGG (Environmental, Social and Corporate Governance) serán un componente fundamental de la valoración de las empresas.

10.- Desconfianza masiva:

El mundo actual, falto de liderazgo intelectual, cultural y ético, necesitará nuevos referentes. La credibilidad de las fuentes de información se volverá estratégica, igual que la transparencia y el conocimiento profundo, elementos que deberán convertirse en los nuevos valores y pilares de cualquier marca que quiera sobrevivir.

(Por Rodrigo Rosales Rengifo)

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también