K´allampas: Emprendimiento social para disminuir la anemia y contaminación ambiental

15:11 3 Enero, 2019

“La anemia es una condición que limita la vida. El 43% de niños en el Perú, 1 de cada 2, con edades de 1 a 3 años, tiene anemia. Lo que busca K’allampas es recuperar la cultura ecológica de consumo, que teníamos antiguamente en nuestras comunidades, revalorizando un producto ancestral como son los hongos”, explica Luis Angel Cornejo, CEO de este emprendimiento social.

K’allampas quiere revalorizar el consumo de hongos, a través de la venta de este producto pero también buscando mejorar la salud de la población, con tecnología e innovación, cooperación y respeto y cuidado del medio ambiente.

Los hongos o setas, son una fuente importante de vitaminas del grupo B, sobre todo B2 y B3. La vitamina B2 (riboflavina) está relacionada con la producción energética de nuestro organismo y el mantenimiento de nuestras mucosas, hematíes y anticuerpos. La vitamina B3 (niacina) está implicada en el metabolismo de las grasas, hidratos de carbono y proteínas, así como en el crecimiento. Las setas son también una fuente de precursores de vitamina D (ergosterol). Este precursor se trasforma por acción de la luz sobre nuestra piel en vitamina D activa, favoreciendo la absorción del calcio y el fósforo, y el mantenimiento de la salud de nuestros huesos y dientes.

Es así que siendo Cusco el primer productor de maíz, con 57 mil toneladas anuales, también produce alrededor de 20 toneladas de residuos y desechos agrícolas que son incinerados por los agricultores. Allí entra K’allampas, que acopia estos residuos para darles un valor agregado produciendo hongos con un alto valor nutricional y gran cantidad de hierro.

K’allampas trabaja directamente con las comunidades acopiando estos residuos agrícolas y entregando semillas inoculadas para que los mismos productores obtengan sus hongos, los cultiven y sirvan para el consumo directo. Asimismo, los acompañan con asistencia técnica permanente para que puedan llegar a otros mercados potenciales como hoteles, restaurantes, eco ferias, supermercados y progresivamente se están sumando programas sociales como Qali Warma.

“Queremos incrementar nuestros volúmenes de producción para llegar a esos mercados potenciales, lo cual nos dará la posibilidad de adquirir maquinaria de calidad para producir más semillas y duplicar el número de familias con las que estamos trabajando en Cusco”, dijo Luis Angel.

Comparte en:

Vea también