Los beneficios sociales de impulsar la Economía Sostenible en el Perú

18:32 5 Agosto, 2021

Por: Carlos Vásquez, Gerente de Sostenibilidad de Tetra Pak Perú

El modelo de producción al que estamos acostumbrados se basa, desde sus inicios, en extraer recursos naturales, transformarlos en productos y luego desecharlos. Este sistema tiene un gran problema que no solo pone en peligro el futuro de la biodiversidad, sino que también, genera grandes costos para la industria y el Estado, quienes tienen que hacerse cargo de las grandes cantidades de desechos sólidos que se producen anualmente. Como respuesta a este problema surge la Economía Sostenible, un modelo socioeconómico que propone la reutilización y el reciclaje de los productos (post consumo), para evitar que se extraigan recursos naturales de forma innecesaria y que el valor de los productos no se pierda tras su uso.

La Economía Circular, como también se le conoce, ha obtenido relevancia en los últimos años ante el creciente interés de los consumidores por involucrarse en el cuidado del planeta, empezando por dar preferencia a marcas amigables con el ambiente, como productos realizados con materiales reciclados.

 

El valor de este modelo no solo se limita a ser positivo para la salud del ecosistema. Para países golpeados económicamente por eventos como el Covid-19, la Economía Circular es una alternativa prometedora para aumentar los niveles de calidad de vida de los individuos.

El reciclaje uno de los pilares de la economía sostenible, es la actividad que pone en marcha todo el mecanismo que involucra la sostenibilidad. En el Perú existen alrededor de 180,000 recicladores según el Ministerio del Ambiente – MINAM. Con la recolección y segregación de los desechos sólidos, los recicladores no sólo ayudan al cuidado del ambiente, sino que se benefician de la venta de estos materiales demandados por la industria.

Por su parte, las plantas de reciclaje contribuyen con la generación de materias primas – producto de la transformación de los materiales reciclados-, que darán vida a la creación de nuevos productos. Un claro ejemplo es el Polialuminio, madera sintética que se obtiene del reciclaje de los envases de cartón para bebidas de Tetra Pak. Una alternativa sostenible para el sector construcción.

El Polialuminio se caracteriza por ser termoacústico al brindar un óptimo aislamiento del calor y el frío, además de aislar los ambientes del ruido. Aparte, es más resistente que otros materiales similares y es de alta durabilidad; esto es solo un ejemplo de los beneficios de la Economía Sostenible. Es responsabilidad compartida entre el Gobierno, la industria, la empresa privada y el consumidor hacer de la Economía Circular una realidad.

Comparte en:

Vea también