La otra faceta del Foro Mundial: La inclusión de las mujeres con discapacidad

13:05 9 Octubre, 2015

La tan esperada Junta de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial, no solo ha tenido como foco principal a los principales personajes de la economía mundial, sino que además, ha sido el punto de encuentro perfecto para que algunas personas hagan escuchar su voz para un trato más justo e igualitario.

Tal es el caso de la Asociación Musas inspiradoras de cambio de mujeres con discapacidad, que según cuenta Juana Montes, su presidente, el Banco Mundial las invitó a ser parte de estas importantes reuniones con la finalidad de consolidad políticas accesibles para las personas con discapacidad, y sobretodo, que estas políticas tengan impactos concretos en estas personas.

“Estamos interesadas en que el banco abra estas iniciativas a la sociedad civil para tener los aportes de las diferentes organizaciones ya que actualmente, muchas de las inversiones no llegan a las personas con discapacidad”, comenta Juana.

Refiere que actualmente existen tres millones de personas con discapacidad y menos del 2% tiene trabajo.

Por su parte, Nancy Mayón, quien también integra este grupo, señala que si bien, durante estos días han asistido a varias reuniones del foro internacional, en muy pocas se ha tenido participación de las personas con discapacidad. “Se habla de inclusión, educación, jóvenes, crecimiento; pero no se incluye a las personas con discapacidad. Falta mayor interés del gobierno, de las empresas. No pedimos cosas específicas, solo que se nos incluya en todas las acciones. Estamos luchando para que eso cambie”, indicó.

Lo más importante, la familia

Juana, a sus 33 años, afirma que el apoyo de la familia es lo más importante para que las personas con discapacidad puedan sobresalir en diferentes aspectos, pero sobre todo, para que puedan contar con las mismas oportunidades y derechos laborales que las demás personas.

“La sociedad civil y el Estado no tienen que vernos como un problema, sino que somos parte de la solución y queremos contribuir”, dice Juana quien es artista plástica.

Nancy también tiene 33 años y es diseñadora gráfica. Ella hace hincapié que si bien hoy en día existe una ley (la # 2973) que obliga a las empresas tener una cuota laboral a personas con discapacidad, esta se viene implementando de manera paulatina.

Las representantes de esta organización comentan que no puede haber oportunidades laborales reales si no hay trabajo con equidad. “Estamos en desventaja ya sea en educación, servicios públicos, etc.”, indican.

Por ello una de los puntos principales que solicitan es que se preocupen por la educación de las personas con discapacidad, que se brinde una buena educación para estos niños, ya que, aseguran, si bien se suele contratar a personas con discapacidad, estas muchas veces tienen que salir porque no están en las condiciones para competir.

Tanto Juana como Nancy, vienen participando de las diferentes reuniones organizadas por el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional esperando que su voz sea escuchada y que las personas con discapacidad sean tratadas con las mismas condiciones que cualquier ser humano.

Comparte en:

Vea también