Liliana Rojas: Perú estaría en mejor posición si hubiera hecho reformas en sus épocas de bonanza

14:53 8 Octubre, 2015

Liliana Rojas-Suárez, miembro principal del Centro para el Desarrollo Mundial, participó hoy en el panel de Inclusión Financiera en la Cumbre de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial. Luego de ello conversó con Gan@Más sobre los riesgos de la economía mundial y los impactos de la desaceleración de China y el tiempo que Perú ha perdido en aplicar importantes reformas estructurales.

¿Cómo observa el contexto externo y la desaceleración de la economía china?

Lo que está sucediendo en este momento es que los shocks se están volviendo persistentes. La desaceleración de China ya es persistente y este país ha comenzado a generar, desde hace varios años, fragilidades financieras importantes que tiene que solucionar.

China ahora está priorizando más el consumo que la industrialización y van a demandar menos materia prima…

Eso lo vienen diciendo desde hace tiempo, pero lo que sucede es que no son capaces de crecer a través del modelo anterior mediante el cual se daba crédito a las empresas y con ese crédito se daba inversión para exportar. Eso generó una burbuja financiera grande y ahora tienen que cambiar su modelo hacia el consumo.

El problema está en que ese cambio de modelo requiere una serie de reformas que se están dando muy lentamente y que restringirán el crecimiento por mucho tiempo y debido a eso el precio de los commodities permanecerá bajo por bastante tiempo.

Entonces es estructural el menor crecimiento de China..

No. Yo no diría estructural, no es permanente sino persistente. Es decir, va a durar y hará que los shocks para nosotros duren también.

Todos los países de América Latina pasamos muy bien la crisis del 2008 porque una de las razones fue que los precios de intercambio, los commodities, volvieron a subir rápidamente. El comercio se secó pero China lo sacó y América Latina volvió a salir, y eso ya no volverá a pasar. Además hay que agregar un nuevo shock que es la subida de las tasas de interés de EE.UU. que todavía no se da y cuando suceda el shock de China va a continuar.

Será un shock tras otro.

Efectivamente, y eso aumenta el costo de financiamiento en empresas y bancos en el exterior y el gran problema que tiene América Latina, ahora, es que las empresas, las corporaciones, se han endeudado en el exterior, en dólares, tremendamente.

Por allí estará la fragilidad.

Completamente. Una gran fragilidad es como siempre el problema de deuda. No es que ahora el endeudamiento haya aumentado tremendamente, sino que antes solo se endeudaban los gobiernos y ahora son las corporaciones las que lo han hecho.

Y allí ataca directamente a la actividad productiva.

Por supuesto. Además las empresas también son clientes de los bancos y si están mal afectan al sistema financiero.

¿Cómo impacta al Perú?

Perú tiene una ventaja, pues cuenta con mucho espacio fiscal. Cuando tú tienes un problema de estos ya la política monetaria tiene límites, es más, los esfuerzos deben ser fiscales y Perú tiene más colchón que muchos otros países de la región.

Por ejemplo, Brasil tiene cero espacio fiscal y allí se puede materializar una real crisis que puede contagiar a toda América Latina.

Las corporaciones colombianas también están muy endeudadas afuera. Los bancos colombianos se endeudaron para poner sucursales en Centroamérica y esta región ¿generará la rentabilidad para que estos bancos puedan pagar la deuda que tienen? No lo creo.
Entonces tienes países importantes que van a impactar más.

Será suficiente este colchón fiscal en Perú o se requieren otras medidas.

Uno hubiera estado en mucha mejor posición si durante los años de bonanza se hubieran hecho las reformas que se necesitaban y que hubieran ayudado a incrementar las tasas de ahorro, por ejemplo.

Reformas en el mercado de capitales.

Claro. Además de reformas institucionales. Todos estos problemas se dan en medio de un incremento de la inseguridad tremenda, próximas elecciones, etc.

Entonces ya no se pueden hacer las reformas tan rápido. Yo he venido a Perú muchas veces y he insistido, a morir, en estos cambios, y no se han hecho.

Si pudiera resumir en lo positivo y negativo que se ha hecho en Perú.

En lo positivo, definitivamente el manejo en la parte fiscal monetaria ha sido bastante adecuado, pero no en la parte institucional como la reforma del sistema judicial, tramitología, etc. Se viene avanzando un poco con las facultades legislativas, pero se necesita una reforma del estado y del congreso para poder dar mejores leyes, estos impedimentos que hemos tenido en el sector minero, conflictos sociales, etc.

En todo lo que es realmente estructural, en lo que caracteriza al país, se ha hecho poco y esto ya no es novedad ni es algo de ahora. Hace como cinco años que vengo repitiendo lo mismo, los peligros. Cuando me decían que el Perú era una estrella, yo decía que eso era un peligro porque las estrellas normalmente tienden a caer, así que es mejor no ser una estrella.

Y cómo se le podría caracterizar ahora al Perú si antes era más o menos una estrella.

Ahora sigue relativamente bien porque los demás países están muy mal. Cuando se compara al Perú con otros países, se ve que es fuerte. Lo gracioso es que, a veces, es fuerte por sus debilidades. Por ejemplo, Perú no tiene déficit fiscales importantes pero por incapacidad de gasto lo cual es terrible también.

No es porque el país sea realmente bueno..

Hay una parte que es buena, hay que encontrar el balance. Pero por otro lado, ahora cuando ya se comienzan a cerrar las fuentes de financiamiento externo, la pregunta es si Perú tiene suficiente ahorro interno para financiar el crecimiento, y si lo tiene saber qué se hizo para fomentar el ahorro interno. Si eso no ha pasado, Perú encontrará allí sus propias trabas ya no las que le pongan desde el exterior.

Entonces el crecimiento del Perú está en riesgo..

Así es. Por la falta de reformas estructurales.

El 2015 prácticamente ya está cerrado con un crecimiento menor al 3%. ¿Cómo ve el panorama para el 2016?

Muy difícil de saber. Todo depende de lo que pase con el efecto del aumento de la tasa de interés en EE.UU. que vienen postergando. Primero dijeron que sería en setiembre y luego en diciembre, pero internamente, están en duda, porque sienten que les puede rebotar lo que está pasando en los mercados emergentes.

No hay consenso dentro del mismo grupo de la reserva federal. Yo pienso que lo van a postergar pero no hay una decisión hasta ahora. Lo único que queda es que el tiempo que hay entre ahora y la subida de la tasa de interés las empresas lo puedan aprovechar para tratar de manejar sus problemas de balance que tienen en este momento.

Comparte en:

Vea también