Gestión de Riesgos en la Mype en tiempos de Covid-19: IS0 31000: 2018

07:04 1 Junio, 2020

Edmundo Lizarzaburu Bolaños. PhD en Management y profesor investigador de la Universidad Esan

Covid-19, no solo es noticias impactantes de muertes, contagios y aislamiento social en diversos lugares del mundo, sino problemas en los flujos de caja de empresas con efectos directos e indirectos en los diferentes grupos de interés que participan en  la cadena productiva.

La noticia del ingreso de dos aerolíneas emblemáticas de Latinoamérica (Avianca y Latam) en procesos de reorganización y reestructuración de deuda, lleva a reflexionar, hoy más que antes, en la importancia de la continuidad de la cadena productiva y cómo deben generar estrategias para evitar situaciones similares, en empresas locales y globales, y sobre todo en la micro y pequeña empresa que son proveedores de grandes empresas y  eje de la economía del Perú.

 

Con la finalidad de contribuir a un adecuado inicio de operaciones por parte de la micro y pequeña empresa, es valioso tener en cuenta la guía la ISO 31000 (referida la gestión de riesgos) en su versión 2018 y la ISO 31010 (herramientas para la gestión), y así, incorporar nuevos requisitos a implementar.

Etapas ISO para gestión de riesgos

 

Primero, las empresas deben determinar el alcance, conocer y establecer el contexto. Es decir, la situación de las operaciones y necesidades, aspectos normativos (pagos de impuestos, entre otros), y a sus grupos de interés: “conoce a tu cliente, a tu proveedor y a tus colaboradores”, para lo que es importante, tener información interna y externa actualizada y del giro del negocio. Aquí, se debe cuantificarla en el ciclo productivo (liquidez), de atención (imagen y reputación), de conversión de efectivo (cuentas del activo y pasivo de corto plazo).

Segundo,  evaluar riesgos, mediante la identificación, el análisis y la evaluación de los riesgos actuales, incorporando, además, el manejo de alternativas (época de cambio y de vueltas de timón) y algunas herramientas estadísticas. Con la información y evaluación, se elabora un “ranking de riesgos” mapeando qué eventos los originarían, qué haría que el proceso no se cumpla, desde permisos, protocolos, inversión, hasta el re perfilamiento de deuda y el aseguramiento del pago de la planilla. Es muy necesario pensar siempre en el impacto en nuestros “grupos de interés” y así evitar, entre otros riesgos, el riesgo “reputacional”.

Terceroacción dinámica” y tratamiento de los riesgos, o plan de acción o mejora. Acciones para mitigar la severidad del riesgo en los procesos, para reprogramar la deuda de los clientes, analizar y proponer: planes de pago de obligaciones con entidades financieras, proveedores,  diálogo con colaboradores, estos últimos son el motor de la empresa por lo que se debe cuidar su seguridad y salud en el trabajo.

Finalmente, se sugiere contar con y actualizar, una base de datos, o registro de eventos de riesgos y acciones, así como hacer monitoreo, control y comunicación permanentemente, mediante auditorías de manera remota. La gestión de riesgos es un reto para las empresas en el corto plazo y de cara al 2021. Se hace necesario, entonces, contar con información e incorporar la gestión de riesgos en la cultura empresarial peruana, una enseñanza de Covid-19.

Comparte en:

Vea también