Los Títulos Valores Electrónicos

11:52 2 Enero, 2019

Por Dilma Aranda, Sub Gerente de Proyectos Post – Trade BVL

Definiendo las estrategias empresariales de mediano y largo plazo

La forma de hacer negocios ha evolucionado, producto del inminente avance tecnológico, generando
la necesidad de redefinir los modelos vigentes. Uno de ellos es el de los títulos valores y la emisión electrónica, que surge a partir de la premisa del cambio de la forma de representación del título valor, de físico a anotado en cuenta, en una Institución de Compensación y Liquidación de Valores, considerando lo indicado en el artículo 2 de la Ley de Títulos Valores, Ley 27287. Es en este contexto que surgen diversas oportunidades para los actores del mercado y es necesario que empiecen a evaluar, desde ya, con el objetivo de definir las estrategias empresariales de mediano y largo plazo, así como alinear las organizaciones a la transformación digital.

La desmaterialización como primer paso hacia la emisión electrónica

El cambio de la forma de representación del título valor alineado a la normativa vigente, puede ser abordado por las empresas a partir de 2 formas: la desmaterialización y la emisión electrónica.

La primera debe ser considerada como una fase inicial en la cual cambien la forma de representación de los títulos valores físicos que mantienen en stock o flujo, con el objetivo de iniciar la transformación del modelo de negocio existente y empezar a generar eficiencia operativa. La segunda fase se enfoca en el “nacimiento” del título valor de forma electrónica que recoja los elementos esenciales que la Ley de Títulos Valores prevé para cada tipo de título.

En ambas fases, CAVALI como Institución de Compensación y Liquidación de Valores se encarga de acompañar en el proceso de transformación e implementación de dichas iniciativas, que van desde el levantamiento de información de los procesos vigentes, el análisis e identificación de las oportunidades de mejora hasta la ejecución de la propuesta de valor agregado y capacitación a los stakeholders del modelo definido.

A partir de ello, y dependiendo del sector en el que se desempeñe la empresa (retail, financiero, etc.), se pueden generar diversos beneficios tales como: eficiencia en procesos, reducción de costos operativos, alineamiento a estándares internacionales, generación de data para su posterior análisis, ventajas competitivas para la empresa, al mejorar la experiencia de sus clientes, entre otros.

El registro de pagarés desmaterializados y electrónicos

A inicios del 2018, CAVALI implementó el servicio de desmaterialización de pagarés a través del desarrollo de una plataforma tecnológica, con el objetivo de generar valor agregado, principalmente a las entidades del sistema financiero, que utilizan este título valor para asegurar el cobro ejecutivo de los diferentes tipos de créditos que otorgan a sus clientes (retail, empresas, entre otros).

Así, las empresas que mantienen pagarés físicos en stock, pueden desmaterializarlos y convertir la forma de representación de los mismos a anotaciones en cuenta (registros electrónicos) en el registro contable de CAVALI.

Esta fase inicial fue lanzada tomando como premisa la forma progresiva a través de la cual las entidades transforman sus modelos de negocio y considerando que la misma mitigaba desde ya el riesgo operativo y generaba data que, antes de la implementación, no podía ser monitoreada ni analizada.

En esta línea, estamos trabajando con las principales entidades del sistema financiero en la emisión electrónica de pagarés, con la finalidad de que se alineen a la estrategia digital y mejoren la experiencia del usuario interno y externo.

Impulsando las facturas negociables electrónicas

CAVALI, a través de la implementación de Factrack, un sistema que ha integrado a todos los actores del financiamiento con facturas negociables, en una sola plataforma de servicios en línea, ha promovido el uso de facturas negociables constituidas a partir de comprobantes de pago electrónicos.

De este modo, las empresas de financiamiento (bancos, empresas de factoring, sociedades agentes de bolsa, entre otros) pueden realizar operaciones de factoring y descuento de facturas con sus clientes (por lo general, PYMES que buscan capital de trabajo a tasas competitivas), en un entorno seguro y eficiente.

Con ello, se minimizan los riesgos operativos inherentes a los títulos físicos y se puede generar trazabilidad de la factura durante el proceso de financiamiento.

Mediante Factrack las empresas de financiamiento pueden registrar, en CAVALI, las facturas negociables electrónicas que emiten sus clientes, con toda la información necesaria para el cobro.
Este sistema se integra con los servicios de SUNAT para verificar, de modo automático y en tiempo real, los datos que se consignan en la factura.

Asimismo, esta plataforma incluye las comunicaciones con la parte deudora de la factura, que por lo general se trata de una empresa que compra a crédito, para informarle que el título valor se ha constituido, pedirle su conformidad respecto de la información consignada, así como notificarle los vencimientos, entre otras funcionalidades.

En los siguientes gráficos se puede apreciar la evolución sostenida de los montos financiados así como el número de facturas negociables registradas.

Finalmente, considero que el impacto del cambio constante en la tecnología nos da indicios de la desmaterialización hacia la cual debemos apuntar con el objetivo de generar eficiencia y promover la sostenibilidad en las empresas.

 

Nota: Artículo publicado en la revista Gan@Más en la edición # 63.

Comparte en:

Vea también