Micro y Pequeña empresa, alternativas para su futuro de cara al Covid-19

10:20 11 Mayo, 2020

Edmundo Lizarzaburu Bolaños. PhD en Management y Profesor investigador de Universidad ESAN  

La pandemia Covid-19 llevó al Gobierno peruano a establecer un Aislamiento Social obligatorio que ha impactado considerablemente la economía del país: En finanzas, forma de hacer las cosas, decisiones; un cambio total. Presenciamos cierre de locales, empresas, negocios, reducción del transporte, de los “aforos”, despidos, no renovación de contratos laborales y con proveedores, etc., lo que, sin duda, incide en toda la población y en especial en las Micro y Pequeñas empresas – MYPEs, fuente importante de trabajo, y, por tanto, ingresos ¿Qué podrían hacer para reinventarse y aplicar a programas de financiamiento como Reactiva Perú, FAE-Mype, Crecer, sobrellevar este periodo y salir adelante?

 

Alternativas

Primero, es clave revisar las obligaciones con colaboradores, proveedores, bancos, servicios, familiares (lo que se conoce como “grupos de interés”), en general, todo el pasivo. Analizar plazos, establecer prioridades, su liquidez o mejor dicho su “no liquidez”. Con esa información, deberían coordinar refinanciamiento: Re perfilamiento, reprogramación, reestructuración y si es momento de ello al menos por 6 a 12 meses, pero, buscando líneas paralelas o capital de trabajo que le permita seguir abasteciéndose y pagar lo refinanciado: “Que la rueda no se pare”.

Segundo, revisar sus activos de corto plazo: Cuentas por cobrar, inventarios y lo que tienen en caja, con la finalidad de tener un potencial flujo de ingresos, así sea refinanciando, para seguir vendiendo, identificar a sus clientes más representativos, mediante un plan que permita armar distintos escenarios.

Reactiva Perú, FAE-MYPE, Crecer

Tercero, con la información y documentos, las MYPES deben acudir a una entidad financiera para aplicar a programas de apoyo al financiamiento, y, así, asegurar la continuidad de las operaciones. Importante: Sin información y verdaderamente real no accederán a esas fuentes. Por ello, es que, asimismo, las alternativas uno y dos mencionadas son esenciales; contar con información es vital.

 

 

Cuarto, y, también valioso, deben saber la situación de sus colaboradores no para despedirlos o ponerlos en Suspensión perfecta de labores. Ellos son el motor de la empresa. Sin colaboradores las organizaciones no se desarrollan, es fundamental su bienestar. Podría proponerse una negociación para reducir sueldos (de manera temporal), reprogramarlos, sincerarlos, entre otros, luego de tener la información de los activos y pasivos. Es indispensable la proporcionalidad.

Quinto, elaborar los potenciales escenarios considerando la diversificación, la adecuación y la innovación. En este punto y frente a todo lo ocurrido (8 semanas de Aislamiento y 2 semanas más por delante), las MYPES y sus colaboradores tienen que analizar si se van a quedar en el mismo giro de negocio o buscar nuevos mercados, demanda en el mercado interno o externo.

Finalmente, en estos momentos no es suficiente pensar solo en un flujo de caja o que estamos en economía de guerra. Las MYPEs deben contar con información “clara, real”. Armar escenarios, incorporar la variable “lo básico”, establecer planes de acción, respuestas, y su costo. Es decir, aplicar a otras herramientas además de las financieras como la gestión de riesgos y modelos de prevención que permitan “anticipar o tratar de anticipar” en vez solo reaccionar, cambiar la mentalidad o modo respuesta.

Estamos en una guerra contra el Covid-19. Se tiene que tomar acción con información y no solo mediante reacción, la que explica en gran parte los problemas actuales. Sí, hay mucho por hacer para hacer posible un futuro mejor, que el 2021 y 2022 se puedan pensar como el inicio de una nueva era, se debe empezar ya mismo.

Comparte en:

avatar

Vea también