“Hay chicos que serán excelentes emprendedores, pero nunca empresarios”

22:38 25 Agosto, 2014

El mayor problema del empresario que comienza un negocio es la Sunat y el Ministerio de Trabajo, pues no lo dejan respirar, subrayó Karen Weinberger, directora de Emprende UP, en diálogo con Gan@Más. El emprendedor o aprende a ser empresario o encuentra uno que termine convirtiéndose en su socio, pues de lo contrario el éxito le podría ser esquivo. Anunció que en el 2015 pondrán en marcha un área de consultoría y asesoría.

¿Cuál es su punto de vista sobre el desempeño de los centros de emprendimiento a cargo de las universidades?

Hay un boom en el tema de los centros de emprendimiento, algo que nació en los sesenta en los Estados Unidos y que apareció en los ochenta en Europa, y esto es una forma de promover el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales entre los profesionales, que se supone que deberían ser los mejores capacitados para poner en marcha un negocio.

En el caso de los centros de emprendimiento vinculados a las universidades, puedo decir que son lugares en los que se detecta el talento del emprendedor desde que la persona es joven, ya que como maestro o profesora te puedes dar cuenta, desde el primer o segundo ciclo, quiénes van a ser los grandes empresarios y a esos hay que ayudarlos, porque el emprendimiento es un proceso y es sobre todo enseñarle al alumno cómo detectar las oportunidades.

Las universidades ayudan a este proceso

Es bueno que los centros de emprendimiento estén en las universidades, siempre y cuando los planes de estudios estén hechos sabiendo que queremos tener empresarios y no sólo emprendedores. El proceso es el siguiente: primero identifico al alumno con potencial, luego formo sus capacidades emprendedoras y finalmente formo sus capacidades para descubrir oportunidades; es decir, se le enseña a conocerse, para que a la mitad de su carrera ya tenga un plan de negocio y con competencias gerenciales, porque ser empresario implica: saber manejarte con la Sunat, con el Seguro Social y con otras entidades del Estado.

¿Cuándo empezó el boom de los centros de emprendimiento en el Perú?

Con un poco más de fuerza desde hace unos seis años; pero, nosotros en la Universidad del Pacífico apoyamos el emprendimiento desde 1985, pues ese año se decidió que todo alumno que egresara de administración y contabilidad, tenía que hacer una empresa para obtener el bachillerato, y en 1991 cuando se decreta que el bachillerato se obtiene de manera automática ya no fue obligatorio hacer una empresa; pero, sí se tenía que aprobar un curso que se llamó Empresariado y que hoy se llama Proyecto Empresarial.

¿Cuándo se creó Emprende UP?

En el 2009; sin embargo, en 1998 se creó la Oficina de Fomento del Espíritu Emprendedor, y el cambio consistió en inscribir una marca y un logo a lo que veníamos haciendo, pues nos dimos cuenta que muchos nos copiaban casi todo.

¿A cuántos emprendedores han apoyado con sus programas?

Desde el 2009 por lo menos a 2,000, y ahí incluyo las pasantías en pregrado y postgrado; porque todo alumno de la Universidad del Pacífico debe hacer un plan de negocio y para eso cuenta con un asesor por unos seis meses.

¿Cuáles son las fuentes de financiamiento de Emprende UP?

La universidad financió nuestra labor hasta el 2010, a partir del año siguiente comenzamos a recibir fondos de auspiciadores como: Gloria, Global Alimentos, entre otras empresas grandes que suman unas 20.

Cómo es el apoyo económico y de asesoramiento a los emprendimientos de sus estudiantes…

Desde 1998 los mejores proyectos recibían un premio económico de aproximadamente S/. 5,000, ahora entregamos un capital semilla en tres concursos: emprendimientos sociales, excelencia académica y liderazgo en emprendimiento e innovación.

De estos, ¿cuántos emprendimientos se han convertido en negocios?

Hay de todo, pues algunos reciben el dinero y no ponen nada en marcha, así que yo diría que entre el 15% y 20% de los  proyectos sí se ponen en marcha, y no es que sean porcentajes bajos, pues la persona o el equipo puede iniciar la empresa años después de haberla presentado como proyecto, por diversas razones, lo cual no está mal, ya que hay casos en que inician el negocio de inmediato y al poco tiempo éste ya no existe.

¿Cuáles son los cursos de mayor interés en el alumnado?

Introducción a los negocios, desarrollo de emprendedores, análisis estratégico, marketing online, así como finanzas y operaciones.

¿Qué aspectos son los que más refuerzan o mejoran en su alumnado?

Hay que formarlos en su persona, en la capacidad de trabajar en equipo y analizar para poder ser críticos, así como en la capacidad para saber tomar decisiones, pues hay chicos que van a ser excelentes emprendedores, pero nunca empresarios que se caracterizan por tener la capacidad de gestión, así que el emprendedor o aprende a ser empresario o encuentra un empresario que se termine convirtiendo en su socio.

¿Cuáles son las principales herramientas o condiciones para que los emprendimientos sean exitosos?

Lo primero es tener la capacidad de formar un buen equipo, porque la empresa puede ser buena; pero, sus integrantes se paran peleando y eso lleva a que el negocio deje de existir. También hay que saber percibir e identificar oportunidades, y saber tener intuición y ganas de investigar, así como saber manejar costos y las herramientas de marketing online, y una de las más importantes es contar con la capacidad para manejar gente.

¿Qué innovaciones pretenden hacer en el 2015 para que Emprende UP tenga un mayor nivel?

Estamos muy bien en la etapa de preincubación y formación del alumno; pero, tenemos que darle más énfasis a la etapa de aceleración, ya que cada seis meses tenemos 40 proyectos nuevos y a veces eso se vuelve inmanejable, así que para el 2015 vamos a tener un área de consultoría y asesoría.

¿Qué se debe hacer para que los emprendedores tengan mayor acceso al financiamiento?

En mi percepción no falta financiamiento, lo que falta son buenas ideas y gente comprometida, esto no es un problema de dinero sino de talento, pues no queremos gente que se divierta un tiempo siendo empresario y luego se retire porque se dio cuenta que no es fácil mantener un negocio.

¿Cree que se necesita una política nacional para el emprendimiento?

El mayor problema del empresario que comienza un negocio es la Sunat y el Ministerio de Trabajo, pues no lo dejan respirar, por eso yo creo que el Estado no debe separar a las empresas en pequeñas, medianas y grandes, sino por antigüedad. Además, considero que debemos hacer, en las universidades, clínicas de contadores para los emprendedores, pues muchas de las pymes han quebrado porque el contador no presentó la declaración jurada, en otras palabras hubo una estafa y se puso en riesgo al dueño del negocio que podría ir preso por esto, pues se le puede acusar de evasión.

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA Gan@Más # 19 (Agosto 2014)

Comparte en:

Vea también