“Las redes sociales pueden ser la puerta mágica para muchos artistas”

12:30 23 Julio, 2018

En los últimos años, las ventas a través de las redes sociales se han incrementado. Cada vez más microempresarios están motivados a seguir nuevas formas de vender sus servicios y productos mediante canales como Facebook e Instagram. Esa curiosidad la tuvo el compositor y músico Lucho Quequezana cuando se inició el boom de las redes sociales en el Perú. En conversación con Gan@Más opinó que esta realidad ha provocado una saturación de los canales digitales, lo cual generará, dentro de unos años, la creación de una red social que ofrezca herramientas más específicas.

Ahora que las startups tienen más notoriedad en el país, ¿cómo percibe que se están desarrollando los emprendimientos culturales?

Creo que en los últimos años ha habido una especie de revolución cultural “underground”, por decirlo de alguna manera. La cantidad de gente que está haciendo proyectos culturales, como eventos y talleres, se ha potenciado de una manera alucinante gracias a las redes sociales. Con esto los emprendedores pueden llegar más fácilmente a la gente, a la que le interesa este rubro, y al mismo tiempo visibilizarlo.

¿Cuáles son los canales digitales que se complementan con este tipo de emprendimientos?

Ahora el que tiene más impacto en los jóvenes es el Instagram. Sin embargo, Facebook me parece que sigue siendo el más fuerte porque ofrece más poder de interacción mediante el Facebook Live, una herramienta que permite que la interacción sea más directa porque los comentarios se pueden leer y responder al instante. Twitter también me parece importante, pero solo en ocasiones en las que el usuario quiere impactar con una información. No ayuda mucho para lograr una interacción entre los usuarios. En mi caso, el Facebook me ha ayudado mucho y creo que es el canal más fuerte para poder generar este tipo de interacciones de grupos.

¿Cuáles fueron los primeros retos que usted vivió cuando empezó a utilizar estos canales?

La primera dificultad que yo tenía era que no entendía nada porque en esa época nadie entendía nada. No tenía un nombre. Al inicio veía las fotos de mis amigos y me preguntaba “¿para qué me puede servir esto?” y era consciente de que se generaba una ruta de comunicación respecto a un interés.

Entender esto me tomó unos años y cada vez que iba avanzando en mi carrera, estaba al tanto de los cambios en las redes sociales para entender cómo funcionaban. Ahora, por ejemplo, he construido un estudio de grabación para transmitir enlaces, en vivo, por redes sociales y lo he hecho pensando en lo que podría suceder en un par de años, que por cierto no sé qué va a ser. Entonces, ese tipo de dificultades son a las que me enfrento en el plano digital.

En ese sentido, ¿qué recomendaría a los emprendedores?

Les diría que ahora mismo el Facebook es el mejor canal de distribución que pueden tener porque es muy difícil acceder a otros medios de comunicación. Lo más fuerte que ha habido, en la historia de la humanidad, es el marketing boca a boca y eso no va a cambiar nunca.

La historia de las comunicaciones se da a través del lenguaje. Cuando se inventaron las formas de hablar y por primera vez la gente podía entender lo que estaba en la cabeza de la otra persona, porque ésta se lo contaba, el marketing boca a boca empezó a desarrollarse.

En el plano musical, ¿cómo se enteraron de que Mozart era un genio? a través del marketing boca a boca. Entonces, este tipo de marketing ahora se llama redes sociales y las personas lo tienen en sus manos. Ahora, deben entender cómo aprovecharlo al máximo porque está muy saturado y esa puede ser la principal dificultad que los microempresarios enfrentan.

Esta saturación del uso de las redes sociales, ¿qué podría generar?

A mi modo de ver, esto puede generar la apertura de un nuevo canal digital o una nueva forma de comunicación, quizás una nueva red social que no sé cuál sería pero que de seguro se inventará en unos años. Estoy al tanto de por dónde va la ruta, pero creo que de acá a cuatro años tendremos una nueva red social que tendrá más posibilidades de segmentación porque la gente ya está cansada de ver tantas cosas, que va a demandar que le informen de temas determinados.

Eso le convendría a los emprendedores…

Esa es la puerta mágica. El otro mundo seguirá existiendo, es decir, las redes sociales masivas seguirán creciendo. Pero a los emprendedores les diría que usen mucho la tecnología porque es el primer canal de distribución que tendrán, que no se detengan después de fracasar. La perseverancia es muy importante, y que estén seguros de lo que están ofreciendo. Si los microempresarios creen que lo que hacen es espectacular, sus clientes también lo harán.

SUSCRÍBASE O LEA UN EJEMPLAR GRATIS AQUÍ

(Artículo publicado en Gan@Más Edición 55)

Comparte en:

Vea también