La desigualdad de género le cuesta a América Latina más de US$400,000 millones

15:09 17 Junio, 2019

Seis países de América Latina todavía no cuentan con leyes o políticas que faciliten el acceso de las mujeres a la propiedad de la tierra. Esta es solo una de las conclusiones del informe “Índice de Instituciones Sociales y Género 2019 (SIGI)” presentado en Madrid por el Centro de Desarrollo de la OCDE, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA).

En el evento, en el que se destacó que la desigualdad de género representa un costo de más de US$400,000 millones a la región, también participó la emprendedora peruana y clienta de Financiera Confianza, entidad de la FMBBVA, Elisa Cuchupoma, quien destacó la importancia de la equidad de género como motor del desarrollo de las mujeres vulnerables.

“Accedí a mi primer préstamo sin la firma de mi esposo. Él era muy desconfiado, y por eso siempre se oponía, pero yo me hice responsable de los pagos. Cuando lo hice por mí misma, me sentí libre, independiente y dueña de mi vida”, indicó Elisa durante su intervención en el panel “Mujeres emprendedoras, protagonistas del cambio social”.

Hace seis años, Elisa obtuvo su primer crédito de S/100 gracias al crédito grupal “Palabra de Mujer”, de Financiera Confianza, con lo cual empezó a criar cuyes y a tejer “moñeras” que comercializa junto con sus compañeras de grupo. Ahora, ella contrata a una docena de tejedoras mujeres que, como ella, desean “liberarse” económicamente para contribuir con el desarrollo de sus hogares.

Financiera Confianza y la FMBBVA contribuyen con el desarrollo de más de 90 mil mujeres vulnerables de todo el país mediante el crédito “Palabra de Mujer”, que además del crédito brinda educación financiera y productiva.

Además de Elisa, y otra emprendedora de República Dominicana de la FMBBVA, en el evento también participó el Presidente del Consejo Directivo del Centro de Desarrollo de la OCDE, Manuel Escudero; la Jefa de la División de Redes, Alianzas e Igualdad de Género del Centro de Desarrollo de la OCDE, Bathylle Missika; y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Si las mujeres tienen menos barreras para crecer, ganamos todos

Según Bathylle Missika, “el SIGI hace un llamado a no dejar a ninguna mujer ni niña atrás: la débil implementación de las leyes y la persistencia de normas sociales discriminatorias son los principales obstáculos para alcanzar la igualdad de género de aquí a 2030 en América Latina y el Caribe”.

Por su parte, Rebeca Grynspan indicó que “todos los estudios muestran que, si eliminamos las barreras para el empoderamiento económico de las mujeres, vamos a tener un crecimiento más dinámico e inclusivo, más equidad y menos pobreza”.

Según el SIGI 2019, el nivel de discriminación en las leyes, costumbres y normas sociales de América Latina es del 25% (en Europa, la región con la mayor igualdad según el índice, es del 17%). En la región, una de las mayores preocupaciones está en el ámbito familiar: las mujeres dedican más de cuatro horas y media al día a las tareas domésticas o al cuidado de los hijos y mayores (tres veces más tiempo que los hombres). En España, la proporción es de 2,2, como señala la OCDE.

Del mismo modo, se sabe que la desigualdad de género le cuesta a América Latina 400,000 millones de dólares, lo cual se refiere a pérdidas de ingresos regionales asociadas con los niveles actuales de discriminación de género en las instituciones sociales. Las pérdidas de ingresos se miden en términos de los ingresos reales en 2017 al PPC actual (OCDE, 2019).

Comparte en:

Vea también