EY presenta las megatendencias Latinoamericanas: ¿Qué nos traerá el futuro?

11:01 26 Septiembre, 2018

La disrupción y los avances tecnológicos han revolucionado la forma en la que vivimos las personas pero también ha redefinido los modelos y las estructuras de negocios. La firma internacional de consultoría EY presenta la primera edición del estudio “Megatendencias Latinoamericanas de EY: ¿Qué nos traerá el futuro? Más allá de la disrupción”, en el que se demuestra cómo ha dado un giro 180° el paradigma de los líderes corporativos respecto de la disrupción en el mundo empresarial.

El último reporte publicado hoy por EY en Latinoamérica identifica las principales fuerzas detrás de la disrupción y examina las últimas tendencias en perfeccionamiento humano (tecnología), populismo (globalización) y envejecimiento acelerado (demografía). Combinadas, estas dinámicas han generado lo que EY llama una serie de nuevas “megatendencias” que están dando forma a nuestro mundo e impactarán en Latinoamérica también. Estas tendencias describen por qué y cómo el aumento humano, la inteligencia artificial y la robótica reinventarán nuestra forma de trabajar, cambiarán nuestro comportamiento como consumidores y determinarán cómo se regula nuestro mundo. El informe de EY también muestra cómo se transformarán la producción y la fabricación de alimentos, así y como se reformarán nuestras ciudades y se reinventará el cuidado de la salud.

“En el 2016, la gran mayoría de líderes encuestados consideraban a la disrupción como algo ajeno y lejano a sus intereses porque no cuantificaban su impacto. Hoy, el panorama es opuesto. La disrupción es vista tanto como una oportunidad de diferenciación como una amenaza existencial, dado que estar o no sobre la ola puede incrementar o disminuir su competitividad”, señala Jorge Acosta, Socio Líder de Consultoría de EY Perú.

Se trata de un informe que ha sido diseñado para ayudar a los ejecutivos y tomadores de decisiones de empresas multilatinas a comprender de dónde viene la disrupción tecnológica y su impacto, brindándoles una forma de anticipar, prepararse y responder a la importante era de cambio que está afectando al mundo y a la región latinoamericana.

“Es un hecho que la inteligencia artificial, la robótica o los vehículos autónomos afectarán la cultura del trabajo. Es más, ya vemos varios trabajos operativos que han sido reemplazados por máquinas. Pero esto no quiere decir que prescindiremos del recurso humano, por el contrario, la revolución digital traerá consigo nuevos requerimientos de habilidades, nuevos trabajos y especializaciones que hace 10 años no existían. Entonces cabe preguntarse, ¿qué debemos tener en consideración para adecuarnos estas nuevas tendencias? y en el informe brindamos nuestra perspectiva”, indica el experto.

También se tiene en cuenta en el informe “Megatendencias Latinoamericanas de EY” la manera en que la tecnología reinventará la producción de comida y permitirá la manufactura a una escala molecular. Asimismo, indaga en el futuro cambiante de la urbanización, la salud y la convergencia de los distintos sectores del ámbito económico y social.

En total son 10 megatendecias identificadas. Cada una tiene en su origen la combinación de tres fuerzas primarias que han existido desde siempre: la mejora humana (tecnología), el populismo (globalización) y el envejecimiento (demografía). “El público y los empresarios interesados en este informe podrán tener una mirada detallada sobre estas megatendencias que ocurrirán en los próximos años ingresando a www.ey.com/megatendenciaslatam o siguiendo el hashtag #MegatentenciasLatam, teniendo en cuenta que éstas son: industria redefinida, futuro del trabajo, súper consumidor, diseño del comportamiento, regulación adaptativa, reasignando la urbanización, comunidades innovadoras, salud reinventada, comida a la medida y economía molecular”.

1. Industria redefinida: las barreras entre industrias y segmentos están desapareciendo con la innovación digital y de otras fuerzas. La clasificación no será tan rígida, se incrementará la compra empresas para ingresar a nuevos segmentos con el fin de abordar nuevos mercados, desarrollar nuevos modelos y expandir sus capacidades; así como generar alianzas entre sí.

2. Futuro del trabajo: los robots y la inteligencia artificial han llegado a permear el ámbito laboral, el análisis contempla los siguientes aspectos tecnológicos, demográficos, contratos sociales y sector público, liderazgo, aprendizaje y educación.

3. Súper consumidor: el empoderamiento del súper consumidor es distinto, las personas se vuelven pasivas porque las computadoras toman decisiones por ellos. Se comunicarán con los mercados, empresas y los gobiernos en un entorno distinto al de hoy mediante asistentes virtuales digitales.

4. Diseño del comportamiento: los humanos estamos predispuestos a temer a las nuevas tecnologías porque generan riesgos, sin embargo existen sesgos cognitivos que nos predisponen a sobreestimar sus amenazas.

5. Regulación adaptativa: posiblemente nunca se llegará a un punto en el que la inteligencia artificial pueda redactar o modificar regulaciones de manera autónoma, pero si es posible imaginar algoritmos que analicen datos e identificar algunos. Debe darse de manera abierta, en tiempo real y ser dinámica.

6. Reasignando la urbanización: las ciudades están siendo remodeladas por los desafíos de la sostenibilidad y los cambios en el transporte. Resulta vital tener en cuenta a futuro la sostenibilidad ambiental y el transporte con plataformas de viajes compartidos, vehículos autónomos y eléctricos.

7. Comunidades innovadoras: las ciudades tienen límites como malas condiciones climáticas, escasez de recursos, contaminación y altos costos en bienes raíces. Esto provoca que los jóvenes y empresas opten por buscar lugares más baratos y reducir la presión sobre las mega ciudades.

8. Salud reinventada: el envejecimiento de las poblaciones y los estilos de vida cada vez más sedentarios han puesto los costos en una trayectoria complicada, por lo que se deberá proporcionar atención personalizada y de bajo costo a gran escala.

9. Comida a la medida: la industria alimentaria está experimentando las corrientes de la disrupción, enfocándose en desarrollar proteínas diseñadas, utilizando la biotecnología y digitalmente manejando granjas inteligentes y verticales que sean sostenibles y generen mayor rendimiento en menor espacio.

10. Economía molecular: nuestra capacidad para manipular lo que queremos que suceda está incrementando. La investigación integrada, a través de disciplinas que abarcan la biología, informática, electrónica, matemáticas, física y química señalan que la nanotecnología está ingresando en su fase disruptiva.

El informe de EY se basa en información de fuentes múltiples, análisis del grupo de expertos mundiales de EY (EYQ) e incluye entrevistas con altos ejecutivos de empresas multilatinas, así como especialistas en las implicaciones de estas tendencias para la región de Latinoamérica.

Comparte en:

Vea también