“Nuestro interés es desarrollar empresas sostenibles”

00:13 20 Marzo, 2013

Cuando los centros de emprendimiento tienen muy buenos resultados es cuando despiertan el interés en los alumnos y éstos luego regresan para desarrollar sus emprendimientos, subrayó Julio Vela, Director Ejecutivo del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la Pontificia Universidad Católica, en diálogo con Gan@Más.

¿Cómo evalúa el desarrollo de los centros de emprendimiento en nuestro país?
En los últimos años los centros de fomento a la cultura emprendedora han aumentado en el país. Dependiendo de su enfoque y el desarrollo de servicios ofrecidos, han tenido un mayor o menor impacto en su entorno. En ese contexto este tipo de centros, cuando son fomentados por el aparato estatal, tienen menor impacto, dado que este trabajo depende mucho del conocimiento que se genera día a día, y en este tipo de instituciones se tiene mucha rotación, especialmente en este tipo de personal.

Hay alguna forma de medir el impacto de estas instituciones en la promoción del emprendimiento, como el número de nuevas empresas, ideas de negocios que se concretaron y continúan y capacitaciones a pequeños empresarios.
Va a depender de los servicios que ofrecen, sin embargo no hay un consenso sobre cómo medir su actuación, a muchos programas solo les importa salir en la “foto” y luego dejan al emprendedor sin mayor soporte. El éxito de este tipo de programas depende claramente del objetivo final que persiguen. En nuestro caso particular nos interesa desarrollar empresas que sean sostenibles en el tiempo, y dado que no dependemos ni de temas políticos ni de fuentes de financiamiento externas, podemos soportar a las empresas hasta por tres años, tiempo suficiente para lograr el objetivo que se persigue.

¿Qué se requiere para lograr un mayor impulso que permita que estas entidades de promoción se expandan y crezcan?
Por un lado estandarizar conceptos y productos, debemos hablar entre todos un mismo idioma. Por otro lado, el trabajo en redes, falta mayor interacción y apoyo entre este tipo de Centros.

Se dice que estas entidades se han creado por una falta de empleo para los jóvenes estudiantes o egresados y es por eso que muchos centros superiores y universidades se han visto en la necesidad de crear sus propios centros de emprendimiento. ¿Usted está de acuerdo con este enfoque o considera que existen otras razones?
En realidad, en muchos casos se han creado porque la competencia tenía un centro de emprendimiento, y son los que menos apoyo les dan a sus centros de emprendimiento. Y si bien hay mucho interés en dar una opción a sus estudiantes, es una de las peores razones, porque los estudiantes de pregrado tienen menos condiciones para desarrollar una empresa (eso no quiere decir que nadie lo haga, solo que es menos probable); sin embargo cuando tienen muy buenos resultados es cuando despiertan el interés en los alumnos y éstos, años después, regresan para desarrollar sus emprendimientos.

¿Cómo observa la situación de este tema en provincias? ¿Hay un mayor entusiasmo o sigue el centralismo y el olvido de estas zonas?
En general en las regiones hay mucho interés en estos temas, las convocatorias que se hacen para hablar sobre esos temas tienen mucha más acogida que en Lima, donde existe una mayor oferta.

¿Cómo se encuentra nuestro país, en el tema de apoyo al emprendimiento y desarrollo de ideas de negocios, frente a los países de la región?
Según el GEM, estamos entre uno de los principales lugares según la tasa de emprendimiento, pero también tenemos una mayor tasa de mortalidad de estos emprendimientos y una menor incorporación de la tecnología en los negocios.

Algo más que quisiera agregar
Solo recordar a los emprendedores que si bien los centros de emprendimiento pueden apoyarlos, al final si sus emprendimientos no funcionan y quieren buscar una explicación, deben verse en un espejo y allí encontrar al único responsable de su frustración.

Comparte en:

Vea también