Financiera Confianza: Solo el 6% de microemprendedores gestiona clientes por WhatsApp

07:00 12 Abril, 2021

El aislamiento social obligatorio puso en evidencia la necesidad y los beneficios de la digitalización, tanto de la empresa como de nuestros clientes, para asegurar una interacción constante, directa y fluida, subraya Financiera Confianza.

Para conocer el perfil digital de sus clientes, la Financiera, durante los meses de julio a noviembre 2020, realizó encuestas a muestras representativas de sus clientes y clientas de créditos individuales y grupales a nivel nacional para conocer cómo adaptaron sus negocios frente a la pandemia del Covid-19 e identificar cambios en sus necesidades y preferencias.

En cuento a los resultados, las clientas de crédito grupal mostraron un alto nivel de digitalización, en el que 9 de cada 10 clientas del crédito Palabra de Mujer (PDM) utilizan o tienen conocimientos de herramientas digitales, especialmente en el sector comercio, por el tipo de labores que realizan. Por el contrario, en el ámbito rural, las microemprendedoras no se han digitalizado al mismo ritmo, registrando un porcentaje de digitalización menor (84%) comparado con el ámbito urbano (92%), y en los sectores agropecuario (67%) y servicios (85%), ya que no requieren de comunicación digital en su día a día.

En el caso de la cartera de crédito individual, la Financiera encontró un perfil diferente: 6 de cada 10 clientes y clientas cuentan con un teléfono inteligente (siendo el 46% mujeres) y los utilizan principalmente para comunicarse mediante redes sociales, como WhatsApp y/o Facebook, y llamadas telefónicas. Sin embargo, para estar al tanto de las noticias existe aún una preferencia mayoritaria por medios tradicionales como televisión y radio (67% y 45% de clientes, respectivamente) mientras que Facebook (27%) u otros medios son menos utilizados.

La Financiera destaca que si bien encontraron clientas y clientes más digitalizados, un reto pendiente se encuentra en lograr que estas herramientas digitales a su disposición sean utilizadas de forma adecuada y óptima en sus negocios, para aprovechar los beneficios de la tecnología y mitigar el riesgo de contagio al reducir el contacto humano. “Solamente el 6% de las y los microemprendedores encuestados adoptaron medidas como gestionar clientes por WhatsApp. Además, otra encuesta realizada a nuestros clientes de crédito individual (diciembre 2020), muestra que a un 51% de ellos se les dificulta realizar ventas mediante redes sociales y a un 26% se le dificulta realizar el servicio de delivery”, agrega la Financiera en su comunicación a la SMV.

La entidad señala que este mayor conocimiento del desenvolvimiento de sus clientes en un ambiente digital les permite diseñar productos y servicios más adecuados, al mismo tiempo que adecuar sus productos y servicios actuales a sus nuevas necesidades.

Impacto de la Covid-19

De otro lado, los resultados de las encuestas mencionadas demuestran que, a pesar de la emergencia sanitaria, el 72% de los negocios de sus clientes de créditos individuales ya estaban funcionando para julio 2020. Sin embargo, eso no implicó que el impacto en sus ventas fuera menor: de hecho, con respecto al mes de mayo, en junio un 52% de ellos reportó disminución en sus ventas, y solo el 30% señaló que éstas se mantuvieron iguales.

Las clientas de crédito Palabra de Mujer (PDM) sufrieron un impacto incluso mayor: para agosto 2020, solo el 56% de grupos de crédito pudo seguir funcionando, las inmovilizaciones sociales y otras restricciones impuestas por el gobierno, tuvieron un impacto significativo en este segmento de mujeres, sobre todo en entornos rurales.

El 46% de los grupos de crédito tuvieron ventas más bajas o no generaron ventas en absoluto, especialmente en el sector servicios. No obstante, existe un 54% que tuvo ventas más altas o que al menos pudo resistir al impacto económico de la pandemia, como los comercios al por menor o colmados.

A pesar de ello, la Financiera encuentra que gran parte de sus clientes optó por cambiar de actividad económica (24%) y/o diversificar su negocio (21%) para afrontar la pandemia. Esto sucede especialmente en el caso de sus clientas PDM, ya que al ser un sector más vulnerable, cuentan con negocios de supervivencia, viviendo del día a día y adaptándose al contexto, lo cual no ocurre necesariamente en el sector PYME, que cuentan con negocios más estables.

“Con el fin de comprobar el impacto de la pandemia y la posibilidad de recuperación de nuestros clientes, realizamos una segunda encuesta en noviembre 2020, donde una mayor proporción de nuestros clientes indicó que su negocio se encontraba funcionando o en pausa temporal (95%) en comparación con los resultados de la primera encuesta. No obstante, casi la mitad de ellos registraron ventas más bajas o nulas con respecto a su situación un año atrás, y para un 20% la posibilidad de recuperarse era incierta o veían una recuperación en el mediano/largo plazo (tomaría por lo menos 3 meses retomar el nivel de ventas previo a la pandemia)”, finaliza la Financiera.

Comparte en:

Vea también