Ghezzi: El crecimiento de China ya no se basará en la inversión sino en el consumo

06:39 27 Agosto, 2015

El ministro de la Producción, Piero Ghezzi, comentó que la bolsa china es líquida y especulativa y no debería tener un efecto tan grande sobre la percepción de la economía mundial, como está teniendo en la actualidad. Sin embargo, las autoridades de ese país están muy preocupadas sobre su economía.

“La bolsa china puede ser chiquita y líquida pero su economía es fundamental para la economía mundial. Este esfuerzo bastante importante por reducir la caída poco exitosa más la devaluación de la moneda, en los últimos días, sugiere que hay algo más importante en la economía china. Yo recuerdo a un economista australiano que decía que los economistas occidentales siempre tienen pronósticos catastróficos sobre la economía china y siempre se equivocan, al menos ha sido el patrón de los últimos 35 a 40 años”, recalcó el ministro en la premiación de la primera edición de “INNÓVATE 2015: Mérito a la Innovación”.

Agregó que entre el año 79 u 80 hasta el año 2012 China creció, en promedio, alrededor de 10% a 12% y claramente parece estar en un proceso de transformación que significa varias cosas, una de ellas es no solo crecer menos sino pasar de un modelo de crecimiento basado en la inversión, sobre todo en infraestructura, a un crecimiento basado en el consumo. “Ese ajuste no es fácil porque el crecimiento basado en la inversión tenía un enfoque muy exportador y ya cuando uno ve el tamaño de la economía china el seguir creciendo a 10% o 7%, inclusive, basado en las exportaciones ya no es fácil porque no hay suficientes mercados para seguir exportando”.

Explicó que ese proceso de transición es difícil y riesgoso y los pronósticos ahora son que China vaya a crecer un 5%. “La inversión de China es del 44% de su PBI. Casi la mitad de lo que produce, lo gasta en inversión y para crecer 5% no parece una inversión tan eficiente. Los países, por lo general, invierten 25% de su PBI para crecer 7 u 8%. Invertir 44% sugiere que esa inversión ya es ineficiente, residual”.

Nota relacionada: Piero Ghezzi: “El chip de la innovación solo es aplicado por un pequeño grupo en el país”

Ghezzi  comentó que frente a este riesgo puede ver que en el Perú todavía somos una economía altísimamente dependiente de las materias primas, de los metales en particular, por lo que la transformación en la estructura productiva china tiene un efecto ya que la inversión de ese país se centraba más en los metales básicos, mientras que su consumo tiene un efecto sobre otros productos.

“El cobre ha caído 50%, la plata 70% y el pronóstico para los siguientes años es incierto. Nunca ha habido un caso de un país que se haya empezado a desarrollar con 1400 millones de habitantes, como es el caso de China. Otros países que crecieron como Japón u otros países asiáticos que se desarrollaron eran países chicos con poca importancia mundial. Es la primera vez que un país subdesarrollado como la China tiene una relevancia tan importante para el mundo”, subrayó.

Agregó que si bien el Perú nunca podrá eliminar su dependencia de la economía mundial, sí puede reducirla y depender más de las capacidades fundamentales y estructurales que tenemos.

 

Comparte en:

Vea también