Mercer: El 34% de empleados cree que sus puestos serán reemplazados

11:33 31 Marzo, 2020

La pandemia del COVID-19 y la consecuente incertidumbre en el ámbito empresarial están acelerando los cambios en las organizaciones de todo el mundo, principalmente en la forma como trabajan y seguirán haciéndolo en el futuro. Los principales empleadores se están enfocando en su fuerza laboral, apoyando su bienestar financiero y proporcionando habilidades y capacitación a medida, tomando en cuenta que las carreras profesionales cambiarán debido a la inteligencia artificial y los avances tecnológicos.

El razonamiento es claro: según el estudio de Mercer sobre Tendencias Globales de Talento 2020, el 34% de los empleados prevén que sus puestos de trabajo serán reemplazados en los próximos tres años, el 61% de los empleados creen que sus empleadores los están preparando para el futuro del trabajo y el 55% confía en que su organización los capacitará en nuevas habilidades en caso de que su puesto cambie como consecuencia de la automatización. ¿Cómo afrontarán las empresas estas perspectivas? A continuación, el estudio de Mercer nos presenta las 4 tendencias de talento que definirán a las organizaciones este año:

 

Centrarse en el futuro: trabajar en conjunto para garantizar que las personas prosperen ahora y en el futuro será clave. El 85% de los ejecutivos coinciden en que el propósito de la organización debe ir más allá de la primacía de los accionistas, sin embargo, solo el 35% de las compañías cumplen con esto hoy en día. Entretanto, uno de cada tres empleados afirma que preferiría trabajar para un empleador que muestre responsabilidad hacia todas las partes interesadas. Por otra parte, las oportunidades profesionales se han reducido, ya que el 72% de los trabajadores experimentados afirman que planean trabajar después de la edad de jubilación. Mejorar la gestión de los trabajadores de más edad forma parte de la creación de un valor compartido. Más de las tres cuartas partes (78%) de los empleados desean una planificación financiera a largo plazo, sin embargo, solo el 23% de las compañías afirman que ofrecen educación financiera a los empleados hoy en día.

Carrera hacia la capacitación en nuevas habilidades: la capacidad de la fuerza laboral y la falta de habilidades futuras fueron la principal razón del fracaso de las transformaciones empresariales. Si bien el 78% de los empleados aseguran que están preparados para aprender nuevas habilidades, el 38% afirma que no dispone de tiempo suficiente para capacitarse. Además, solo el 34% de los líderes de Recursos Humanos están invirtiendo en aprendizaje y capacitación de su fuerza laboral como parte de su estrategia para prepararse para el futuro del trabajo, y el 40% no conoce las habilidades que tiene su fuerza laboral en la actualidad.

“Esta tendencia es la que más está impactando en el Perú, y observo como las organizaciones –con la ayuda de elementos tecnológicos, proyecciones basadas en data y consultoría– buscan entender las necesidades futuras, y encontrar en su actual equipo de colaboradores aquellos con mayor potencial y mayor facilidad de adquirir nuevos conocimientos. A nivel global, el 99% de las organizaciones están iniciando esta transformación e informan importantes brechas de habilidades”, señala Gabriel Regalado, CEO de Mercer Perú.

Sentido con la ciencia: ver más allá mediante el aumento de la inteligencia artificial con intuición humana. Si bien el uso del análisis predictivo casi se ha cuadruplicado en cinco años (del 10% en 2016 al 39% en la actualidad), solo el 43% de las organizaciones utiliza métricas para identificar a los empleados que probablemente abandonen la compañía, el 41% de compañías sabe cuándo es probable que se jubile el talento crítico, el 18% conoce el impacto de las estrategias salariales en el desempeño, y solo el 12% utiliza datos analíticos para corregir las desigualdades y evitar que vuelvan a ocurrir.

Si bien las máquinas superan a los humanos en tareas relacionadas con la escala y la velocidad, los humanos superan a las máquinas en cuanto a reflexión y juicio, que son elementos críticos de la toma de decisiones éticas. La evaluación del talento también es un área en la que se necesita la intuición humana, además de las evaluaciones digitales. Hoy en día solo uno de cada dos empleados (52%) tuvo una experiencia de evaluación positiva y le resultó útil. “Son pocas las compañías en el Perú que están en una etapa avanzada en el uso de analíticos para su fuerza de trabajo; sin embargo, es altamente recomendable iniciar cuanto antes análisis básicos, que permita a las organizaciones formular hipótesis y avanzar de un modelo de reporte a un modelo predictivo acompañado de la intuición humana”, señala el CEO de Mercer Perú.

Motivar la experiencia: cumplir con la experiencia del empleado es la máxima prioridad de Recursos Humanos, y el 58% de las organizaciones están siendo rediseñadas para centrarse más en las personas. Sin embargo, solo el 27% de los ejecutivos creen que la experiencia del empleado generará un rendimiento para el negocio. Y, a pesar de que el 61% de los empleados confían en que su empleador se ocupe de su bienestar, solo el 29% de los líderes de Recursos Humanos cuentan con una estrategia de salud y bienestar. Esta no es un área que se deba ignorar, ya que los empleados cuyas compañías se centran en su salud y bienestar tienen cuatro veces más posibilidades de estar motivados. Al estar motivados es más probable que permanezcan en la organización, tienen una mayor capacidad de adaptación y están más dispuestos a capacitarse en nuevas habilidades.

“La transformación de Recursos Humanos ocupa un lugar importante en la agenda de las organizaciones, y trabajar en las experiencias de ellos en las diversas fases de su vida laboral, marca la diferencia en aspectos claves como compromiso y productividad. Se debe ver a los colaboradores como clientes, buscando satisfacer sus necesidades profesionales, a la vez que les exigimos mejores resultados”, concluye Regalado.

Comparte en:

Vea también