Entrevistas

Fepcmac premiará a las cajas municipales que hagan mayor inclusión financiera

John Sarmiento comparte su visión sobre los desafíos, avances y oportunidades en el sector microfinanciero de la región y destaca la importancia del Summit 2024 que se realizará en El Salvador.

Gan@Más

Redacción digital

redaccion@revistaganamas.com.pe

15 Marzo, 2024 / 7:03 am

John Sarmiento Tupayachi, Gerente de Servicios Financieros en la Fepcmac.

En entrevista con Gan@Más, John Sarmiento Tupayachi, Gerente de Servicios Financieros en la FEPCMAC, comenta diversos aspectos relevantes para el sector microfinanciero en América Latina, con un enfoque particular en el próximo Summit 2024 que se realizará en El Salvador. Sarmiento destaca la importancia de estos encuentros para el intercambio de experiencias y la búsqueda de soluciones en un contexto donde las instituciones microfinancieras enfrentan desafíos como la regulación, la inclusión financiera y la evolución tecnológica. Además, aborda iniciativas específicas de la FEPCMAC para apoyar a las microempresas y mejorar su acceso a servicios financieros, resaltando el compromiso del sector con la educación financiera y la innovación tecnológica como pilares para el desarrollo sostenible.

¿Cuál es su opinión sobre la importancia del Summit 2024 que se llevará a cabo en El Salvador para el sector microfinanciero de América Latina y el Caribe?

La relevancia del Summit 2024 radica en comprender su contexto y origen. La Federación de Cajas Municipales y Entidades Financieras de Crédito Municipal de Perú (FEPCMAC) buscó llenar el vacío dejado por el Foromic, un evento itinerante del Banco Interamericano de Desarrollo. La última edición, en 2009 realizado en Arequipa, dejó un espacio que pretendíamos retomar en el 2020, pero la pandemia lo impidió. Observamos un regreso de estos eventos en formatos digitales, limitando el valioso networking y el intercambio de experiencias. Por tanto, en 2023, decidimos organizar el Summit en Lima con el apoyo del BID, con gran éxito. El interés del BID nos motivó a expandir el evento, y El Salvador, con su política inclusiva y económica, se convertirá en el anfitrión ideal este agosto del 2024. La Fepcmac lo coorganizará con la Federación de Cajas de Crédito y Bancos de los Trabajadores – FEDECRÉDITO.

¿Qué expectativas tienen en cuanto a la participación y los resultados que se esperan alcanzar durante el evento?

La participación es fundamental. Fedecredito, con más de 56 instituciones financieras asociadas está garantizando la presencia de al menos 7 funcionarios por entidad. Además, hemos recibido respaldo del gobierno salvadoreño, alineando los intereses económicos del país con el evento. Conservadoramente, esperamos al menos 500 participantes, sin contar con las empresas auspiciadoras.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan las instituciones microfinancieras en la actualidad, y cómo esperan abordarlos en el Summit 2024?

Cuando nos referimos a los principales desafíos, es importante destacar tanto los retos a nivel regional en América Latina como aquellos particulares que enfrentan las instituciones microfinancieras en Perú. En el contexto latinoamericano, observamos la proliferación de economías paralelas, como el sistema conocido como “gota a gota”, que afecta no solo la reputación del país, sino también la de las instituciones microfinancieras.

En cuanto a los desafíos propios del ámbito local, nos encontramos con regulaciones cada vez más rigurosas, que demandan un fortalecimiento del patrimonio de estas entidades. Los resultados financieros del año 2023 reflejaron el impacto negativo de eventos desfavorables, especialmente en instituciones dedicadas a atender la base de la pirámide socioeconómica. En este sentido, resaltamos la importancia de fortalecer el patrimonio de las microfinancieras, lo cual ha motivado la búsqueda de socios estratégicos que no solo aporten capital, sino también tecnología e innovación.

"Resaltamos la importancia de fortalecer el patrimonio de las microfinancieras, lo cual ha motivado la búsqueda de socios estratégicos que no solo aporten capital, sino también tecnología e innovación"

Es alentador observar cómo algunas cajas municipales, como Caja Huancayo, han encontrado socios estratégicos, como el Banco Interamericano de Desarrollo, para impulsar su crecimiento y adaptarse a las demandas del mercado. Sin embargo, aún persisten desafíos adicionales, como la presencia de economías paralelas formalizadas y la marginación de clientes del sistema financiero formal debido a la pandemia y a los altos requisitos de acceso al crédito.

Aunque se han implementado normativas para regular estas prácticas, queda mucho por hacer para garantizar un mercado equitativo que favorezca a las instituciones financieras formales sobre la usura. Por ello, es crucial que las entidades financieras estén atentas a las necesidades del mercado y continúen abogando por un entorno regulatorio más justo y transparente en el Summit 2024.

Los desafíos son diversos. A nivel regional, enfrentamos economías informales, como el préstamo gota a gota, y la necesidad de sostenibilidad alineada con la Agenda 2030. A nivel local, la regulación cada vez más exigente y los impactos económicos de la pandemia son desafíos importantes. Buscamos fortalecer el patrimonio de las entidades microfinancieras, atraer socios estratégicos y promover la inclusión financiera en el Summit.

¿Cómo pueden las Cajas Municipales y otras instituciones microfinancieras contribuir de manera efectiva a la inclusión financiera en la región, especialmente considerando la situación actual de pobreza y la necesidad de reactivación económica?

Las instituciones deben enfocarse en su core negocio de inclusión financiera. La tecnología juega un papel crucial en este proceso, permitiendo eficiencias operativas y administrativas. Además, la colaboración con el gobierno y otros actores es esencial para adaptar los productos financieros a las necesidades de los clientes y promover la reactivación económica.

Es fundamental comprender que este desafío está arraigado en el corazón mismo de la labor de las Cajas Municipales y otras instituciones microfinancieras. Aunque algunas de estas instituciones hayan diversificado sus operaciones hacia préstamos de mayor envergadura, se ha evidenciado que estos créditos pueden resultar no rentables o incluso perjudiciales. Por tanto, reafirmamos nuestro compromiso de promover la inclusión financiera como un pilar fundamental de nuestra labor, enfocándonos en la eficiencia mediante el aprovechamiento de la tecnología.

"Reafirmamos nuestro compromiso de promover la inclusión financiera como un pilar fundamental de nuestra labor, enfocándonos en la eficiencia mediante el aprovechamiento de la tecnología"

Además, desde la Fepcmac estamos en la definición de indicadores para premiar a las cajas municipales que hagan mayor inclusión financiera, en diversos ámbitos, como la equidad de género, finanzas plateadas o en la atención de segmentos no bancarizados o rurales, y que este reconocimiento sea un estímulo al trabajo que vienen realizando. Además planteamos la necesidad de ampliar y flexibilizar las líneas de crédito ofrecidas para estas entidades, así como de colaborar con entidades gubernamentales para alinear las políticas de reactivación económica con las necesidades del sector microfinanciero y los emprendedores locales. Esta colaboración se considera esencial para asegurar que las políticas implementadas realmente impulsen la reactivación económica de manera efectiva, destacando el papel crucial de Cofide y el MEF en este proceso.

¿Qué papel juega la tecnología y la conectividad en la prestación de servicios financieros a poblaciones vulnerables y en el cumplimiento de las cambiantes demandas de los clientes en el sector microfinanciero?

La tecnología y la conectividad son fundamentales para llegar a poblaciones alejadas y vulnerables y satisfacer las demandas cambiantes de los clientes. Es responsabilidad del Estado, las empresas operadoras y de las instituciones financieras garantizar una cobertura adecuada y aprovechar las capacidades tecnológicas para ofrecer soluciones eficientes y actualizadas. La colaboración entre diferentes actores y el enfoque en el core negocio son clave para impulsar el crecimiento del sector microfinanciero.

¿Cuáles son las perspectivas de las microfinanzas en Perú para los próximos años, considerando el contexto económico y social actual?

Creo que es crucial entender la diversidad dentro del sector microfinanciero. Hablamos de una gama que va desde emprendedores hasta negocios ya consolidados y otros negocios que aún no son formalizados, con créditos de distintos montos. La competencia por clientes está en aumento, con un porcentaje considerable de ellos compartidos entre las instituciones financieras. Adaptarse a estas demandas requiere una redefinición de modelos de negocio hacia la fisidigitalidad, combinando lo físico con lo digital para brindar accesibilidad y rapidez. La regulación ha abierto puertas para innovaciones tecnológicas y simplificación de procesos, aunque enfrentamos desafíos como la contracción del mercado cooperativo y la competencia de las Fintech. Sin embargo, hay razones para el optimismo, con indicadores que muestran un crecimiento continuo en colocaciones y captaciones de las cajas municipales a pesar de los desafíos económicos existentes.

¿Qué iniciativas específicas está implementando la FEPCMAC para apoyar a las microempresas y mejorar su acceso a servicios financieros?

Estamos comprometidos con la educación financiera desde una edad temprana en loc colegios. Nos hemos unido a iniciativas lideradas por Asbanc para enseñar educación financiera en escuelas secundarias, con participación activa de cajas municipales como Caja Cusco y Caja Huancayo. Esta inversión incluye capacitación para maestros y busca mejorar la comprensión de conceptos financieros básicos desde una edad temprana. Además, estamos promoviendo el uso de billeteras electrónicas como herramienta para acceso rápido a bonos estatales y otros servicios financieros, aprovechando la amplia red de agencias de cajas municipales en todo el país. Estas acciones reflejan nuestro compromiso no solo con las instituciones financieras, sino también con el impacto positivo en la sociedad y en el crecimiento de microempresas.