“Las empresas líderes se definirán por su capacidad de resiliencia, adaptabilidad y predicción”

08:25 5 Junio, 2020

Se estima una reducción global del 6.7 % de horas de trabajo para el segundo trimestre del 2020, lo que equivale al empleo de 195 millones de personas. En Francia, más de 10 millones de trabajadores han sido despedidos desde que comenzó la pandemia. En Australia, 780 mil trabajadores. Cifras sin precedentes.

Humberto Zogbi, presidente del Consejo Asesor de Llyc, reflexionó sobre cuáles deben ser las conductas y liderazgos necesarios en la nueva normalidad durante el Conversatorio organizado por Apd.

 

Otra semana más de pandemia y de confinamiento, pero también de algo más de información y, pareciese para Zogbi, que recién comenzamos a ver el camino que tenemos por delante.

En este momento de la crisis, las industrias se encuentran en diferentes situaciones y, por tanto, la mayoría de los gerentes generales, a nivel global, están dirigiendo sus empresas en situaciones dramáticamente dispares. Sin embargo, ahora se puede levantar esta información y saber hacia dónde estamos yendo, teniendo como fuente estudios de consultorías internacionales, los cuales -de alguna manera- nos sitúan en este escenario que estamos enfrentando y para lo que deberíamos enfrentarnos.

Esta situación enfrenta a las empresas, y a sus directores, a la consiguiente recuperación para encarar una nueva normalidad. Para Zogbi, las recuperaciones siempre han sido buenas e importantes en los negocios. “Los mayores cambios de participación de mercado se producen al paso de las recesiones. Surgen los nuevos líderes de la industria y también nuevas industrias.”, agregó.

 

El mundo post Covid-19 probablemente acelerará algunas de las tendencias existentes y además, creará otras nuevas. En ese sentido, los modelos de negocios tendrán que evolucionar para crecer y para prosperar.

Es claro también -para Zogbi- que las nuevas empresas líderes se definirían por su capacidad de balancear 3 elementos: resiliencia, adaptabilidad y predicción.

Para los equipos de liderazgo, la recuperación significa reiniciar, reinventar sus negocios, sus operaciones en el mundo en condiciones totalmente inestables y muy cambiantes. El primer paso es volver a trabajar fuera de casa. En ese contexto, las empresas que puedan proteger a sus empleadores y ser capaces de adaptarse y diferenciarse con agilidad y eficiencia crearán una ventaja competitiva que les permita acelerar su recuperación de la crisis.

“Pienso que esto va a ser una cuestión de agilidad, flexibilidad y apertura al cambio”. En la coyuntura que estamos viviendo, pareciese necesario centrarnos más en los líderes puntiagudos; aquellos líderes pragmáticos; aquellos directores que tienen ability to makes thing happen; aquellos que tienen una fuerza desproporcionada, pero extraordinaria para alterar el status quo.

Finalmente, Zogbi consideró que el rol del CEO en esta nueva normalidad también va a exigir generar confianza. La confianza es esencial para volver al trabajo. Así, “la seguridad de los trabajadores y el futuro del negocio requiere que algunas reglas se apliquen estrictamente sin excepciones”.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también